Spielberg revela los secretos detrás de La lista de Schindler a 25 años de su estreno

la-lista

El cineasta fue homenajeado en el Festival de Tribeca, donde volvió a ver la película. Confesó que ha sido su mayor orgullo en el cine, habló del estrés tras el rodaje y de cómo Robin Williams alivianó su trabajo.


Por estos días se desarrolla la edición 2018 del Tribeca Film Festival, festival de cine que se extenderá hasta el 29 de abril en Nueva York.

Y anoche, el evento dedicó una retrospectiva al premiado cineasta Steven Spielberg, y una de sus obras más aplaudidas: La lista de Schindler.

25 años después de su estreno en los cines, el director y parte del elenco volvieron a sentarse frente a la pantalla para observar la película sobre la historia real del empresario Oskar Schindler, quien en pleno holocausto, ayudó a salvar a más de mil judio-polacos contratándolos en sus empresas durante la Segunda Guerra Mundial.

Tras la exhibición, Spielberg reveló varios detalles de lo que ocurrió mientras rodaba la cinta. Recordó por ejemplo que pasaron años hasta que finalmente decidió dirigir el proyecto: casi 10 años antes del estreno, en 1982, recibió una reseña del libro El arca de Schindler de Thomas Keneally, para que llevara esa historia al cine. Como no supo de qué manera podía convertir la complejidad de la trama en una película, tardó bastante en aceptar el trabajo. Fue después de leer el guión que accedió, incluso sabiendo que eso significaba dividir sus labores entre este y el rodaje de Jurassic Park, hoy una de sus emblemáticas ficciones.

[caption id="attachment_146892" align="alignnone" width="640"]

El cineasta Steven Spielberg junto a los actores Liam Neeson y Ben Kingsley en el Tribeca Film Festival. Foto: Brent N. Clarke/Invision/AP.[/caption]

"Estaba haciendo Jurassic Park en ese momento. Ese fue el problema. (Pero) no quería perderme el invierno. Sabía que tenía que estar grabando (Lista de Schindler) en enero en Polonia, por lo que se armó de manera increíblemente rápida", contó.

"Cuando finalmente comencé a grabar en Polonia, tenía que irme a casa unas dos o tres veces a la semana para llegar al norte de California, para poder aprobar tomas del T-Rex", recordó. "Y eso me generó una tremenda cantidad de resentimiento y enojo porque tenía que hacer esto, tenía que pasar realmente de La Lista de Schindler a los dinosaurios persiguiendo jeeps. (...) Sin embargo, estaba agradecido más tarde en junio, pero hasta entonces era una carga", agregó.

https://www.youtube.com/watch?v=bVj0OvNXDN8

Efectivamente, ambas cintas arrasaron en los cines: Jurassic Park recaudó más de mil millones de dólares en la taquilla mundial, mientras que La Lista de Schindler alzó siete premios Oscar, incluidos mejor película y mejor director. "Fue maravilloso ganar (el Oscar), pero al mismo tiempo solo recuerdo lo emocionado que estaba cuando (Branko) Lustig, nuestro productor, le mostró al mundo que él también estuvo en Auschwitz, que tenía números en el brazo", comentó Spielberg.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=1HKTYYX50hQ

Para el cineasta, la emotividad estuvo presente durante toda la gestación de la película. Recordó por ejemplo el momento en que rodó la escena en la cámara de gases. "Fue el día más traumático de mi vida", aseguró, más aún cuando vio que algunas actrices polaco-judías "no estaban actuando", sino  que "experimentado" el horror que vivieron sus familiares. Tanto así que algunas sufrieron crisis de ansiedad y debieron ausentarse de las grabaciones algunos días.

https://www.youtube.com/watch?v=M5FpB6qDGAE

Spielberg recordó otro momento del rodaje que lo marcó, cuando una mujer polaca vio a uno de los actores usando el uniforme de la SS, y le gritó que ojalá los nazis volviesen para "protegerlos".

Frente a tanta emotividad a flor de piel, el cineasta tuvo a un especial amigo sacándole una sonrisa: el fallecido actor Robin Williams. Spielberg contó que el artista lo llamaba todos los días, y que su único fin era hacerlo reír. "Nunca se despedía. Siempre me colgaba cuando escuchaba mi carcajada más sonora", reveló.

El director aclaró además uno de los rumores que circularon frente al papel principal, que interpretó magistralmente Liam Neeson. Aclaró que jamás se pensó que ese rol lo ocupara Mel Gibson, como trascendió entonces, pero que sí se pensó en Martin Scorsese para la dirección.

También confesó que sintió temor de que el público pensara que la historia era ficticia, más aún cuando su última película había sido E.T. Fue por eso que tomó la decisión de poner como escenas finales a varias de las personas salvadas por Schindler, así como a su viuda, Emilie Schindler, honrando la tumba del empresario.

https://www.youtube.com/watch?v=o1Xhi91fj9A

Comenta