Las claves para que tu pyme no colapse en diciembre

Si en época de Navidad ha aumentado la demanda de tus productos, pero tienes pocas manos trabajando en tu pyme, ¿cómo responder sin fallar en el camino? Una experta entrega cinco claves.


Fin de año, para muchos, es sinónimo de caos. Navidad, Año Nuevo, eventos del trabajo, amigo secreto y más. Todo en muy poco tiempo. Para las pymes, sobre todo para aquellas que venden productos o toman algún tipo de pedido, por supuesto, no es distinto: el alza de demanda los tiene que pillar preparados para así no colapsar, sobre todo cuando hay pocas manos trabajando. Y es que es bueno promocionarse, pero hay que saber responder.

Le preguntamos a Blanca Vives, quien realiza asesorías a mipymes para su control y crecimiento y además es fundadora de Potencia Empresas, cómo evitar que los pequeños emprendimientos colapsen y puedan cumplir bien con sus clientes.

Según Vives, hay cinco elementos a tomar en cuenta:

Organización del inventario: El dueño o dueña de un emprendimiento debe tener muy claro qué es lo que tiene para ofertar y así anticiparse a una eventual sobredemanda. A juicio de la experta, este es el principal error en el que se cae: “Uno quiere vender mucho, pero es el proceso completo de la venta para el que tenemos que estar preparados. No puedo crecer en volumen de pedidos si no tengo inventario para poder cubrir. No puedo crecer en pedidos si no puedo responder”, dice.

Comunicación continua con el cliente: Es importante que, sobre todo en esta época, cuando crece la demanda, la empresa mantenga una comunicación activa con el cliente luego de la compra para que este no se sienta abandonado. “Eso pasa mucho: uno paga, tiene el comprobante, pero no tiene la información completa de cuándo va a llegar el producto o si hay un retraso”, comenta Vives.

Para evitar esto, recomienda automatizar los distintos correos que se envían a los consumidores: el de venta, el que informa que el pedido está listo para el despacho, etc.

Por otro lado, muchos emprendedores y emprendedoras comentan que, durante este mes de diciembre, los mensajes a sus canales de venta -como Instagram, por ejemplo- aumentan considerablemente y eso agobia cuando no hay personal suficiente para cubrir todas las áreas. Blanca Vives indica que lo recomendable es automatizar las respuestas, sobre todo para las preguntas frecuentes, con herramientas como Manychat. “Los clientes no innovamos mucho en las preguntas, siempre es: ‘¿Cuándo me va a llegar?’, ‘¿cuánto vale?’ o ‘¿está disponible?’. Entonces, automatizar la respuesta de ese pequeño listado de preguntas frecuentes ya puede ayudar a bajar un poco la intensidad de mensajes”.

Decidir cómo gestionar la venta: La emprendedora o el emprendedor deben decidir si la venta será a través de redes sociales, de una página web o un local que distribuya. Es decir, determinar cuáles son los distintos canales de venta que van a activar. Además, hay que tener en cuenta que, en momentos como estos, cerca de Navidad, se pueden abrir otras alternativas para poder cumplir con los despachos: “A lo mejor hay una posibilidad de que el cliente pueda retirar en un lugar físico, y eso puede agilizar mucho el proceso de la última milla. No todo el mundo requiere recibirlo directo en la casa o quizá lo quiere más rápido y prefiere ir a buscarlo, entonces dar esa posibilidad creo que puede optimizar la venta”.

Armar una red de distribución: Para esto, dice Vives, se pueden hacer alianzas con otros microempresarios y microempresarias que han abierto negocios de distribución, más allá de usar los servicios de empresas grandes, como Starken, Correos de Chile o Chilexpress, que suelen tener una altísima demanda durante estas fechas. “En pandemia nacieron varios negocios que se dedican a este tema, entonces tal vez generar alianzas con otros emprendedores también sería bueno”, sostiene.

Analizar los indicadores de gestión: Este punto, dice la especialista, es elemental: a pesar de ser un análisis posterior al posible colapso, indica qué buenas o malas decisiones se tomaron. “Este año te puede pasar que no cumplas con las expectativas, pero es importante que no te vuelva a pasar”, advierte. Para eso, es clave tener una historia como emprendedor de cuál fue la demanda de un determinado año, cuánto fue la rotación del inventario, cuánto vendió por distintos canales. “A esto se suma analizar cuál fue el contexto en el que me desenvolví. Todo eso hay que tomar en cuenta para el próximo año poder anticiparme”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.