El controvertido caso de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks que llegó a un acuerdo con EE.UU. para salir de prisión

El controvertido caso de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks que llegó a un acuerdo con EE.UU. para salir de prisión. Foto: Julian Assange.

Tras permanecer 5 años en una prisión británica, el australiano conocido por las filtraciones de su sitio acordó declararse culpable de un cargo de espionaje.


La noticia rápidamente despertó emoción entre sus seguidores y anticuerpos entre sus detractores.

Este lunes 24 de junio se confirmó que Julian Assange llegó a un acuerdo con Estados Unidos para salir de prisión, después de permanecer recluido por 5 años en Reino Unido.

La medida contempla que el australiano de 52 años se declare culpable de un cargo de espionaje ante una corte de las Islas Marianas del Norte.

Se tiene previsto que aquello ocurra este miércoles 26 y que luego regrese a su país natal.

Para Assange y su círculo cercano, este es un paso más que significativo en la trama judicial que lo ha mantenido en suspenso por 14 años.

Esto, a raíz de las filtraciones de WikiLeaks, sitio en línea que fundó en 2006 y que se dedica a publicar documentos y registros confidenciales.

Pero fue cuatro años después, en 2010, cuando la página pasó a ser conocida en todo el mundo.

En dicha ocasión, publicaron imágenes que mostraron cómo soldados estadounidenses disparaban contra civiles desde un helicóptero en Bagdad, Irak.

Aquello desató una controversia tanto en Estados Unidos como en el resto del globo.

El controvertido caso de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks que llegó a un acuerdo con EE.UU. para salir de prisión. Foto: Julian Assange.

El caso de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks

Desde que comenzó a aparecer en los medios de comunicación, ha mantenido una postura más bien reticente a contar detalles de su vida privada.

Sin embargo, se sabe que nació en 1971 en Townsville, ciudad ubicada en el estado de Queensland, en Australia.

Según rescató la BBC, su infancia estuvo marcada por la ausencia de un lugar de arraigo, debido a que sus progenitores dirigían una compañía de teatro que se trasladaba constantemente.

A sus 18 años se convirtió en padre, un factor que trajo consigo conflictos por la custodia de su hijo.

Con el paso del tiempo, Assange se dedicó a desarrollar sus sobresalientes habilidades en el ámbito informático.

De hecho, en 1995 fue acusado de cometer actos de piratería informática con un amigo, cargos de los que se declaró culpable y que le significaron una multa.

Pese a la gravedad de los hechos, no quedó tras las rejas debido a que prometió no volver a reincidir.

Entre 2003 y 2006 estudió la carrera de Física y Matemáticas.

Ese último año fue precisamente cuando fundó WikiLeaks, junto a un grupo de personas con ideas similares.

El mismo Assange dijo en una entrevista con el citado medio en 2011 que “para mantener nuestras fuentes seguras, hemos tenido que distribuir activos, cifrar todo y trasladar telecomunicaciones y personas por todo el mundo, para activar leyes protectoras en diferentes jurisdicciones nacionales”.

“Nos hemos vuelto buenos en esto y nunca perdimos un caso o una fuente, pero no podemos esperar que todos hagan los extraordinarios esfuerzos que hacemos nosotros”, declaró en dicha instancia.

Debido a las filtraciones de documentos clasificados y a los conflictos legales con países como Estados Unidos, Assange debió moverse por distintas ubicaciones temporales, desde donde siguió dirigiendo WikiLeaks.

En 2010, año en que publicaron las imágenes de las acciones de militares estadounidenses en Irak, compartieron más de 90.000 documentos secretos, que contenían reportes de EE.UU. de la guerra en Afganistán.

Posteriormente se sumaron otras filtraciones, tales como cinco millones de correos electrónicos confidenciales de la empresa de inteligencia privada Stratfor, también del país nortemaericano.

A medida que WikiLeaks seguía sumando titulares en los medios de todo el mundo, distintas instituciones financieras de EE.UU comenzaron a bloquear las donaciones a la página, para así dificultar que pudieran seguir.

Uno de los momentos más polémicos de Assange se dio en agosto de 2010, cuando la Fiscalía de Suecia comenzó a perseguirlo por acusaciones de agresión sexual.

Meses después, en noviembre de ese año, un tribunal de Estocolmo emitió una orden internacional de arresto en su contra.

El controvertido caso de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks que llegó a un acuerdo con EE.UU. para salir de prisión. Foto: Julian Assange.

Ante las acusaciones en su contra, el australiano argumentó que los encuentros fueron consentidos y que las acusaciones eran parte de una campaña de difamación.

Para ese entonces Assange estaba en Reino Unido, por lo que recurrió al entonces presidente de Ecuador, Rafael Correa, para que le diera asilo en su Embajada en Londres y así evitar que lo extraditaran.

Hizo su solicitud a mediados de 2012 y esta fue aprobada por el mandatario.

Pasó casi 7 años dentro de la base diplomática del país sudamericano, hasta que el 11 de abril de 2019 fue llevado fuera del edificio y arrestado por la policía británica.

Para ese entonces, el nuevo mandatario ecuatoriano era Lenín Moreno, quien aseguró que se había tomado “una decisión soberana”.

Según explicó en un video, durante la estancia de Assange hubo “repetidas violaciones de convenciones internacionales y protocolos de la vida diaria”.

No obstante, en esa oportunidad precisó que su país solicitó a Reino Unido que el fundador de WikiLeaks no fuese extraditado a un país en el que pudiese ser torturado o sometido a la pena de muerte.

Tras permanecer 5 años recluido en dicho territorio, tiempo en el que siguió resistiéndose a la idea de ser extraditado a Estados Unidos, en junio de 2024 logró llegar al acuerdo con Washington para salir de prisión y declararse culpable de un cargo de espionaje en un tribunal de las Islas Marianas del Norte.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.