Cepal llama a Chile a firmar Acuerdo de Escazú en Asamblea General de la ONU en septiembre

ALICIA-BÁRCENA

Chile lideró las negociaciones del pacto medioambiental, sin embargo, postergó la firma en momento que otros 14 países de la región lo hicieron. A casi un año de ese episodio, la secretaria ejecutiva de la Cepal destaca en La Tercera la importancia del acuerdo que catalogó como fundamental y pionero en el mundo.




- Chile lideró las negociaciones junto a Costa Rica, pero finalmente no firmó. ¿Qué le parece esa decisión? 

- ¿Debería el gobierno de Chile reconsiderar su decisión y firmar el tratado?

Desde Cepal esperamos que los 33 países de la región se adhieran al Acuerdo de Escazú y estamos trabajando junto con los países que ya lo han firmado y ratificado para ello. La invitación es a todos los países de América Latina y el Caribe a sumarse a este esfuerzo regional, colectivo y a observar las disposiciones establecidas por el Acuerdo de Escazú en sus ámbitos nacionales.

[caption id="attachment_785556" align="aligncenter" width="600"]

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)[/caption]

¿Por qué firmar Escazú?

"Esto ya lo advirtieron los países en la COP 20 en la que se aprobó la Declaración de Lima que plantea que la participación de la sociedad en su conjunto y su acceso a la información y conocimiento son esenciales para elaborar y aplicar políticas efectivas contra el cambio climático, así como para asegurar la colaboración activa de todas las personas en la puesta en práctica de estas políticas", comenta Bárcena. 

- ¿Cuál es la importancia de suscribir el Acuerdo de Escazú?

- ¿Qué ganan los países con la firma? 

Hay que recordar que este proceso se inicia en Río+20 con una declaración impulsada por Chile en la que se manifestaba que los países de América Latina y el Caribe habían avanzado considerablemente en el reconocimiento legal de los derechos al acceso a la información, participación y justicia en asuntos ambientales, pero no obstante, esos esfuerzos y progresos reconocían que debían alcanzar compromisos para su implementación cabal. Y eso es lo que viene a reforzar el Acuerdo de Escazú. Los países que acuerdan obligarse en virtud de este Acuerdo adquieren un piso común, gatillando en algunos casos un mayor desarrollo de derechos ciudadanos y en otros la implementación efectiva de los derechos garantizados en sus marcos nacionales. Al mismo tiempo, el tratado permitirá a los Estados Parte apalancar recursos para cumplir con los objetivos y compromisos asumidos e intercambiar experiencias, favoreciendo la replicabilidad de buenas prácticas.

[caption id="attachment_778838" align="aligncenter" width="600"]

Sector Ventanas. La Armada ha reportado el varamiento de carbón en las playas de Puchuncaví este año.[/caption]

Quintero y Puchuncaví

Para la Cepal -cuya oficina central se encuentra en Chile- ser parte de este tratado es fundamental para fomentar un crecimiento económico compatible con la inclusión social. Además, envía una positiva señal a inversionistas y socios comerciales de los Estados sobre el compromiso con la "buena gobernanza, transparencia y buenas prácticas".

Con todo, el acuerdo contribuye a "nivelar la cancha" y avanzar en materia de acceso a la información, participación y justicia en asuntos ambientales, dice Bárcena que agrega que ningún país está exento de oportunidades de mejora.

El organismo leyó con atención el informe de la Defensoría de la Niñez donde se advierte que 17 derechos del niño están siendo vulnerados por la contaminación en Quintero y Puchuncaví: "es una dramática situación que enfrentan niñas, niños y adolescentes en donde la población aún no tiene acceso a la información respecto de los agentes contaminantes a los que están expuestos y carece de espacios de participación efectivos para el control ciudadano".

"En ese contexto, la Defensora de la Niñez hace un llamado a los órganos de la administración del Estado a observar las mejores prácticas posibles sobre acceso a la información, participación pública y acceso a la justicia en asuntos ambientales, conforme los tratados internacionales y en línea con lo establecido en el Acuerdo de Escazú. Avanzar en las recomendaciones a Chile de la OCDE sobre democracia ambiental son otro ejemplo en que el Acuerdo resulta de utilidad", dice Bárcena.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.