Todo lo que sabemos de Ómicron: esto es lo que los científicos han descubierto de la nueva variante del coronavirus

Foto: Reuters

Peter Kasson es un virólogo y biofísico de la Universidad de Virginia que estudia cómo los virus como el SARS-CoV-2 ingresan a las células y qué se puede hacer para detenerlos. Aquí explica qué están haciendo los científicos de laboratorio para ayudar a responder las preguntas pendientes sobre Ómicron.




¿La inmunidad previa protege contra Ómicron?

Estos son los resultados de laboratorio clave que todos están esperando: ¿Qué tan efectivos son los anticuerpos que las personas ya tienen para combatir el Ómicron? Si recibió la vacuna de refuerzo, ¿está protegido? ¿O si tuviera Covid-19 y luego se vacunó?

El objetivo es ver qué tan bien los anticuerpos de personas reales que han tenido Covid-19 o que han sido vacunadas contra él pueden resistir al Ómicron en placas de Petri en el laboratorio. Los científicos esperan que los anticuerpos de personas expuestas a otras variantes no funcionen tan bien contra omicron debido a sus mutaciones, pero necesitan medir cuánto menos bien y si todavía es suficiente para detener el virus.

Foto referencial. Foto: Reuters

Para responder a estas preguntas, la mayoría de los investigadores primero hacen una versión del virus Sars-CoV-2 que puede ingresar a las células pero no reproducirse. Algunos laboratorios especializados con niveles adicionales de bioseguridad utilizan el virus real. Los científicos agregan al virus anticuerpos de la sangre de personas vacunadas o recuperadas de Covid-19. Luego, mezclan esto con células pulmonares humanas para ver si los anticuerpos pueden evitar que el virus infecte las células.

Mi laboratorio realiza este tipo de trabajo con el Sars-CoV-2 y otros virus emergentes. Los investigadores han utilizado estas técnicas bien establecidas para probar anticuerpos después de la recuperación de Covid-19, así como diferentes vacunas y diferentes variantes.

Si los anticuerpos que las personas produjeron contra variantes anteriores no pueden evitar que Ómicron infecte las células pulmonares en el laboratorio, entonces esos anticuerpos probablemente tampoco protegerán a las personas en el mundo.

Los primeros resultados tempranos están comenzando a aparecer, y parece que los anticuerpos contra variantes anteriores tienen menos éxito en bloquear Ómicron. Los investigadores tomaron anticuerpos de seis personas que recibieron dos dosis de la vacuna cada una y de otras seis personas que recibieron dos dosis de la vacuna y que también se habían recuperado de una infección anterior por Covid-19.

Foto: Reuters

Los anticuerpos de ambos grupos de personas fueron aproximadamente 40 veces peores en la interrupción de Ómicron que las cepas originales del Sars-CoV-2, según la cantidad de anticuerpos que se necesitaban para prevenir la infección. Pero las personas cuyos sistemas inmunológicos habían visto el virus tres veces, es decir, estaban doblemente vacunadas y también se habían recuperado del Covid-19, tenían niveles de anticuerpos lo suficientemente altos como para detener la infección.

Esperaría que las personas que han recibido vacunas de refuerzo tengan niveles de inmunidad similares o mayores y estén al menos moderadamente protegidas de Ómicron. Pero será necesario probarlo. Pfizer ha dicho que sus primeros resultados están de acuerdo con esta predicción, pero los datos aún no están disponibles públicamente. Todo este trabajo aún no ha sido revisado por pares y aún es muy preliminar.

Los científicos deberán determinar cómo una caída en el “título de neutralización”, o qué tan buenos son los anticuerpos para bloquear el virus en el laboratorio, corresponde a una caída en la " efectividad de la vacuna” o la probabilidad de que una persona vacunada contraiga Covid-19 en comparación con uno sin vacunar. Los científicos saben que mejores anticuerpos corresponden a vacunas más eficaces, pero es necesario determinar las relaciones numéricas precisas.

