Una nueva "carretera digital" de alta velocidad al interior de la U. de Chile

DFIFibraOptica-5-800-L

Aumentar las capacidades de conexión entre campus y facultades es uno de los cambios que trae la nueva red de alta velocidad en el marco de un plan de mejoramiento de la infraestructura digital.




"Backbone de fibras oscuras" y "equipos de altas prestaciones" son algunos de los conceptos que describen la nueva red de alta velocidad que presenta la Universidad de Chile, y que potencia la conectividad tanto para las necesidades de propósitos administrativos y generales, como las ligadas al ámbito de académicos e investigadores. La nueva infraestructura permitirá conectar las diferentes unidades académicas con las capacidades que la universidad requiera. La velocidad actual del sistema es de 10Gbps, pero puede aumentar hasta 10 veces más si se hace el cambio de algunos equipos.

Actualmente la cantidad de datos mundial se duplica cada tres años. "Por eso esta nueva red la diseñamos con visión de futuro, la fibra tiene la posibilidad de crecer de acuerdo a las necesidades de la universidad sin tener que renegociar por capacidad con proveedores externos", comentó el ingeniero y director de Tecnología de la Universidad, Alvise Bolsi.

El subdirector de CIMT y académico de la Facultad de Medicina, Mauricio Cerda, destacó el aporte de la nueva red al trabajo de investigación. "La nueva red 10Gb plantea oportunidades, por ejemplo, la posibilidad de tener recursos centrales en el DSTI y utilizarlos a muy rápida velocidad en cualquier facultad de la Universidad. Esto, de manera natural, favorece la colaboración entre las diferentes unidades, y replantea las ventajas de compartir capacidades por ejemplo entre facultades y unidades como el DSTI".

"Creo que iniciativas como la red 10Gb contribuyen a hacer de la investigación más integral, y de esta manera a hacerla globalmente más competitiva y con un mayor impacto", añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.