La investigación del biólogo chileno que desafía las leyes evolutivas

Comprobó que formación de la cordillera de los Andes fue decisiva en diversidad de grupo de lagartijas al actuar como isla. Algunas de estas especies pasaron de dar a luz crías vivas a poner huevos, regresión evolutiva poco vista en la naturaleza.


Damien Esquerre (30) es la voz y guitarra de la banda Sabandija, a la que define como un grupo hard rock. Las letras de sus canciones van desde temas como la muerte de la humanidad, hasta reptiles, con un sentido de humor ácido. Además es fotógrafo, en su cuenta de Instagram damienesquerre_photo, el chileno inmortaliza distintos reptiles.

Precisamente, son los reptiles un foco principal en su profesión como científico. Esquerre, herpetólogo y biólogo, desarrolla una prolífica carrera en la U. Nacional de Australia. En su último estudio, da cuenta de la responsabilidad que podría tener la cordillera de los Andes en la biodiversidad de las especies que allí habitan, especialmente en las lagartijas, un hallazgo que además cuestiona los dogmas tradicionales de la evolución.

Damien Esquerre con una pitón, algunas de las especies que estudia.

El principal descubrimiento del estudio realizado por el chileno, es que la tasa a la cual las lagartijas (Liolaemus) diversificaron su especie está totalmente correlacionada a la formación de la cordillera de los Andes. De hecho, el científico afirma que la línea evolutiva de esta especie tiene casi la misma edad que la cordillera. “Los Andes sirvieron como una ‘bomba de especies’, generando más y más especies mediante el aislamiento reproductivo que generan las montañas”, afirma. En otras palabras, las montañas actuaron como islas para que las distintas especies se adaptaran a los climas de altura.

Existen Liolaemus en muy diversos ambientes de Sudamérica, desde el desierto de Atacama hasta Tierra del Fuego. Desde alturas que superan los 5 mil metros, hasta en algunas playas en Brasil. “Nuestros resultados sugieren que toda esta diversidad tiene un origen ancestral en los Andes, y esta cordillera es la que sirvió para generar esta diversidad”, complementa el científico.
De acuerdo al estudio, estas lagartijas, para adaptarse a los climas fríos de la alta montaña, debieron transitar de la oviparidad a la viviparidad. Es decir, pasaron de reproducirse por huevos a dar a luz por crías vivas. “Lo que encontramos, es que muy probablemente en algunos linajes que se originaron como vivíparos en los Andes, luego se dispersaron a las tierras bajas y cálidas de Sudamérica, como el desierto de Atacama, y regresaron a la puesta de huevos”, dice. Si bien, se requiere de más estudios para confirmar estos hallazgos, si se comprueba sería controversial.

Ello, dice, porque la viviparidad es vista como un camino de no retorno en términos evolutivos, “ya que si se mira lo que ha pasado con animales, prácticamente no se observa el regreso a la puesta de huevos”.

Pero asegura que en este caso los Liolaemus rompen la ley de Dollo, que dice que una vez perdida una estructura (como animales subterráneos que pierden los ojos, o las serpientes que pierden las piernas), es extremadamente improbable volver a adquirirla. “Pero los Liolaemus que se dispersaron a tierras bajas cálidas, como el desierto de Atacama, parecen re-evolucionar a la puesta de huevos”, dice.

El científico comenzó a trabajar en este estudio en 2012, para retomarlo en 2016. Lo primero que hizo fue generar secuencias de ADN para cada especie, lo que involucró colectar muestras en terreno y en colecciones zoológicas de museo, para luego secuenciar el ADN. “Las secuencias que generamos, más otras disponibles de estudios pasados, hechos por otros investigadores, nos permitieron contar con ADN de 258 especies”.

Esto se usa para generar una filogenia, que es una especie de mapa genético que muestra las relaciones evolutivas entre las especies. “Usando este árbol de especies, más datos de distribución, reproducción y ecología de todas las especies, implementamos modelos matemáticos para describir los procesos evolutivos que observamos en este estudio”, afirma.

Haz click en la infografía para ampliar.



#Tags


Seguir leyendo