El innovador ladrillo hecho de plástico

Autor: Qué Pasa

Estudiantes de la Universidad de La Frontera fabricaron un ladrillo sobre la base de plásticos desechados.


Chile se ubica en segundo lugar entre los países que más basura generan en América Latina de acuerdo a un informe del Banco Mundial. Pero no solo eso, al año se botan 25 mil toneladas de plástico al mar.

En ese contexto, estudiantes de Universidad de La Frontera decidieron enfrentar el problema del plástico con una solución innovadora. Así, surgió Plastic Brick, proyecto que busca reutilizar los plásticos y transformarlos en ladrillos ecológicos que tienen una vida útil de 500 años. Este ladrillo es 100% aislante y tan resistente como el hormigón.

“El proceso consiste en la recopilación, limpieza, clasificación y trituración del plástico. Luego de ello, el material se derrite y se inyecta en los moldes”, expresó el estudiante de Ingeniería Civil Industrial de UFRO, Miguel Toro.

De esa forma, Plastic Brick transforma un desecho ambiental en un activo económico y social. Ello, porque el proyecto combate problemas ambientales presentes en la región de La Araucanía, como la contaminación.

En ese sentido, el material desarrollado por los estudiantes de UFRO permite retener de mejor forma el calor en las viviendas, lo que reducirá el uso de la calefacción a leña tan frecuente en la zona. Pero no solo eso. El proyecto tiene contemplado contribuir al panorama social de La Araucanía –la región más pobre del país de acuerdo a la última encuesta CASEN-, por lo que buscan que los ladrillos sean utilizados en la construcción de viviendas sociales.

“Estamos en una de las regiones con mayor contaminación de aire y una de las que menos recicla en el país. Por eso, tuvimos la convicción de atacar ese problema desde el punto de vista de la eficiencia térmica en las zonas de menores ingresos y con ello mejorar la calidad de vida de las personas en La Araucanía” mencionó el estudiante de Ingeniería Civil, Benjamín Gómez.

En definitiva, el equipo de estudiantes de UFRO espera que el ladrillo ecológico se pueda masificar y así generar una alternativa sustentable y amigable con su entorno.

 



Seguir leyendo