A una inédita velocidad, variante Ómicron ya es la de mayor circulación en el país

Desde que comenzó a aparecer en las muestras provenientes de la comunidad residente en el país a mediados de diciembre, hoy ya es la predominante por sobre cualquier otra variante siendo detectada en más del 70% de las muestras analizadas por el ISP y por el laboratorio de virología de la UC.




Desde que se detectó por primera vez en Botsuana el 9 de noviembre de 2021, llamó la atención la velocidad de propagación de esta nueva variante del virus Sars-CoV-2.

Ómicron, bautizada así por la Organización Mundial de la Salud (OMS) solo dos semanas después y calificada inmediatamente como una variante de preocupación, es una variante de coronavirus que gracias a todas las mutaciones que tiene, es capaz de transmitirse tan rápido como el virus del sarampión.

En nuestro país ocurrió algo similar. Se detectó por primera vez el 4 de diciembre del año pasado en una persona que llegó del extranjero por lo que fue considerada como una muestra clasificada como “frontera”. Otro caso, también proveniente de “frontera” y de ahí otros casos asociados a personas que llegaban desde fuera del país.

Ilustración: REUTERS/Dado Ruvic

Para el 13 de diciembre, la autoridad sanitaria, ya reconocía 12 casos de Covid-19 con variante Ómicron y uno de ellos no estaba relacionado ni había tenido contacto con personas provenientes del extranjero. La circulación de esta variante a nivel comunitario ya se había iniciado, algo que la Seremi de Salud Metropolitana confirmó el 29 de diciembre.

De 3% a 71% en tres semanas

De acuerdo al último informe de Vigilancia Epidemiológica del Virus Sars-CoV-2 que elabora semanalmente el Instituto de Salud Pública (ISPCH), en la última semana diciembre (semana 52), el 71% del total de muestras recibidas correspondía a Sars-CoV-2 Ómicron.

Es decir, en solo tres semanas de circulación en muestras comunitarias, Ómicron ganó terreno a la única variante circulando, Delta. Así, la más contagiosas de las variantes descubiertas hasta ahora, pasó de un 2% (231 muestras analizadas) en la semana N°50 que incluye desde el día 12 al 18 de diciembre), a 32% (187 muestras) en la semana N°51 y 71% (75 muestras) en la última semana del año pasado. Todas las demás muestras, en estas tres semanas, eran variante Delta.

El mismo crecimiento exponencial de circulación de Ómicron, muestran los número del Laboratorio de Infectología y Virología Molecular del Centro de Investigaciones Médicas de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica. En la semana N°50 (desde el 13 al 19 de diciembre, 2021) las muestras analizadas no registran la presencia de Ómicron siendo todas las muestras positivas de Sars-CoV-2 pertenecientes a la variante Delta.

En la 51 (20 a 26 de diciembre), ya se observa la aparición de la variante Ómicron “con un aumento explosivo de 3,9% a 41,4% de las muestras ambulatorias estudiadas en tan solo una semana”, detalla el informe de la UC. Todas las cepas con esta variante corresponden a la Región Metropolitana. La variante Delta corresponde al 58,6% de las muestras estudiadas. Para la última semana del año (27 diciembre al 2 de enero), el informe resalta que la variante Ómicron progresa rápidamente correspondiendo al 73,2% de las variantes en circulación y el resto corresponde a variante Delta.

A diferencia de los análisis del ISP, el laboratorio de Virología de la UC, va una semana más adelante y ya tiene resultados para la primera semana del año 2022: “Se observa como la variante Ómicron continúa ganando espacio rápidamente correspondiendo al 88,6% de las variantes en circulación y el resto corresponde a variante Delta”.

La doctora Katia Abarca, infectóloga pediátrica de la Universidad Católica, explica que “este rápido aumento de Ómicron era esperado pues ha sido el comportamiento observado en el hemisferio norte donde comenzó antes que nosotros, llegando en pocas semanas a desplazar a las otras variantes y llegando a ser prácticamente la única circulante. Este rápido aumentos se debe a su elevada contagiosidad”.

Por lo mismo, es esperable también que el próximo informe de este laboratorio, el porcentaje de muestras de Ómicron sea aún mayor y que incluso “pueda llegar a ser la única variante identificada”.

No es sorpresa

Gabriel Cavada, epidemiólogo y académico de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, señala que los números son lógicos, más aún si se considera que el R efectivo (cantidad de personas que se contagia a partir de un solo caso positivo) es 2,16, un número que no se observaba desde junio del año pasado. Es decir, que una persona contagiada, infecta a más de dos personas. “Este número no se puede explicar con la variante Delta, por lo que claramente, debe ser Ómicron. Debe haber una alta proporción de Delta, porque no se retira de un día para otro, pero hoy, con las últimas cifras de casos nuevos, sin duda que la Ómicron es responsable de una gran proporción de los casos actuales, el 60% o más”.

“El nivel de contagios y la poca variación de los casos de muertes hace pensar que es Ómicron la que predomina, una variante que se queda en las vías respiratorias altas causando mayormente resfrío general”, indica Cavada.

Según Cavada, estas últimas dos semanas debieran ser las del peak de casos. “Se ha visto que la ola epidémica con esta variante dura alrededor de un mes. En febrero deberíamos tener la misma cantidad de casos que teníamos a comienzos de diciembre. En el Reino Unido también comenzó a bajar, lo mismo en Sudáfrica. Chile está con mejor nivel de vacunación que ellos, por lo que no debiera ocurrir un peak más allá de los 10 mil contagios”, detalla el epidemiólogo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.