Trabajo impulsa plan preventivo por riesgo de contagio

Zaldívar aborda interrogantes laborales.

La ministra Zaldívar abordó las principales interrogantes laborales tras la llegada del coronavirus al país.




Se encienden las alarmas en el gobierno frente a una eventual propagación del coronavirus en el país. Ante esto, los ministerios de Salud y del Trabajo están elaborando una estrategia conjunta para enfrentar la situación sin que esto redunde en la vida cotidiana de las personas y, por supuesto, en su dinámica laboral.

Eso fue lo que adelantó la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, quien, además, detalló que todos los protocolos preventivos que se están levantando en el marco de este plan de emergencia de salud estarán contenidos en un pronunciamiento que será emitido por la Dirección del Trabajo, el cual esperan hacer público esta semana.

Uno de los puntos que abordó la titular del Trabajo fue el temor de los trabajadores sobre una eventual afectación en sus remuneraciones. Sobre esto, descartó un efecto en los salarios. Esto, porque toda licencia médica involucra “un subsidio por incapacidad laboral, el cual establece que la cuarentena es de 14 días y que las licencias médicas con una duración superior a 10 días se pagarán completamente, por lo tanto, no debería haber problemas”.

Otra de las inquietudes que se planteó fue que, en el caso de haber sido contagiado en el exterior y empezar a presentar los síntomas en el territorio nacional, si el virus fue contraído en un viaje de placer va a corresponder que esa licencia médica sea pagada por el sistema de salud común. En cambio, si esa persona fue contagiada en un viaje por trabajo, para efectos de la ley va a ser considerado como un accidente o enfermedad del trabajo y, por lo tanto, será su mutual la que tendrá que darle la cobertura.

Bajo otro supuesto en el que la persona infectada pueda trabajar, dijo que “si su empleador habilita el teletrabajo, no es necesaria la licencia médica, porque la persona va a estar en un reposo que es preventivo”.

Mirada de los expertos

Son varios los elementos que para el exsubsecretario del Trabajo de la primera gestión Piñera, Marcelo Soto, deberían estar presentes en el dictamen de la DT. Pero apunta a que dicho pronunciamiento debe responder tanto al trabajador contagiado como a la potencial víctima de contagio.

Para el primero, el respeto a la licencia médica es esencial. En tanto para el segundo, Soto explica que el empleador deberá garantizar el cumplimiento de los artículos 184 y 184 bis, que, en concreto, “lo obliga a que, en el caso de un riesgo grave e inminente, como por ejemplo que dentro de su empresa haya un contagiado que ponga en riesgo a los demás, este deberá informar al resto y tomar las medidas pertinentes”.

Pero si esto no sucede, explica Soto, el trabajador puede ampararse bajo este ar- tículo e informar a su empleador el cese de sus funciones de manera indefinida, hasta que no se tomen las medidas pertinentes. En todo caso, aclaró que esta situación debe estar sujeta a fiscalización.

El exdirector de la DT Marcelo Albornoz y el director del Departamento del Trabajo de la Universidad de Chile, Luis Lizama, creen que la flexibilidad y las campañas de orientación y cumplimiento de las normas son dos elementos que deben estar contenidos en este pronunciamiento.


Comenta