"Lo siento por Chile": Mario Vargas Llosa sale a defender al ex ministro Mauricio Rojas

mauricio rojas

25.08.2016. Entrevista, Mauricio Rojas, Historiador, de la Fundacion para el Progreso, Seccion Reportaje. Fotografia Primer Plano. Foto: Richard Ulloa / La Tercera

"Lástima que la victoria del revanchismo hepático, prive a Chile de un ministro que en el campo cultural hubiera dejado una huella de progreso en la realidad chilena", asegura el Nobel peruano desde una columna publicada hoy.



"En defensa de Mauricio Rojas, intelectual y hombre de acción", se titula una columna de Mario Vargas Llosa publicada hoy por La Nación de Argentina.

Allí, el escritor explica que "su velocísimo paso por el gobierno se debió a una impecable operación de descrédito y calumnias de izquierda que yo creía, ingenuo de mí, reformada y democrática".

"Me equivocaba", añade el hombre de La ciudad y los perros: "Sigue siendo la misma que contribuyó, con su sectarismo extremista y retórica incendiaria e irreal en los tiempos de Salvador Allende, a destruir la democracia chilena y a llevar al poder al sanguinario régimen de Pinochet, que, por supuesto, la golpeó a mansalva", a propósito de las 90 horas en que Rojas fue el ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio del gobierno de Sebastián Piñera.

Vargas Llosa se refiere a la polémica por los dichos del ex ministro contra el Museo de la Memoria, donde una frase suya publicada en Diálogo de conversos en 2016 terminó por sacarlo de La Moneda.

"De este libro está entresacada, desgajándola de su contexto, la frase que desató la gran movilización de la izquierda chilena contra Mauricio Rojas, una frase que critica al Museo de la Memoria llamándolo un 'montaje' dramático más que un museo", puntualiza el escritor.

Luego sigue: "Deducir de ello que Mauricio niega los horrores cometidos por el régimen de Pinochet es un disparate sin pies ni cabeza. Hay decenas de citas que se pueden sacar de sus artículos, libros e intervenciones públicas, en los que reconoce y condena con dureza los crímenes de la dictadura que padeció Chile durante el régimen militar".

"Lástima que esta victoria del revanchismo hepático prive a Chile de un ministro que en el campo cultural hubiera dejado también una huella de progreso en la realidad chilena", asegura Vargas Llosa.

"Lo siento por Chile, no por él ni por sus lectores. Porque entiendo que, ahora, después de esta experiencia frustrante, ha decidido apartarse de todo cargo político para retornar a su trabajo intelectual", dice el autor de Conversación en La Catedral.

Allí, en la columna de La Nación, también asegura que "la batalla sólo ha empezado y será larga, pero, pongo mi mano al fuego por ello, tarde o temprano Mauricio Rojas será el ganador".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.