Caídas y golpes en la cabeza, ¿cuándo se debe consultar en un centro de urgencias?

Estar atentos a los síntoma que presenta el accidente y realizar los primeros auxilios correctos pueden hacer la diferencia.


Los accidentes en la vía pública, en el trabajo o practicando deportes no son infrecuentes y si se acompañan de un golpe en la cabeza, las medidas de primeros auxilios que debemos adoptar los primeros minutos, pueden constituir un factor protector y mejorar el pronóstico de la lesión.

Los golpes en la cabeza – lo que los médicos llaman traumatismos craneales – son muy frecuentes en la infancia. De hecho, el 50% de los traumatismos craneales registrados se producen en menores de 15 años de edad.

TEC es la sigla que se utiliza para abreviar un Traumatismo Encéfalo Craneano y significa una lesión a nivel de tejido cerebral, pero no necesariamente por causa de un golpe directo en la cabeza. Puede ocurrir también en accidentes a alta velocidad, donde el daño se produce por el golpe del cerebro contra las paredes del cráneo, producto de la energía de desaceleración. Puede haber lesiones gravísimas sin golpes.

Por lo tanto, la velocidad, impulso y fuerzas implicadas (como el impacto contra un piso de concreto u otra superficie dura a nivel o desde altura) junto a la edad de la persona (adolescentes ya desarrollados en comparación con niños pequeños), pueden incrementar la posibilidad de que la lesión sea grave.

Por otro lado, la frente y el cuero cabelludo tienen una abundante irrigación sanguínea; por ello, las lesiones en estas zonas a menudo provocan sangrado evidente o debajo de la piel (hematoma).

Un golpe en la cabeza implica una amplia gama de posibles lesiones, sin embargo, la gran mayoría son contusiones que no conllevan mayor peligro. En ocasiones, un golpe en la cabeza puede ser tan fuerte que provoca un sangrado en el cerebro o a su alrededor. Este tipo de sangrado puede generar un hematoma intracraneal, que es una afección grave que ejerce presión en el cerebro.

Puede ocurrir que los síntomas de alerta no se presenten inmediatamente sino horas más tarde, en general no más allá de 48 horas después del accidente.

¿Cuándo consultar en urgencia?
En el caso de niños, la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) recomienda consultar a un servicio de urgencia si el niño/a presenta algo más que un pequeño “moretón/chichón” en la cabeza.
Si el niño/a no presenta signos de una lesión grave en la cabeza y permanece alerta, se mueve con normalidad y te responde, es probable que la lesión sea leve y, en general, no se necesita ningún análisis adicional en estos casos.

Se debe consultar en los siguientes casos o si presenta alguno de los siguientes signos o síntomas:
Pérdida del conocimiento, confusión o desorientación después de una golpe/lesión en la cabeza
• Ese día la persona quiere dormir más de lo habitual o hay cambios de conducta (irritabilidad o llanto persistente en niños pequeños)
• Sensación de hormigueo en alguna extremidad
• Dolor de cabeza persistente o que empeora
• Desequilibrio o marcha inestable
• Vómitos repentinos y explosivos
• Visión borrosa
• Pérdida de la memoria o confusión
• Salida de sangre o líquido por la nariz y/o oídos
• El aumento de volumen (“chichón”) crece muy rápido, sobre todo en lactantes o si se localiza en regiones laterales de la cabeza
• El mecanismo del golpe o accidente haya sido de alta energía (caída desde más de 2 metros, accidente de tránsito, etc).
• Presencia de sangramiento o hemorragia que no cede a la compresión y que requiere de sutura

EU. Mg Cecilia Burgos Saelzer
Académica Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile



Seguir leyendo