Coronavirus se extiende y se prepara evacuación de extranjeros de China

coronavirus

Científicos revelaron además que la infección se propaga principalmente por el aire, pero también por contacto. Así ocurrió en Alemania, con una persona que contrajo la enfermedad sin haber ido a China.


Estados Unidos, Francia, Japón y otros países organizan este martes la evacuación de sus ciudadanos de Wuhan, epicentro de una epidemia de neumonía viral que dejó hasta el momento 106 muertos en China y unos 4.500 infectados, mientras que ya aparecieron los primeros casos de personas que se contagiaron fuera del territorio chino.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) "no recomienda" la evacuación de los extranjeros atrapados en Wuhan, declaró el martes su director general, Tedros Adhanom Gebreyesus.

"En la situación actual hay que mantener la calma, no es necesario reaccionar con exceso", añadió el director general de la OMS.

En Wuhan, ciudad del centro de China donde apareció el coronavirus en diciembre, y casi la totalidad de la provincia de Hubei están aisladas del mundo desde el jueves por orden de las autoridades para intentar frenar la epidemia. Unos 56 millones de habitantes viven confinados.

Un confinamiento que sorprendió a miles de extranjeros en la región. Para sacarlos, Estados Unidos, Francia, Japón, Marruecos y otros países preparan evacuaciones.

Japón anunció que enviará este martes un avión a Wuhan para evacuar a unos 200 nacionales y aprovechará para llevar a la ciudad "mascarillas y trajes de protección".

Un vuelo para evacuar al personal del consulado de Estados Unidos en Wuhan partirá el miércoles por la mañana, hora de China, rumbo a California, anunció el departamento de Estado. Se ofrecerán asientos a otros ciudadanos estadounidenses "dependiendo de los lugares disponibles".

Francia enviará el miércoles un primer vuelo para repatriar el jueves a sus primeros ciudadanos de Wuhan. Unos 500 están inscritos en la lista consular local, pero puede haber 1.000 ya que Wuhan acoge a muchos estudiantes franceses, además de las fábricas de Renault y PSA.

Las personas evacuadas se someterán a un período de cuarentena. Otros países como Alemania y Tailandia están considerando evacuar a sus ciudadanos.

"Tenemos todos los medios, la confianza y los recursos para ganar rápidamente la batalla contra la epidemia", afirmó el jefe de la diplomacia china, Wang Yi, según el comunicado oficial.

Primeros contagios fuera de China

El número de víctimas aumentó a 106 muertos y el de casos confirmados supera los 4.500 en China, según un balance oficial del martes. Beijing informó el lunes de su primera muerte, un hombre de 50 años que había regresado de Wuhan.

Hay otros cincuenta pacientes en el resto del mundo, y una docena de países se ha visto afectada por el virus, en Asia, Australia, Europa y América del Norte.

Alemania, el segundo país afectado en Europa después de Francia, reportó el lunes un primer caso de un ciudadano que había viajado a Wuhan y este martes el primer contagio entre humanos en Europa, de un honmbre que tuvo contacto con una colega china que estaba de visita.

Japón también anunció el martes que un caso de coronavirus en su territorio en un hombre de 60 años que no viajó a China, pero sí transportó en enero en un autobús a turistas de Wuhan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera la amenaza "alta" sin activar una alerta de salud internacional, afirmó el lunes que aún desconoce si hay contagio antes de presentar los síntomas de la enfermedad.

La OMS aún no se pronuncia tras los contagios fuera de China, registrados en Japón y Alemania.

La amenaza de propagación es considerable. El alcalde de Wuhan reconoce que 5 millones de personas salieron de la esta ciudad de 11 millones de habitantes antes del Año Nuevo chino, celebrado el 25 de enero.

Batería de medidas

La propagación del virus aumenta la ansiedad y la batería de medidas de contención. Muchos países reforzaron la precaución en sus fronteras. Mongolia cerró la carretera con China.

Malasia prohibió la estancia a las personas originarias de Hubei. Varios países desaconsejan viajar a esta provincia pero Alemania lo extendió a toda China. Estados Unidos hizo lo propio.

Las autoridades chinas prolongaron tres días, hasta el 2 de febrero, las vacaciones de Año Nuevo (siete días festivos), para retrasar los retornos masivos a las ciudades de cientos de millones de trabajadores migrantes y reducir el riesgo de propagación de la epidemia.

Además el comienzo del semestre estudiantil de primavera se aplazó sin plazo definido, informó el martes el ministerio de Educación.

China recomendó este martes a sus ciudadanos posponer sus planes de viajes al extranjero "no necesarios". Hong Kong anunció que cerrará lugares públicos como estadios, museos y piscinas.

Wuhan parece una ciudad muerta. La mayoría de las tiendas están cerradas y se prohibió la circulación de vehículos no esenciales.

En los hospitales, la situación sigue siendo caótica. La construcción de dos hospitales adicionales con capacidad para más de 1.000 camas cada uno terminará la próxima semana.

"La capacidad de propagar el virus ha aumentado", según altos cargos de salud chinos, pero "no es tan potente como el SRAS", un coronavirus que causó cientos de muertos a principios de la década de 2000.

La crisis aumentó los temores de un mayor debilitamiento de la economía china, incluso de la mundial.

Propagación

El nuevo coronavirus que está causando un brote de neumonía en China y otros países asiáticos se transmite principalmente a través de gotas de aire, pero el contacto físico también es otra vía de propagación, según han explicado las autoridades sanitarias chinas.

Esta información ha sido revelada por la Comisión Nacional de Salud china este martes, en una actualización del plan para el diagnóstico y tratamiento del coronavirus. En comparación con la versión anterior, el plan añade nuevas características epidemiológicas del virus.

Así, recoge que la principal fuente de infección es la gente que ya está infectada. Si se infectan, los ancianos y las personas con problemas de salud subyacentes, como la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares, son más propensos a enfermar gravemente.

Posible vacuna

El Shanghai East Hospital de la Universidad de Tongji (China) ha anunciado la aprobación con urgencia de un proyecto para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus (2019-nCoV). La vacuna será producida conjuntamente por este centro médico chino y Stermirna Therapeutics.

El director ejecutivo de la compañía, Li Hangwen, ha asegurado que se necesitarán 40 días como máximo para fabricar las primeras muestras, que estarán basadas en la nueva generación tecnológica de ARN mensajero (ARNm) y algunos procedimientos preliminares. Las muestras serán enviadas para pruebas y llevadas a las clínicas tan pronto como sea posible, ha avanzado.

El ciclo de producción de las vacunas puede durar hasta cinco o seis meses, mientras que la vacuna de ARNm tiene la ventaja de un proceso de desarrollo y producción más corto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La ciudad ubicada en la Región de la Araucanía, fue evacuada por completo prodcuto de las llamas, que hasta ahora han dejado un fallecido y más de 120 viviendas siniestradas.