Vocación de servicio y empatía son claves para quienes buscan ingresar a la Facultad de Medicina

Para la Admisión 2022, se estrena en la UCM una nueva carrera: Bachillerato en Ciencias Biomédicas, que se suma a Medicina, Química y Farmacia y Bioingeniería Médica, como opciones para los estudiantes.




Para nadie es un misterio, que son muchos los jóvenes que actualmente se están preparando para cumplir el sueño de llegar a la universidad y estudiar una carrera del área de la salud. Por eso es importante conocer cuáles son las habilidades que deben desarrollar y las aptitudes que deben tener al pensar en estas opciones.

En este camino, la Universidad Católica del Maule amplió su oferta académica, para darle nuevas oportunidades a los que quieran formarse en la Región del Maule, es así como para la Admisión 2022 se suma la carrera de Bachillerato en Ciencias Biomédicas que se dictará en la sede San Miguel de Talca, con una duración de 4 semestres.

Para más información sobre las carreras, se invita desde Prenovato UCM a los estudiantes interesados a que puedan ver la charla en https://www.youtube.com/c/PrenovatoUCM

Descubrir la vocación

En el caso de Medicina, el Dr. Guillermo Llévenes, académico Escuela de Medicina de la UCM, destacó que lo esencial que deben tener los jóvenes que estén pensando en esta carrera es la vocación de servicio y la empatía hacia las personas y futuros pacientes. En cuanto a las aptitudes recalcó que es necesario tener hábitos de estudio y perseverancia.

Mientras que para los que estén pensando en otras carreras del área de la salud, como Química y Farmacia, el director de esa Escuela Paulo González explicó que “la honestidad, dedicación y vocación son fundamentales, si bien el conocimiento es esencial también es cierto que este se puede adquirir, pero la vocación de servicio asegura que el profesional coloque al paciente con objetivo final al momento de la toma de decisiones terapéuticas y de cuidado, esto quiere decir que, el profesional del área de la salud siempre debe estar dispuesto a dar todo por cuidar a su paciente y velar porque estos cuidados sean oportunos y adecuados”.

Y agregó que lo anterior “supera al simplemente cumplir un horario y “solo hacer lo posible”, la entrega debe ser coherente con su vocación manteniendo el estudio como hábito en el resto de su vida para lograr así estar al día con las terapéuticas más actuales y ofrecerlas a sus pacientes, así como considerar situaciones personales de tipo cultural, social y económicas que puedan influir en la correcta recuperación de la condición de salud que haya perdido”.

Buena elección

El académico UCM Dr. Guillermo Llévenes, destacó, además, que no sólo es necesario que los jóvenes elijan qué carrera estudiar, sino también es muy importante dónde.

“Son muchas las ventajas de estudiar en la UCM, somos la facultad con más experiencia en la región, nos hemos consolidado a nivel regional y nacional, contamos con equipo de docentes y administrativos de excelencia, nuestros campos clínicos son diversos, nuestras instalaciones universitarias son nuevas, contamos con alianzas inter universitarias con universidades nacionales e internacionales. Se vive la vida universitaria con diversas actividades recreativas, deportivas y artísticas. Somos los únicos de la región que cuentan con un centro de estudiantes que participa de manera activa en los Juegos Inter escuelas de Medicina, JIM y diversas actividades con otras facultades de medicina”, aseguró el Dr. Llévenes.

Mientras que el académico, Paulo González puso énfasis en el espíritu de servicio que busca potenciar la UCM en los estudiantes que se forman en esta casa de estudios.

“El espíritu de servicio se cultiva diariamente en un comienzo en el aula para ir paulatinamente en situaciones de simulación como de rol playing con el objeto de educar y sensibilizar al profesional en el entorno de acción que se encontrará y que usualmente es gravitante en los buenos resultados terapéuticos o con fines sanitarios que se proponga lograr, es así como en las prácticas esto debe ser supervisado y evaluado para lograr finalmente tener un profesional integral y que contribuya al equipo de salud de manera plena y no solo desde lo disciplinario, sino también de lo interdisciplinario y transdisciplinario”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.