¿Qué tan contagioso es Ómicron en comparación con Delta?

El año pasado de la pandemia ha demostrado que el contagio, o la transmisibilidad, ha sido el factor clave para determinar si una variante del coronavirus se vuelve dominante. La transmisibilidad de Delta la ha convertido en la variante dominante actual porque simplemente superó a otras. Pero esa situación puede cambiar con el tiempo.

Los elementos básicos del ciclo de “vida” viral son entrar en las células, producir más virus y salir. Los científicos pueden medir cada una de estas etapas en el laboratorio e informar qué aspectos de una variante la hacen más o menos transmisible. Además de unirse mejor a las células humanas, algunas mutaciones mejoran el empaquetamiento del nuevo virus y la entrega de sus genes una vez que el virus ingresa a la célula.

Imagen microscópica del Sars-CoV-2. Foto: AP

Si bien la ciencia basada en el laboratorio puede ayudar a las personas a comprender la biología detrás de por qué una variante es más o menos contagiosa, en este momento la naturaleza está haciendo un experimento mucho más grande en el mundo real. Los datos de vigilancia de enfermedades del Reino Unido y otros países donde Delta ha sido dominante sugieren que omicron está ganando participación y eventualmente puede desplazar al Delta.

Exactamente cómo se desarrolla esto puede diferir de un país a otro, dependiendo de factores como la cantidad de personas vacunadas y las variantes que estaban en circulación anteriormente, pero esta noticia sobre lo bueno que es omicron para propagarse es preocupante.

¿Ómicron enferma más o menos a la gente?

Esta es nuevamente una pregunta que será respondida mucho más rápidamente por las miles de personas infectadas con Ómicron que por el trabajo en el laboratorio. Sin embargo, es importante recordar que los experimentos de la naturaleza no se controlan tan cuidadosamente como los experimentos de laboratorio. Un trabajo de laboratorio preciso ayudará a explicar por qué Ómicron podría ser diferente, pero las primeras respuestas vendrán de los hospitales.

Los científicos del laboratorio trabajarán con los hospitales para analizar qué es lo que enferma más o menos a algunos pacientes una vez que contraen Ómicron. Algunas cifras iniciales sugieren que los primeros casos de Ómicron son en su mayoría leves, pero los funcionarios de salud pública instan a tener precaución: la mayoría de los casos de todas las variantes de Covid-19 son leves y muchos de los infectados hasta ahora con Ómicron son más jóvenes. Los recuentos de hospitalizaciones tienden a aumentar un poco después del aumento inicial de casos. Por tanto, tomará tiempo responder a esta pregunta.

Foto: AFP

¿Cómo se complementan los datos de laboratorio y los datos de salud pública?

Los laboratorios proporcionarán los primeros resultados sobre la protección inmunológica contra Ómicron, aunque a esto se le dará seguimiento con datos de salud pública que probablemente confirmarán los resultados del laboratorio. Los datos de salud pública traerán los primeros resultados sobre contagiosidad y gravedad de la enfermedad, que luego serán explicados por los resultados de laboratorio.

Una vez que se obtienen las respuestas iniciales de los datos de salud pública, los resultados de laboratorio siguen siendo importantes para comprender por qué ocurrieron estos cambios y para ayudar a predecir qué harán las variantes futuras. ¿Cómo declaran los funcionarios una variante de preocupación en primer lugar? Es una combinación de datos de salud pública y comprensión del laboratorio.

¿Qué sabemos ya?

Las variantes de Sars-CoV-2 no cambian las leyes de la física y la biología. No pueden saltar edificios altos de un solo salto. Las barreras físicas, como las máscaras de alta calidad y la buena ventilación, detendrán el virus. Y, muy probablemente, las vacunas continuarán brindando cierta protección. La pregunta es cuánto y si el mundo necesita cambiar las vacunas actuales o simplemente proporcionar más.

*Peter Kasson, profesor asociado de fisiología molecular e ingeniería biomédica, Universidad de Virginia

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.