Chile negocia una vacuna con seis laboratorios y el Covid sería como un resfrío: nos enfermaremos todos los años: tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

Foto: Reuters

El ministro de Salud anunció negociaciones con al menos tres laboratorios, pero experto del comité que asesora al gobierno en la adquisición de una futura vacuna asegura que se está conversando con muchos laboratorios.




1. Chile detrás de la preciada vacuna

Lo anunció el jueves el ministro Enrique Paris, durante el balance diario del coronavirus en el país: Chile evalúa establecer convenios con algunas de las tres más prometedoras vacunas contra el coronavirus: el que desarrolla la U. de Oxford junto al laboratorio AstraZeneca, y las chinas CanSino y SinoVac, con la que la U. Católica ya logró un un convenio de colaboración.

Esta mañana, el ministro de Ciencia, Andrés Couve, dará a conocer más detalles de estas negociaciones y del plan que el país tomará de cara a la inoculación masiva que se espera realizar en los próximos años, como la única forma de detener un virus que no da signos de replegarse.

Sin embargo, en una nota en Qué Pasa, el doctor Carlos Pérez, infectólogo Clínica Universidad de los Andes y decano Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián y ahora también miembro del Comité de Asesores Científicos que acompaña los esfuerzos del país para garantizar el suministro oportuno y equitativo de una vacuna para el Covid-19, que integran entre otros Alexis Kalergis y Miguel O’Ryan, el país no solo negocia con estos tres laboratorios, sino con al menos otros tres. “Tenemos, dijo, al menos entre tres y cinco reuniones semanales con algún laboratorio en el mundo”.

Habrá que esperar entonces los detalles que anuncie el ministro Couve, y ver si Chile finalmente podrá materializar la compra de algunas de las vacunas que se están desarrollando en el mundo.

2. Más de 30 síntomas

Primero fue la fiebre, después se sumó la pérdida del olfato y el gusto, además de dolores de estómago, náuseas. Conforme el coronavirus se expandía, avanzaba también su caracterización. Embolias, coágulos, sabañones y una larga lista de síntomas engrosaron el temible perfil del microscópico patógeno.

Ahora un nuevo estudio realizado por científicos del King’s College de Londres, sistematizó este conocimiento y le puso números: fuera de las características consecuencias en los pulmones, el Sars-CoV-2 es capaz de generar 34 síntomas.

“Estuve en primera línea desde el principio. Observé que los pacientes se coagulaban mucho, tenían niveles altos de azúcar en la sangre, incluso si no tenían diabetes, y muchos sufrían lesiones en el corazón y los riñones”, afirmó Aakriti Gupta, coautora de un estudio de la Universidad de Columbia en EE.UU. y publicada en la revista Nature Medicine.

En la investigación se recopilaron y ordenaron 34 síntomas y efectos producidos por la terapia -dejando de lado los efectos en los pumones- en las áreas neurológica, renal, hepática, gastrointestinal, tromboembólica, cardíaca, endocrina, y dermatológica. Esto, de acuerdo a especialistas, ayuda mucho a comprender y diagnosticar cualquier síntoma relacionado con la enfermedad.

“Lo destacable del estudio es que ordena la gran cantidad de información que se ha obtenido y la hace fácil de comprender, en relación a las afectaciones pulmonar y extrapulmonar de este virus”, resumió el Dr. Diego Godoy, cardiólogo de la Clínica Vespucio, entrevistado por Qué Pasa.

3. La inmunidad dura tres meses

El 18 de junio, ya un estudio lo había insinuado: la inmunidad del coronavirus una vez que una persona se contagia, dura no más de tres meses.

Esta vez, investigadores del King’s College de Londres, cuyos investigadores analizaron a 90 voluntarios, descubriendo que pasados tres meses, apenas el 27% de los voluntarios tenían niveles altos de anticuerpos.

Cinthya Urquidi, directora del Magíster en Epidemiología de la Universidad de los Andes, entrevistada por Qué Pasa, lo resumió así: el coronavirus podría actuar como los resfríos y otros virus, para los que no generamos inmunidad de manera permanente. “Para los virus que producen el resfrío, la influenza no generamos inmunidad, “por eso nos enfermamos y resfriamos todos los años”.

La vacuna, entonces, se hace más urgente aún.

Comenta