Ministerio de las Culturas crea el primer Consejo Asesor de Museos

adadadadadadadad

La ministra Alejandra Pérez detalla el rol que cumplirá, a contar de 30 días, la nueva figura que apoyará la gestión de distintos espacios. También anuncia la conformación de consejos asesores permanentes para los museos nacionales de Bellas Artes, Historia Natural e Histórico.



Más de 36 mil museos de 157 países del mundo, incluido Chile, participaron ayer del Día Internacional de los Museos, que se celebra cada 18 de mayo desde 1977. Bajo el lema "Museos hiperconectados: enfoques nuevos, públicos nuevos", la instancia pone en relieve una serie de temas que atañen directamente a los espacios, cuyos directores salieron al encuentro del público para sensibilizarlos acerca de los desafíos que enfrentan hoy.

Siguiendo la misma senda y como parte de la reorganización que trajo la puesta en marcha del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en marzo pasado, en 30 días se constituirá el primer Consejo Asesor de Museos. La figura, que dependerá del Servicio Nacional del Patrimonio, encabezado por su director subrogante Javier Díaz -en reemplazo del ex Dibam Angel Cabeza-, buscará apoyar la gestión de los 244 espacios públicos inscritos en el Registro de Museos de Chile, así como de los de carácter privado.

Acorde a la Ley 21.045, la misma que puso en vigencia al ministerio, el Consejo Asesor de Museos estará integrado por tres miembros de pleno derecho: el antropólogo y director del Museo Nacional de Historia Natural, Claudio Gómez, quien asumió en 2007; el artista Roberto Farriol, a la cabeza del Bellas Artes desde 2011 y, en reemplazo de Pablo Andrade tras su abrupta salida del Museo Histórico, figura la curadora Isabel Alvarado, directora subrogante hasta que se llame nuevamente a concurso público.

"También habrá cuatro representantes de regiones, así como actores y entidades de la sociedad civil, y que deben ser personas con experiencia y reconocidas en su área, además de lo más representativas y democráticas posible", explica la ministra Alejandra Pérez. "Aún estamos proponiendo la forma en que se convocará a estos últimos, pero eso lo va a señalar el reglamento; una opción podría ser en base a concursos públicos, y la otra es que los rangos vengan desde nosotros, pero es algo que aún se está definiendo", añade.

La secretaria de Estado le ha solicitado además al subsecretario del Patrimonio, el arquitecto Emilio de la Cerda, "que a través del Servicio Nacional del Patrimonio explore la fórmula para crear consejos asesores permanentes para los museos nacionales de Historia Natural, el Bellas Artes y el Histórico", revela.

¿De dónde surge la necesidad de estos consejos asesores y qué función tendrán?

- Así ocurre con la mayoría de los grandes museos del mundo, en países como Inglaterra, Francia o Italia, donde existen consejos específicos que establecen los estándares de los espacios. Aquí en Chile ocurrirá lo mismo, y en el caso del Consejo Asesor de Museos, este podrá proponer al subsecretario del Patrimonio las medidas que estime necesarias para fomentar el desarrollo museográfico, perfeccionar la gestión y contribuir a la definición de la Política Nacional de Museos de los próximos años.

Pero no solo eso, advierte la titular de Cultura: "El Consejo Asesor de Museos también operará como un órgano consultivo de los distintos museos que requieran su opinión, como pudo hacerlo en el caso que vivimos recientemente con el Museo Histórico Nacional", recuerda la ministra, a propósito de la destitución del antropólogo Pablo Andrade el 10 de mayo pasado, cuando desató la polémica al incluir en la muestra Hijos de la Libertad una frase del general Augusto Pinochet de 1973.

"De haber estado activo el Consejo Asesor de Museos, el director del Histórico Nacional perfectamente pudo haberlo consultado con el equipo y que evaluaran si era pertinente el diseño de la muestra o no", añade Pérez.

- El Consejo Asesor de Museos tenderá un diálogo entre el sector público y privado, ¿qué valor ve Ud. en esa alianza?

- Es complementaria y una relación muy necesaria además. Es bueno que ambos modelos se enfrenten, en el buen sentido del término, y que se nutran las dos miradas. Desde cualquier punto de vista es auspicioso, y nuestra idea es que ambos sectores dialoguen y colaboren en la gestión de los respectivos museos para que cumplan con los estándares internacionales.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.