Chris Hughes, cofundador de Facebook, revela detalles íntimos de la red social y pide "controlar a Zuckerberg"

En febrero de 2004 junto a Mark Zuckerberg y otros tres socios, comenzaron con la red social. Hoy cuenta con más de 2.200 usuarios.




La historia de Facebook es literalmente de película. Fundada en febrero de 2004 en la Universidad de Harvard por Mark Zuckerberg, Eduardo Saverin, Andrew McCollum, Dustin Moskovitz y Chris Hughes.

Hoy, 15 años después registra más de 2.200 millones de usuarios activos, que la elevaron como la red social más importante del mundo, lo que según Chris Hughes (35 años), la ha transformado en un peligro sin control

En una columna en el New York Times, titulada "It's Time to Break Up Facebook" ("Es Hora de Romper Facebook"),  además de argumentar que la red social debería dividir en tres empresas a sus respectivas redes sociales Facebook, Instagram y WhatsApp. "Con el tiempo, Zuckerberg y otros ejecutivos deberían probablemente ser obligados a desprenderse de sus acciones", señala.

[caption id="attachment_648269" align="alignnone" width="688"]

Chris Hughes fue uno de los fundadores de Facebook en 2004.[/caption]

El cofundador de Facebook criticó fuertemente el funcionamiento de la red social, señalando que la compañía le ha dado prioridad a su propio crecimiento, en desmedro de los usuarios, que finalmente son el sustento, subestimando la influencia que tiene el propio Facebook con casos como el de Cambridge Analytica y las elecciones presidenciales en Estados Unidos en 2016. "Cada vez que Facebook se equivoca repetimos un patrón agotador: primero, la indignación, luego la decepción y, finalmente, la resignación", dijo.

Como si fuera poco, también le dejó un recado a Zuckerberg, con quien fue compañero de pieza en la universidad, exigiendo tener algún tipo de control sobre su poder en su calidad de CEO, presidente y accionista mayoritario. "Puede que Mark nunca tenga un jefe, pero necesita tener algún tipo de control sobre su poder. El gobierno estadounidense necesita hacer dos cosas: romper el monopolio de Facebook y regular la empresa para que sea más responsable ante el pueblo estadounidense".

[caption id="attachment_648275" align="alignnone" width="681"]

Dustin Moskovitz, Chris Hughes y Mark Zuckerberg cuando aún estaban en la universidad.[/caption]

Hughs, que en 2008 coordinó las redes sociales en la campaña electoral de Barack Obama, señaló también sobre Zuckerberg, que "Mark es una persona buena y amable, pero estoy enfadado porque su enfoque en el crecimiento lo ha llevado a sacrificar la seguridad y el civismo por clics".

"Estoy decepcionado conmigo mismo y con el equipo fundador de Facebook por no pensar más en cómo el algoritmo del News Feed podría cambiar nuestra cultura, influir en elecciones y empoderar a líderes nacionalistas. Y me preocupa que Mark se haya rodeado de un equipo que refuerza sus ideas en lugar de desafiarlas", agregó.

[caption id="attachment_165090" align="alignnone" width="687"]

Mark Zuckerberg fue duramente criticado por Chris Hughes.[/caption]

En la columna, Hughes recuerda que la última vez que vio a Zuckerberg fue en el verano de 2017, cuando se reunieron en las oficinas de la compañía en Menlo Park, California. Meses después estalló el caso de Cambridge Analytica. "Desde entonces, la reputación personal de Mark y la reputación de Facebook han caído en picada. Errores de la empresa: las prácticas de privacidad descuidadas que dejaron a decenas de millones de datos de usuarios en el regazo de una consultora política; la lenta respuesta a los agentes rusos, la retórica violenta y las noticias falsas; y el impulso ilimitado de captar cada vez más nuestro tiempo y nuestra atención: domina los titulares", establece.

Hughes considera que la influencia de Zuckerberg, incluso supera al mismo Gobierno de Estados Unidos. "Controla tres plataformas de comunicaciones que miles de millones de personas usan todos los días. Mark puede decidir cómo configurar los algoritmos de Facebook para determinar qué ven las personas en sus noticias, qué configuración de privacidad pueden usar, e incluso, qué mensajes se entregan. Establece las reglas sobre cómo distinguir el discurso violento e incendiario de la mera ofensiva, y puede optar por cerrar a un competidor al adquirirlo, bloquearlo o copiarlo".

Comenta