Impacto del cambio climático en la costa chilena: 46 mil personas y 18 mil viviendas estarán en zonas de inundación

water-3119563_1280

Estudio realizado por investigadores de cinco universidades y tres centros de investigación nacionales se presentará mañana en COP25.




En el peor de los escenarios ambientales proyectados para mediados de siglo, más de 46 mil personas y 18 mil viviendas que hoy están ubicadas en la zona costera del país estarán en riesgo de inundación considerando que para entonces el nivel mar en las costas chilenas aumentará entre 0,15 a 0,18 metros.

Así lo demuestra el estudio "Determinación del riesgo de los impactos del Cambio Climático en las costas de Chile", un proyecto en el que participaron 21 investigadores de cinco universidades y tres centros de investigación nacionales y que mañana será presentado en uno de los conversatorios que son parte de la COP25 que se realiza en Madrid y que es organizado por Chile-California Council y el Observatorio de la Costa.

El trabajo -que duró casi un año- realiza proyecciones de la amenaza, exposición, vulnerabilidad y riesgo de los sistemas humanos y naturales de la zona costera ubicados en 104 comunas de Chile continental, además de Rapa Nui y el archipiélago Juan Fernández.

Patricio Winckler, profesor de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica de la U. de Valparaíso y coordinador de la investigación, adelanta que "en Chile existen alrededor de 19.000 asentamientos costeros, infraestructura, equipamiento y sistemas naturales expuestos en los primeros 10 metros sobre el nivel del mar, que podrían ser afectados por el incremento del nivel del mar y el aumento de la intensidad de las marejadas que hemos proyectado a mediados de siglo".

Para 2045, el trabajo proyecta que 589 manzanas censales, 46.357 personas y 18.338 viviendas "pasarían a ubicarse en zonas de inundación". Lo mismo ocurriría con 17 puentes, 4.245 puntos de la red vial, ocho centros de distribución de energía por hidrocarburos, una central termoeléctrica, dos subestaciones y 53 elementos de infraestructura sanitaria.

Respecto del equipamiento, 10 edificaciones de bomberos, siete establecimientos de salud, 49 de educación y cinco de policía también quedarían dentro de lo que se considera zona inundable. A ellos, se suman otros 358 elementos relacionados con la industria del turismo.

[caption id="attachment_199435" align="alignnone" width="900"]

Foto: Archivo | Aton[/caption]

Esta cifra es menor a la cantidad de personas que hoy  habita dentro de la zona que está bajo los 10 metros sobre el nivel del mar.

El inventario generado a partir de información disponible en los servicios públicos, indica que hay 972.623 personas habitando en los primeros 10 msnm, zona en la que además se ubican 546 caletas de pescadores, 1.692 humedales, 256 campos dunares, 1.172 playas, 156 lugares de interés para la biodiversidad.

"Estos 10 metros sobre el nivel del mar son una cota de referencia para levantar la información de qué sistemas están expuestos y hacer un inventario de exposición, pero nuestra metodología la exposición no necesariamente implica inundación. La inundación es menor que la exposición" y eso que explica que la cantidad de personas hoy expuestas sea mayor a la que está en riesgo de inundación

Para calcular este riesgo, explica Winckler, "generamos muchos modelos de oleaje y del nivel del mar y con eso calculamos estadísticamente la cota de inundación (que es una combinación de ambos) para el período 2026-2045".

Erosión de las playas

"La erosión generalizada de nuestras playas y la pérdida de humedales costeros, que detectamos en los últimos 40 años, seguirá ocurriendo incluso a mayores tasas en la medida que transcurre el siglo. Algunos puertos y caletas de pescadores mejorarán sus condiciones de abrigo y otros la empeorarán, pero todos serán afectos a eventos extremos de mayor energía, que se traducirán en pérdidas de infraestructura y requerimientos de reparación más frecuentes en el futuro", señala el académico de la U. de Valparaíso.

De las 35 playas estudiadas, para 33 se cuentan con datos de más de 20 años. Según los resultados el 9% de estas playas presenta erosión alta (mayor a 1.5 m anuales), el 71% erosión, el 11% un estado estable y solo un 9% acreción (acumulación de sedimentos).

Las playas que tienen mayor erosión son aquellas que corresponden a extensos litorales arenosos, asociados a campos dunares y humedales.

De manera general, se estima que las playas ubicadas entre Arica y el Canal Chacao experimentarán retrocesos medios de entre 3 y 23 [m] por efecto de cambios en oleaje y nivel del mar en el escenario para mediados de siglo y en el escenario más severo proyectado por el informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

La tendencia, explica Winckler es que playas largas experimenten erosión en sus extremos sur y acreción en sus extremos norte debido a un leve cambio en la dirección del oleaje. En solos 6 playas de la Región de Valparaíso se estima una pérdida de cercana a los 500 mil dólares anuales producto del riesgo de erosión causada por cambio climático.

Humedales

El informe, también incluye un capítulo dedicado al estudio de vulnerabilidad de humedales. De los 21 casos considerados, en 18 se identifica una tendencia a la reducción, lo que se podría explicar por la reducción de los caudales (100% de 30 ríos analizados).

[caption id="attachment_853569" align="alignnone" width="4288"]

Humedal Los Batros y Laguna Grande de San Pedro de la Paz.[/caption]

También se podrían ver afectados por el aumento en frecuencia e intensidad de los episodios de marejadas que aportan agua salada a los humedales lo que puede generar cambios en el patrón de dominancia de las especies vegetales levantadas en los humedales costeros.

En todo caso, también se advierte que hay otros cambios que podrían afectarlos y corresponder a situaciones que no son parte del estudio como la influencia de perturbaciones naturales provenientes de la cuenca (aluviones), al efecto del pastoreo ejercido por vacas y caballos, al pisoteo de turistas y al efecto combinado de dichos factores, tsunamis y tormentas marinas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.