Virus sincicial alcanza cifra récord y peak de casos se espera en dos semanas más

tematica salud

Entre el 7 y el 13 de julio de este año se registraron 852 casos positivos de este virus, más que en los últimos cinco años en la misma época. Se espera que los casos sigan aumentando.




Todos los inviernos, después de una alta circulación del virus influenza, comienzan a aumentar los casos de enfermedades respiratorias causadas por el virus respiratorio sincicial (VRS), un agente que se ve favorecido por las bajas temperaturas, el hacinamiento y los episodios de altos niveles de contaminación.

Este año, y especialmente esta semana y la anterior, los casos de virus sincicial, al menos en la Región Metropolitana aumentaron en forma considerable, tanto así que el Ministerio de Salud decidió decretar alerta sanitaria.

De acuerdo al informe semanal del Instituto de Salud Pública (ISP), desde el 1 de enero hasta el 13 de julio (semana número 28 del año) ya van 3.846 pacientes confirmados con virus sincicial solo en los 31 centros centinelas que funcionan a lo largo del país, pero solo en esa semana se registraron 852 casos a lo largo del país, 310 en la Región Metropolitana.

A nivel nacional, de todos los virus que se han detectado esta semana, el 37% corresponde a VRS, el 33% a Influenza A, el 16% a Parainfluenza, el 9% a Adenovirus, el 4% a Influenza B y el 1% a Metapneumovirus. En comparación con la semana 28 de años anteriores, la de 2019 es la más alta de los últimos cinco años: 852 casos en 2019, 797 en 2018, 779 en 2017, 656 en 2016 y 492 en 2015.

[caption id="attachment_745313" align="aligncenter" width="900"]

Sincicial

En la urgencia pediátrica del Hospital Clínico Félix Bulnes, diariamente se atienden a 200 niños, de ellos, el 40% es por enfermedades respiratorias. Esta cifra hizo que se su capacidad de hospitalización se ampliará en 73 camas más, para llegar a 113 en total. FOTO: Servicio de Salud Metropolitano Occidente[/caption]

En esta semana, ya se registra un aumento de entre 15 y 20% en relación a la semana anterior. "Esto es un aumento importante en una semana. También nos llama la atención que todavía no llegamos al peak, estamos aún en la curva ascendente, no sabemos cuánto será ese peak, pero será en dos semanas más y en las urgencias pediátricas lo que más ha circulado es el virus respiratorio sincicial (VRS) que tiene un impacto muy importante en los lactantes, porque tiene una alta probabilidad de quedar hospitalizado y sobre todo en una unidad de cuidados intensivos", dice la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

¿Cómo se explica? Es difícil señalar una sola causa que explique este fenómeno, señala Daza. Reconoce que hay factores medioambientales que pueden incidir, como la contaminación, la sequía y las bajas temperaturas. "Una ciudad con mucha contaminación, con mucho frio, hace que el virus circule con mayor frecuencia. Esas son hipótesis, no podemos decir que sea la causa, pero sí tiene un efecto en que el virus haya causado más casos en la Región Metropolitana", explica la subsecretaria.

El jefe de Enfermedades Respiratorias Pediátricas de Clínica Alemana, Raúl Corrales, indica que en estos días ha aumentado la gravedad del compromiso respiratorio de los niños más pequeños, lo que implica que pequeños de dos tres meses lleguen en condición grave a clínicas y hospitales. "Inicialmente es un resfrío, no es fácil identificar, pero a los pocos días se complica con compromiso pulmonar que amerita consulta a la urgencia y en muchos casos hospitalización", dice.

Un cuadro de VRS se puede complicar con una sobreinfección por bacterias o incluso otro virus que al mismo tiempo, afecte también las vías respiratorias, como por ejemplo, un rinovirus y el paciente terminar con una neumonía, bronconeumonía o bronquiolitis en el caso de los lactantes. "Los niños más chicos se afectan más porque cuesta más que movilicen las secreciones y con un pequeño porcentaje de inflamación, se obstruyen", dice Corrales.

Vacuna

Alexis Kalergis, académico e investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile y director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (Imii) dirige un grupo de investigadores que desde hace 10 años trabaja en el desarrollo de una vacuna contra el VRS.

"Este fenómeno ocurre todos los inviernos y las bajas temperaturas contribuyen a la diseminación y duración de la capacidad infectiva del virus. La contaminación aumenta la hiper-reactividad respiratoria y por lo tanto pueden contribuir a la inflamación que de las vías aéreas, que se asocia con la infección con VRS", dice Kalergis.

La vacuna que están desarrollando y que ya está siendo probada en humanos, busca que el virus disminuya la severidad del brote y la incidencia de la enfermedad causada por este virus. Hasta ahora, ha tenido excelentes resultados de seguridad e inmunogenicidad contra el virus y un reconocimiento internacional potente de sus pares, reconoce el investigador.

Daza destaca que la vacuna en desarrollo tiene la particularidad de que se puede poner junto con la que previene la tuberculosis en el recién nacido. "Las vacunas tienen un gran impacto sociosanitario. Invertir en prevención, en cualquier vacuna, es mucho mejor que curar", dice. Respecto de esta vacuna específica, la subsecretaria dice que una que sea certificada por la FDA y el ISP, el Estado puede adquirirla y vacunar a los recién nacidos, pero que para eso hay que esperar todavía.

"Estamos en búsqueda de financiamiento para transferirla a la comunidad. Tenemos un convenio con el Minsal para ponerla a su disposición durante su desarrollo, masificación y transferencia", dice Kalergis.

Comenta