Ómicron puede reducir infecciones por Delta y terminar con esta variante...y tal vez con la pandemia, según un estudio

Foto: Reuters

Una investigación reveló que la nueva variante generaría una mayor inmunidad y limitaría la posibilidad de volverse a contagiarse con Delta, actualmente la de mayor presencia en el mundo.




La infección con la variante Ómicron del coronavirus también puede fortalecer la inmunidad contra la variante anterior, Delta, disminuyendo el riesgo de una enfermedad grave, según un estudio publicado por científicos sudafricanos.

Si bien se ha demostrado que Ómicron es altamente transmisible y puede evadir algunos anticuerpos, después de dos semanas de tener síntomas, la inmunidad a infecciones posteriores con la variante aumentó 14 veces, según los autores dirigidos por Alex Sigal y Khadija Khan del Instituto de Investigaciones Sanitarias de África con sede en Durban, Sudáfrica. Se encontró una mejora menor contra Delta, dijeron.

“Si tenemos suerte, Ómicron es menos patógena, y esta inmunidad ayudará a expulsar Delta”, dijo Sigal, quien anteriormente había determinado que un ciclo de dos dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer y BioNTech SE, así como una infección previa con la enfermedad, pueden proporcionar una mayor protección contra la variante Ómicron.

Signal y su equipo llegó a esta conclusión después de estudiar a las personas que estaban infectadas con Ómicron cerca del momento en que tenían síntomas y aproximadamente dos semanas después.

Los últimos hallazgos sugieren que la probabilidad de que alguien infectado con Ómicron vuelva a contagiarse con la variante Delta es limitada, lo que reduce la presencia de esta última variante. Ómicron, la variante dominante en la cuarta ola de infecciones de Sudáfrica, ha generado un número récord de casos y se está convirtiendo rápidamente en la variante dominante a nivel mundial.

Delta arrasó el país en julio y agosto, lo que llevó a cifras récord de hospitalización. Ómicron aún no ha tenido tal impacto en los servicios de salud.

El estudio se basa en 15 participantes, de los cuales dos fueron excluidos porque no neutralizaron Ómicron de manera detectable, y los datos se han enviado a MedRxiv, una publicación médica preimpresa. No ha sido revisado por pares.

Durante las últimas semanas, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarará a esta nueva variante como preocupante, muchos científicos han comenzado a observar que Ómicron tiene características que podrían hacer que más personas se contagien y obtengan inmunidad, y de esa manera se comience a vivir el principio del fin de la pandemia.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.