Tocarse la cara: una costumbre que en promedio se hace 500 veces al día y un riesgo de contagio de coronavirus

El coronavirus se puede propagar a través del contacto con superficies contaminadas. Por eso la OMS llama a evitar tocarse la cara. Pero no es fácil, ya que se trata de una conducta repetida e inconsciente durante el día.




Es una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS): evitar tocarse la cara, nariz, ojos, etc., para evitar un contagio por el nuevo coronavirus o covid-19. La razón es simple, como el virus principalmente permanece en superficies, al tocar alguna que está contaminada y luego llevar la mano a la cara, existen más riesgos de contraer la enfermedad infecciosa.

Pero, evitar llevarse la mano a la cara “es mas fácil decirlo, que hacerlo”, indica Miguel O’Ryan, médico pediatra e infectólogo, e investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. “En la medida que esa mano está contaminada con secreciones de otra persona, ya sea porque le dio la mano o tosió y contaminó superficies, pero no es que el virus entre por la mano, sino que la mano se lleva a la boca o la nariz, o al ojo y por el conducto lagrimal y pasa a la zona naso faríngea, para llegar y causar infección". explica.

Se trata además, de una costumbre que de manera inconsciente se realiza muchas veces al día. ¿Cuántas? Son aproximadamente 500 veces las que una personas en promedio toca su cara en un día. Se trata además de un vector potencial para la autoinoculación y transmisión de infecciones respiratorias comunes, estableció un estudio que observó ese comportamiento en estudiantes de medicina de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, en el año 2015.

Para saber cuántas veces repetían esa conducta, los investigadores los observaron durante una hora y los grabaron. Posteriormente midieron y analizaron la frecuencia de contactos mano a cara con áreas mucosas o no mucosas.

El nuevo coronavirus permanece en superficies y al tocar alguna que está contaminada y luego llevar la mano a la cara, existen más riesgos de contraer la enfermedad infecciosa. Crédito: AFP PHOTO /NATIONAL INSTITUTES OF HEALTH

Fueron 26 los estudiantes observados, y en promedio se tocaron 23 veces por hora la cara (552 veces al día). De todas las veces que se llevaron las manos a la cara, el 44% involucraron contacto con una membrana mucosa, mientras que el 56% de contactos involucraron áreas no mucosas. En relación a las veces que tocaban zonas de membrana mucosa, el 36% involucraba la boca, el 31% la nariz, el 27% los ojos, mientras que el 6% era una combinación de estas regiones.

El estudio resalta que junto con evitar el contacto de las manos con la cara, la higiene de las manos es un “método preventivo esencial y económico para romper el ciclo de colonización y transmisión asociado con la autoinoculación”.

Romper el hábito

¿Por qué cuesta romper ese hábito? El infectólogo de la Universidad de Chile, india que se trata de algo instintivo, “normalmente las personas se llevan la mano a la cara, es inconsciente, pero empezar a tener un tipo de conciencia también favorece que disminuye la posibilidad que llegue a su nicho que es la zona

A lo largo del día, son muchísimas las superficies que se tocan, manillas de puertas, botones de ascensores, escaleras y pasamanos de metro. En ellas, no los vemos, pero hay múltiples virus, incluido el nuevo coronavirus, y muchos pueden permanecer durante días. Que los microbios lleguen a nuestros dedos y de ahí a narices, bocas u ojos, es fácil.

La mayor parte de los sentidos, ver, oler y oír, están alojados en la cara y cabeza. Una razón, que explicaría esta actitud de llevarse las manos a la cara para rascarse la nariz, tocarse la piel seca de los labios, alisarse las cejas o tocarse las pestañas.

Esa poca conciencia de los toques faciales, dice un estudio, puede estar involucrada en la regulación de las emociones. Porque aunque se crea que responden a sensaciones de picazón en la piel o las necesidades de aseo, la investigación publicada en 2019, dice que se asocia también a efectos negativo subyacentes como ansiedad o incomodidad y se ha discutido que sirven para consolar y liberar la excitación emocional.

Una alternativa, es ante la necesidad de rascarse cualquier zona de la cara, tomar un pañuelo desechable. Si se encuentra frotando sus ojos porque están secos, use gotas humectantes. Si está usando su mano para descansar la barbilla o para ajustar su cabello, también buscar alternativas.



Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.