Ventas de Coca-Cola superan expectativas ante desconfinamientos y empresa eleva estimaciones para este año

Los ingresos orgánicos, que excluyen el impacto de la moneda o las adquisiciones, aumentaron 37% en el trimestre finalizado el 2 de julio, informó la compañía.




Las ventas de Coca-Cola Co. superaron las expectativas en el segundo trimestre y el fabricante de refrescos elevó su proyección de ingresos para el año al ver un importante repunte en su negocio, un marcado contraste con los cierres relacionados con la pandemia que disminuyeron las ventas el año pasado.

Los ingresos orgánicos de Coca-Cola, que excluyen el impacto de la moneda o las adquisiciones, aumentaron 37% en el trimestre finalizado el 2 de julio, informó este miércoles la compañía.

Los analistas esperaban un crecimiento de 29,3%, según las previsiones compiladas por Bloomberg. La ganancia de 68 centavos por acción superó la estimación de los analistas de 56 centavos.

“Nuestros resultados en el segundo trimestre muestran cómo nuestro negocio se está recuperando más rápido que la recuperación económica general”, dijo en el comunicado el director ejecutivo, James Quincey.

Canales fuera de casa

La compañía mencionó, en particular, el repunte en los “canales fuera de casa” ante la disminución de las restricciones por la pandemia, lo que hizo que las ventas superaran los niveles de 2019.

Los resultados son una prueba de que los consumidores que estaban encerrados en sus hogares durante el mismo período del año pasado están volviendo a los restaurantes, los parques de atracciones y los estadios reabiertos, todos los lugares públicos en los que se sirven los refrescos de la compañía.

Con algunas partes del mundo afectadas por las bajas tasas de vacunación y las nuevas variantes del virus, Coca-Cola dijo que, aunque su volumen global de cajas unitarias se estaba beneficiando de la recuperación en muchos mercados, la mejora se vio contrarrestada por un resurgimiento del virus en varias zonas.

El volumen de cajas unitarias creció un 18% en general, un 17% en Norteamérica y un 21% en la región de Europa, Medio Oriente y África.

Al igual que otros fabricantes de refrescos, Coca-Cola está sintiendo los efectos de los elevados precios de las materias primas y los materiales.

El director financiero, John Murphy, dijo que la compañía se siente cómoda al poder protegerse contra esas presiones por ahora, pero tiene menos certeza sobre el próximo año.

Presión en la cadena de suministro

“La pandemia ha ejercido presión sobre las cadenas de suministro de todo el mundo, ya sea por la entrada de productos básicos o por los costos de transporte en todo el mundo”, dijo Murphy en una entrevista.

“En 2022 nos esperan más presiones, y estamos trabajando estrechamente con nuestros socios embotelladores para mitigar algunas de ellas. Es difícil saber hasta qué punto persisten esas presiones en 2022”, añadió.

Un ingrediente clave que utilizará el fabricante de refrescos para recuperarse de la pandemia son los precios al consumidor, dijo Murphy.

Sobre una base de dos años, desde los niveles prepandémicos de 2019 hasta 2021, los precios de los productos de Coca-Cola habrán aumentado entre un 2% y un 3%, señaló.

“En realidad nos sentimos bastante bien con el rumbo que llevamos con los precios”, dijo. “Nos mantendremos al ritmo de la inflación, pero al mismo tiempo, nos aseguraremos de que los precios de nuestra cartera sean atractivos para el consumidor”, afirmó.

La empresa elevó su previsión de crecimiento de las ventas orgánicas para todo el año a un rango del 12% al 14%, desde una expectativa anterior de un solo dígito alto. Los beneficios comparables por acción podrían aumentar hasta un 15%, dijo Coca-Cola, frente a una previsión anterior de no más de dos dígitos bajos..

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.