Más de un centenar de organizaciones sociales se reúnen desde este lunes en la COP Paralela en Cerrillos

MARCHA CAMBIO CLIMATICO

Imagen panorámica de la Marcha por la Acción Climática realizada por el eje Alameda, en Santiago, el 27 de septiembre de 2019, en respuesta a la convocatoria que hizo el movimiento global Fridays For Future. Se estima que en esta manifestación particip...

La Cumbre Social por la Acción Climática, que nació como la contraparte ciudadana de la COP25, se desarrollará entre el 2 y el 11 de diciembre, en concordancia con la cumbre de la ONU, que ahora se llevará a cabo en Madrid. Además de una serie de actividades familiares, habrá talleres y conversatorios en temáticas como energía, derechos humanos y justicia ambiental, agua, movimientos sociales, mujeres, pueblos indígenas, entre otras. Asimismo, publicarán el primer Manifiesto Latinoamericano por el Clima, en el que abordarán los temas socioambientales que los habitantes de la región consideran como urgentes.




En pleno estallido social, tras 12 días de manifestación por parte de la ciudadanía exigiendo cambios estructurales en salud, pensiones, educación, entre otras; el Presidente Sebastián Piñera anunció el 30 de octubre suspender la Conferencia de las Partes N°25 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Chile, más conocida como COP25, el evento internacional más grande que el país organizaba hasta la fecha. Para todos quienes estaban comprometidos de alguna forma con la realización de la cumbre, fue una decisión que obligó a replantear las iniciativas que estaban llevando hacia adelante, principalmente, debido a que la nueva sede de la conferencia se emplazó en Madrid, España. No obstante, diversas organizaciones decidieron seguir adelante. Es así como el próximo lunes se dará inicio a la Cumbre Social por la Acción Climática, más conocida como la COP paralela, que se ha definido como la contraparte de la sociedad civil de la COP25. De hecho, se llevará a cabo los mismos días que la conferencia en Madrid, y en el Centro Cultural Tío Lalo Parra de Cerrillos, comuna donde se albergaría a la COP inicialmente. El encuentro es organizado por la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC), una plataforma que reúne a cerca de 150 organizaciones sociales y medioambientales, nacionales y de otros países, y pretende ser una instancia de deliberación ciudadana y generar un espacio de reflexión en torno a la crisis climática y ecológica. “La realización de la Cumbre Social por la Acción Climática es fundamental a pesar que la COP25 se mueva a Madrid, porque nos muestra la importancia del tema en la ciudadanía, tanto de las organizaciones de la sociedad civil que lo organizan, como de las miles de personas que asistirán a las más de 100 actividades. Las personas están preocupadas por la emergencia climática y ecológica, están interesadas en encontrar respuestas y ser un aporte a la discusión, pero también a la solución”, señala Isabella Villanueva, vocera de la plataforma. La programación de la cumbre es temática y cada día abordará diferentes áreas como la transición energética, derechos humanos y justicia ambiental, agua, movimientos sociales y extractivismo, naturaleza, gobernanza climática, extractivismo, mujeres, pueblos indígenas, entre otras. Son más de 150 actividades entre festivales de música, exhibiciones de obras de teatro y documentales; actividades para los niños y diversos talleres, charlas informativas y conversatorios, que se realizarán del 2 al 11 de diciembre, entre las 10:00 y las 20:00 hrs.

"Las personas están preocupadas por la emergencia climática y ecológica, están interesadas en encontrar respuestas y ser un aporte a la discusión, pero también a la solución".

Dentro de las actividades destacadas se cuenta la organizada por la comunidad científica para visibilizar el trabajo de la ciencia en la acción climática. Maisa Rojas, climatóloga y Directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia(CR)2 participará de la COP25 y de la Cumbre Social. Asegura que es importante que se realice un evento paralelo “para incluir a los actores no estatales con el fin de discutir sobre cambio climático y ver las acciones que podemos tomar para enfrentar tanto sus causas como sus consecuencias”, señala. Además, como explica Ángela Valenzuela, Vocera de Fridays For Future Santiago, esta organización junto a Amnistía Internacional estarán a cargo del festival musical que se realizará el 8 de diciembre. “Nos enorgullece formar parte de una plataforma como la SCAC, que demuestra el interés ciudadano y el compromiso que existe desde las organizaciones para proteger al medio ambiente e impulsar acción climática contundente” agrega.

