Vicepremier chino viaja esta semana a EEUU para firmar fase 1 del acuerdo comercial

JAPAN-G20-SUMMIT

Foto: Brendan Smialowski / AFP

La delegación china, invitada por la Casa Blanca, se quedaría hasta mediados de la próxima semana en Washington.


Prontamente las dos principales potencias económicas globales, concretarán la firma de la primera fase de un esperado acuerdo comercial. Según lo consignado por el medio hongkonés, South China Morning Post, Beijing aceptó la invitación de Washington para sellar esta misma semana el pacto.

El vicepremier chino que ha encabezado las negociaciones, Liu He, liderará la delegación, que se quedaría en territorio estadounidense hasta mediados de la próxima semana. Ahí se reuniría con quienes han sido su contraparte durante estos dos años de conflicto arancelario, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el representante de Comercio, Robert Lightzeir.

Serán ellos los que concretarían la firma del acuerdo y no los presidentes de cada país. Según adelanta el mismo medio, por el momento no estaría en agenda un encuentro entre Donald Trump y Xi Jinping.

Aunque ha trascendido en la prensa que el pacto incluiría un aumento relevante de las compras agrícolas de China a Estados Unidos, mejoras en la protección de los derechos de propiedad intelectual y la apertura de los mercados financieros del gigante asiático, abundan las dudas respecto a los otros puntos. Por ejemplo, no está claro si se establecerá una ronda de rebaja arancelaria, particularmente por parte de Estados Unidos, que fue el que levantó más barreras durante el conflicto iniciado a mediados de 2018.

De todas maneras, el hecho de que se selle el pacto será una noticia muy positiva para los mercados. Lo anterior, considerando que no es la primera vez que las dos potencias están cerca de avanzar hacia una solución, sin lograr finalmente concretar el pacto e incluso, en ocasiones, escalando a nuevos niveles la confrontación.

Adicionalmente, el acuerdo de fase uno sería un factor clave para respaldar el crecimiento de la economía mundial durante el próximo año, considerando que la incertidumbre que ha generado incluso ha sido capaz de retrasar la inversión.

Comenta