El video más visto en la historia de YouTube finalmente es vendido en 760 mil dólares en una subasta

Charlie Bit My Finger.

La filmación doméstica titulada “Charlie Bit My Finger” (Charlie no muerdas mi dedo), ahora será retirada de la plataforma YouTube y sus nuevos dueños serán los únicos que tendrán los derechos de autor sobre ellos.




Otro clásico de la cultura de internet, el video titulado “Charlie Bit My Finger”, que muestra la interacción entre dos pequeños hermanos ingleses en 2007, fue vendido por una suma de seis dígitos en una nueva subasta de obras digitales “NFT”.

La filmación doméstica fue vendida en 760.000 dólares el domingo, 14 años después de su exitosa aparición en la web.

El video muestra al bebé británico Charlie mordiéndole un dedo a su hermano Harry, sobre el que está sentado, y riéndose luego a carcajadas. “Ouch, Charlie”, dice Harry y luego exclama una frase que se tornó icónica: “Charlie, eso dolió”.

Con más de 883 millones de visualizaciones, es uno de los videos más populares de YouTube aunque pronto saldrá de la plataforma.

La familia Davies-Carr anunció que lo quitará tras la venta y dijo que el comprador se convertirá en “el único dueño de esta amorosa pieza de la historia de internet” aunque, obviamente, ya sido copiado y compartido en múltiples ocasiones en todo el mundo.

La pieza atrajo a usuarios de 11 cuentas en la subasta y provocó una guerra de ofertas entre los usuarios “mememaster” y “3fmusic”, el último de los cuales finalmente ganó al ofrecer 760.999 dólares.

Los NFT (non-fungible tokens o fichas no fungibles) son objetos virtuales respaldados y certificados cuya popularidad explotó en el último año. Aunque comprar algo infinitamente reproducible puede resultar confuso para algunos, los NFT generaron un apetito frenético en mercados de todo el mundo con compradores que quieren hacer alarde de poseer un certificado de originalidad.

Lo más atrayente son antiguas piezas de internet, entre ellos memes, GIFs, fotos y videos.

En marzo, el jefe de Twitter Jack Dorsey vendió su primer tuit, que simplemente dice “sólo preparando mi twttr”, por 2,9 millones de dólares a un empresario de Malasia. Y en febrero, un comprador anónimo pagó 590.000 dólares por la animación Nyan Cat.

Nyan cat.

Y el mes pasado “Disaster Girl”, una foto de hace 16 años de un pequeño riendo socarronamente con una casa incendiada de fondo, fue adquirida por un estudio musical de Dubai por 180 ethereum, que entonces equivalían a 500.000 dólares.

Meme "Disaster Girl".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.