“La mayoría de las especies se han extinguido, ¿por qué nosotros tendríamos que salvarnos?”

El biólogo evolutivo y divulgador científico británico dice que nuestro destino ya está escrito.


Era uno de los más esperados del Congreso Futuro. Richard Dawkins (77) se presentó entre aplausos de la audiencia, donde dio a conocer su visión sobre la pregunta matriz de este encuentro: “¿Qué especie queremos ser?”

A modo de prólogo, el etólogo, biólogo evolutivo y divulgador científico británico especificó que la evolución biológica y cultural avanzan en tiempos distintos. Mientras la primera toma miles de años -incluso millones-, la otra ha tenido un avance exponencial durante el último siglo, al punto de poder modificar el mapa genético de distintas especies.

Richard Dawkins, durante su charla en el Congreso Futuro. Foto: Agencia Uno

Dawkins describe los posibles procesos evolutivos que podría tener la humanidad de aquí hasta el fin de la especie. Partió destacando los logros sociales que ha ganado la mujer, pasando por cambios en los procesos políticos y modificando el sentido de democracia. Luego, expandió su predicción hasta una posible visita y colonización a distintos planetas, incluso fuera del Sistema Solar.

La primera polémica que Dawkins puso sobre la mesa tiene relación a la eugenesia. Es decir, los avances en poder modificar artificialmente el genoma humano tiene trabas morales y no científicas. “¿Es menos moral darle genes de músico a un niño que obligarlo a tocar un instrumento?”, cuestionó.

Su teoría evolutiva, apoyada en la selección natural de Charles Darwin, dispone que el material genético de cada especie va a cambiar de acuerdo a la competencia y supervivencia con el entorno. Sin embargo, la extinción del humano es algo inminente para Dawkins. En su ponencia recordó la desaparición de los dinosaurios, debido al impacto de un meteorito en la península de Yucatán. Ahora, la ciencia puede predecir y contraatacar un cuerpo extraño que amenace la existencia de la Tierra, pero esa seguridad no es eterna. “La mayoría de las especies se han extinguido, ¿por qué nosotros tendríamos que salvarnos?”, aseguró Dawkins.

¿El legado? Desde la biología, Dawkins afirma que el objetivo de la evolución es la propagación de genes. Una mirada progresivista de la evolución, en la que cada cambio en el genoma ayude a mejorar y preservar la vida. Y cuando no se pueda más, según Dawkins, los avances en Inteligencia Artificial podrían ayudar a preservar nuestro legado. “Me apena un poco pensar que llegará el momento en que nadie en la Tierra va a poder disfrutar de una obra de Shakespeare o un concierto en violín. Será entonces tarea de las máquinas transmitir ese legado a otras formas de vida inteligente”. concluyó.



Seguir leyendo