La querella que Compagnon presentó en 2018 contra Arias y Moya: Se me ofreció salida alternativa a cambio de entregar "a gente del gobierno"

Emiliano AriasWEB

El 31 de mayo se realizará la audiencia de sobreseimiento definitivo de los dos fiscales de O'Higgins y que hoy además se encuentran enfrentados en otro conflicto que también será mediado por Alberto Ayala.




El 7 de marzo del año 2018, Natalia Compagnon presentó una querella en contra de los fiscales Emiliano Arias y Sergio Moya por el delito de amenazas. Hoy se conoció que el fiscal regional de Antofagasta Alberto Ayala, solicitó fecha para la audiencia de sobreseimiento definitivo de los persecutores, quedando para el 31 de mayo.

Este recurso judicial en el marco de la investigación del caso Caval, el cual era indagado por ambos fiscales.

"En el mes de junio o julio del año 2017, mis abogados Antonio Garafulic Caviedes y Carlos Fierro Hinojosa asistieron a una reunión con los fiscales Sergio Moya y Emiliano Arias; esto mientras aún se debatía en Tribunales la solicitud de permiso para salir del país. En esa ocasión el fiscal Sergio Moya les señaló que no se opondrían a la suspensión temporal de la medida cautelar de arraigo nacional, situación que me permitiría salir del país en conjunto con mi familia; sin embargo, pasadas las horas, recibieron un llamado desde la Fiscalía para comunicarles que el fiscal Emiliano Arias habría cambiado de opinión, y que, en la eventualidad de ser solicitada dicha suspensión a la medida cautelar, la Fiscalía se opondría a ella sin justificar ante nosotros esta sorpresiva decisión", comienza el relato de la querella.

"Tal como se había planteado, se solicitó la suspensión de la medida cautelar antes indicada, con expresa oposición del Ministerio Público, solicitud que en definitiva fue rechazada por el Tribunal de Garantía de Rancagua, debiendo esta parte recurrir ante la Corte de Apelaciones de Rancagua, instancia en la que finalmente se acoge la solicitud, suspendiéndose la medida en forma temporal, permitiéndome realizar un viaje fuera del territorio nacional".

Prosigue el escrito: "En esa misma reunión, la Fiscalía y en particular el Fiscal Sergio Moya propuso a mis abogados, la posibilidad de suspender condicionalmente el procedimiento, salida alternativa que no había sido planteada con anterioridad y lo que significa una real oportunidad de negociación con el Ministerio Público, sin embargo, se planteó que para optar a dicha salida alternativa del procedimiento, se debía cumplir una condición la cual era, la de "colaborar" con la  investigación 'entregando a gente del gobierno' y no a cualquier persona vinculada al gobierno, sino que se nos solicitó información específica que se pudiera vincular directamente a Ana Lya Uriarte y a Gonzalo Vial Vial, padre de Gonzalo Vial Concha".

"Propuesta que no fue aceptada".

"El actuar arbitrario e ilegal de la Fiscalía Local de Rancagua, no se agota con el ofrecimiento de suspensión condicional del procedimiento antes reseñado, sino muy por el contrario se ve agravado con situaciones que son del todo reprochables, así las cosas, con fecha 16 de enero de 2018; fui citada conjuntamente con mi marido Sebastián Dávalos Bachelet a declarar en las dependencias de la Fiscalía Local de Rancagua, con el objeto de prestar declaración en la investigación seguida en contra de Gonzalo Vial Concha, en calidad de testigos. En esa oportunidad concurrimos con nuestros abogados Antonio Garafulic Caviedes y Carlos Fierro Hinojosa, quienes nos han representado en la causa denominada Caval, con ocasión de la citación, y previo a prestar declaración, se nos hace pasar a una pequeña sala de reuniones en el interior de la Fiscalía, en donde se encontrada el Fiscal y querellado Sergio Moya, quien luego de unas breves palabras introductorias, y más bien coloquiales, nos manifiesta la intención de fiscal Emiliano Arias de formalizar la investigación seguida en contra de mi marido por el delito de estafa".

"Cabe hacer presente que si bien, el fiscal Arias no se encontraba en la reunión, este si se encontraba en la Fiscalía, específicamente en su oficina ubicada en el quinto piso del edificio del Ministerio Público, pues durante el transcurso de la reunión posteriormente a la misma, el fiscal Sergio moya se excusó en reiteradas oportunidades para comunicarse con el fiscal Arias, volviendo con instrucciones, que le fueron entregadas por Arias para el desarrollo de la reunión".

"Así en un momento dado, se excusa para dirigirse con el fiscal Arias y transcurridos algunos minutos vuelve a la sala de reuniones, momento en el cual, solicita que yo yo mi cónyuge nos retiráramos de la sala de reuniones con el fin de hablar con nuestros abogados. Es en esta oportunidad en que el fiscal Sergio Moya, dirigiéndose a mis abogados, les manifiesta que "existe la voluntad de parte en la Fiscalía de arriba a un acuerdo en la causa seguida en mi contra", expresando que para ello debía aceptar los cargos en mi contra, accediendo a un procedimiento abreviado, ofreciendo una pena de 61 días, más accesorias legales y multa, optando asimismo a la remisión condicional de la pena, como forma de cumplimiento; y que en dicho caso, la Fiscalía se comprometía a no continuar con la investigación seguido en contra de mi marido, ofrecimiento que funda el delito de amenazas condicionales, de un mal que no constituye delito".

"Por otra parte, y manteniendo el interés de la Fiscalía en obtener de nuestra parte no solo un reconocimiento de responsabilidad, sino además de antecedentes adicionales vinculados a la causa seguida en contra de don Gonzalo Vial Concha, se les conmina a mis abogados a entregar mayores antecedentes acerca de la relación de del señor Vial con la empresa Agrosuper, específicamente en relación con el caso Freirina, con lo cual nos veríamos beneficiados en la investigación".

En su momento, Arias indicó a la prensa que "cuando hay una buena investigación, la verdad es que no queda otra que atacar al investigador para sacarlo. Si la investigación fuera mala y sin fundamentos creo que las defensas recurrirían a argumentos técnicos, pero en este tipo de casos hemos visto ataques que terminan con lo de siempre tratar de sacar al investigador".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.