La inmunidad al coronavirus podría perderse en tan solo tres meses

Foto: Reuters

Una investigación del King´s College de Londres es coincidente con otras publicaciones, que han establecido que los anticuerpos del Sars-CoV-2 desaparecen apenas tres meses después de la infección. Todo apunta, dicen los investigadores, a que el Covid será como los resfríos, que nos enferman todos los años.




Los anticuerpos al Sars-CoV-2 se pueden detectar en la mayoría de las personas infectadas entre 10 a 15 días después del inicio de los síntomas de Covid-19.

Sin embargo, debido a la reciente aparición de este virus en la población humana, aún no se sabe cuánto tiempo se mantendrán estas respuestas o si proporcionarán protección contra la reinfección.

Sin embargo, cada vez hay más evidencia científica que esta inmunidad duraría muy poca.

Un estudio, publicado el pasado 18 de junio en la revista Nature Medicine y dirigido por científicos chinos, ya establecía que los anticuerpos contra el coronavirus pueden durar un máximo de tres meses después de que una persona se infecta con Covid-19.

La conclusión es coincidente con una investigación realizada por el King’s College de Londres (Reino Unido), que establece que personas que se han recuperado de Covid-19 podrían perder su inmunidad a la enfermedad en unos meses.

La corta inmunidad al coronavirus

La investigación analizó la respuesta inmune de más de 90 pacientes y trabajadores de la salud, descubriendo que los niveles de anticuerpos que pueden destruir el virus alcanzaron su punto máximo aproximadamente tres semanas después del inicio de los síntomas, para luego disminuir rápidamente.

Una mujer caminando con su perro en Londres. Foto: Reuters

A través de análisis de sangre, los científicos comprobaron que mientras el 60 % de las personas obtuvieron una respuesta de anticuerpos “potente” en el punto más alto de su batalla contra el virus, solo el 17 % mantuvo la misma potencia tres meses después.

Los niveles de anticuerpos cayeron hasta 23 veces después de iniciados los síntomas y, en algunos casos, se volvieron indetectables.

Katie Doores, autora principal de la investigación, señaló que las personas “están produciendo una respuesta de anticuerpos razonable contra el virus”, pero ésta “disminuye en un corto período de tiempo”, de tal forma que de “lo alto que sea su peak” dependerá “cuánto tiempo permanecen los anticuerpos”.

De hecho, el estudio concluyó que los niveles de anticuerpos aumentaron más y duraron más en casos graves, lo que, probablemente, se debe a que tienen más virus y producen más anticuerpos para combatir la infección.

Como los resfríos, escasa inmunidad

Cinthya Urquidi, directora del Magíster en Epidemiología de la Universidad de los Andes, dice el cuerpo tiene un mecanismo de defensa que es la inmunidad y tiene memoria para ello. Pero en este virus, “aún se está estudiando si esa inmunidad es a corto o largo plazo”.

Añade que no generamos inmunidad para todos los virus de manera permanente. Para los virus que producen el resfrío, la influenza no generamos inmunidad, “por eso nos enfermamos y resfriamos todos los años”.

mujer-estornudo

Con el virus que causa Covid-19 tenemos que esperar todavía para saber qué tipo de inmunidad se genera, dice la especialista. “Es muy prematuro. Las investigaciones recién están empezando a salir sobre la inmunidad. Se necesitan más estudios”.

Humberto Soriano, pediatra, presidente de la Asociación Médica para la Prevención y profesor de la Escuela de Medicina de la UC, dice todavía no sabemos toda la verdad respecto a este virus y en este momento no tenemos información de cómo enfermará a la población. “En esta pandemia, hemos tenido enfoques completamente distintos. Cuando esto empezó, todos los infectólogos decían que la transmisión era solo por contacto y hoy se sabe que se transmite por el aire. La información ha ido cambiando de manera dramática”.

Comenta