“Crisis ecológica”

Luego de que el Gobierno anunciará que la COP25 se realizaría en Chile, a fines de 2018, diferentes organizaciones ambientales vieron la oportunidad de conformar una red que pudiera visibilizar las problemáticas socioambientales locales y poder incidir en las políticas públicas. Es así como a mediados de abril nace la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC), una plataforma que reúne actualmente cerca de 150 organizaciones del mundo ambiental, movimientos territoriales, sindicatos, colegios profesionales, organizaciones políticas,  y académicas. [caption id="attachment_919145" align="alignnone" width="300"]

La organización Fridays For Future en la marcha por el clima del 27 de septiembre pasado. Foto: Luis Sevilla.[/caption] Ezio Costa, Director Ejecutivo de la ONG FIMA y parte de la SCAC, destaca que el objetivo principal era conformar una red que fuera horizontal, abierta y tolerante con todas las organizaciones que quisieran sumarse. “Se hacía necesario coordinar una serie de acciones y sobre todo crear una plataforma que efectivamente diera cuerpo a una cumbre paralela y a las preocupaciones de la sociedad civil frente a lo que iban a plantear los gobiernos en la COP25. Además de mantener esta red para cuestiones climáticas y ambientales, incluso pasada la COP”, agrega. El estallido social produjo un cambio en la agenda que hasta el 18 de octubre era principalmente climática, la mayoría de los eventos giraban entorno a la COP25. Para Isabella Villanueva, presidenta de la ONG CEUS Chile y Vocera de la SCAC ve la crisis como una oportunidad para posicionar de forma más tangible el por qué “la crisis social también es ecológica”. “Llevamos planteando desde los diferentes sectores que esto no es solamente algo de la naturaleza, sino que este es un problema social y está fuertemente arraigado con la desigualdad que existe en Chile. Las zonas de sacrificio son el fiel reflejo de ello”, comenta. A pesar de que la COP25 se haya mudado a Madrid, Villanueva menciona que “el mejor regalo que nos dejó esta instancia fue la posibilidad de sentarnos entre organizaciones a dialogar y sobre todo a trabajar en conjunto. Elaboramos una agenda y un evento que nos motivó a seguir a pesar de que las negociaciones se vayan al otro lado del mundo”.

Hacia la acción climática 

Durante este año la SCAC ha realizado diferentes iniciativas que buscan involucrar tanto a la ciudadanía como a las instituciones en torno al cambio climático. Una de ellas fue el llamado a declarar “Emergencia Climática” a diferentes organizaciones e instituciones con el fin de visibilizar que el cambio climático no es algo que va a ocurrir, sino que está ocurriendo. La urgencia se basó en el informe “1,5°C Global Warming” publicado en 2018 por el IPCC, que advierte cuáles serían las diferencias entre limitar el aumento de la temperatura a 1,5°C en lugar de los 2°C que establece el Acuerdo de París.

En el primer Manifiesto Latinoamericano por el Clima, la SCAC dará a conocer cuáles son los requerimientos mínimos que los habitantes de América Latina consideran urgentes en la agenda climática.

Otra de las iniciativas desarrolladas por la SCAC fue la creación de la Universidad Socioambiental Abierta, una instancia educativa que contó con el apoyo de la Municipalidad de Cerrillos y su objetivo fue generar diversos cursos para la formación de ciudadanas y ciudadanos en materia socioambiental. El programa contempló más de 40 clases con diferentes temáticas y áreas que fueron dictadas por organizaciones pertenecientes a la plataforma. Así también, la Sociedad Civil por la Acción Climática también prepara una serie de acciones para los próximos días en el marco de la COP paralela. Como forma de plantear su preocupación que las voces de la sociedad civil latinoamericana corran el riesgo de quedar invisibilizadas con el traslado de la COP25 desde Chile a España, es que durante el último mes han trabajado en la elaboración del primer Manifiesto Latinoamericano por el Clima, un documento que busca que la sociedad civil declare cómo es el mundo en el que quiere vivir y, a través de un proceso participativo, dar a conocer cuáles son los requerimientos mínimos que como población de América Latina consideran urgentes en la agenda climática. Felipe Pino, coordinador de la Sociedad Civil por la Acción Climática menciona que “el objetivo del manifiesto busca ser una herramienta de incidencia internacional que llevará las voces de los pueblos de Latinoamérica hasta la COP25 y la Cumbre Social por el Clima en Madrid”. Una vez redactado el documento, se dará a conocer públicamente el 7 de diciembre y será presentando en los distintos espacios de la cumbre. Además, afirman, se utilizará como insumo para el futuro de la acción climática articulada en la región.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.