Treinta años de respeto

erasure_1_2014_joedilworthsm

"A little respect", el ruego de un amante defraudado que no indica un género específico, fue el tercer single del tercer disco de Erasure, el dúo que Vince Clarke formó con Andy Bell gracias a un anuncio en la legendaria revista Melody Maker.


Hubo una época en el que la comunidad gay adoptaba canciones como propias, aunque la letra no indicara explícitamente una orientación sexual. Años en que bastaba un guiño camp, una melodía exuberante acompañada de un verso apasionado en la voz de un intérprete colorido, para que el tema se transformara en parte del decorado del arcoíris subterráneo de los bares y boliches. Eran momentos en que la sigla LGBTI no había sido acuñada y la idea de "diversidad sexual" aun no se extendía como concepto político. Aquello considerado "gay", en esas décadas, era algo semiclandestino, como las contraseñas; un argot, un lenguaje morse que sólo dominaban los entendidos. La canción "A little respect" de Erasure fue parte importante de ese alfabeto del que ya formaban parte la coreografía de "YMCA", el clamor despechado de Gloria Gaynor y los coros sublimes de "Frankie goes to Hollywood".

Ni la letra, ni el video de "A little respect" tienen atisbo de militancia. Es el ruego de un amante defraudado que no indica un género específico. Asimismo las imágenes del video, lejos de rendirse a una historia de ruptura, es una sucesión cómica de juegos de palabras protagonizados por el compositor Vince Clarke y el vocalista Andy Bell. "A little respect" cundió en Europa e incluso logró notoriedad en Estados Unidos, un país que solía condenar el pop con guiños gay a circuitos restringidos, como ya le había ocurrido a Pet Shop Boys luego de "Domino dancing" y como le ocurriría en el futuro a Scissor Sisters quienes tuvieron más reconocimiento en Inglaterra que en su propio país.

https://www.youtube.com/watch?v=x34icYC8zA0

"A little respect" fue el tercer single del tercer disco de Erasure, el dúo que Clarke formó con Bell gracias a un anuncio en la legendaria revista Melody Maker. Las posibilidades de que el proyecto fuera exitoso eran altísimas. Vince Clarke había fundado Depeche Mode, banda de la que se retiró apenas alcanzaron el éxito, para luego formar Yazoo con Alison "Alf" Moyet, dúo que con sólo dos discos logró instalarse en el memorial del pop gracias a una deslumbrante combinación de sintetizadores, pop bailable y la voz blusera privilegiada de su intérprete. En cierto modo Andy Bell fue una contracara masculina y teatral de Moyet, una cantante con una personalidad mucho más sobria. Ambos, sin embargo, tenían en común un registro vocal inusual para el synthpop británico, dominado en ese entonces por OMD, Human League y Softcell.

Desde el video de "Who needs love like that", Erasure se plantó como un vodevil direccionado a una audiencia que buscaba estribillos y melodías para disfrutar en la pista de baile. En ese video tanto Andy Bell –abiertamente gay- como Vince Clarke –discretamente heterosexual- aparecen travestidos como bailarinas de can can. Era la prehistoria del transformismo como espectáculo mainstream.

"A little respect" fue la consagración de esa tarea de llevar la estética camp a los escenarios de los conciertos pop. Un registro que después continuaría con "Love to hate you" y los cuatro cover de Abba-esque.

En estos treinta años la canción "A Little respect" se transformó en un himno del synthpop británico y en un emblema gay que, con el tiempo, se ha colado en otras fiestas: en 2015 fue adoptada como arenga por el equipo de rugby inglés Hull Kingston Rovers y en 2016 se escuchó en un capítulo de la segunda temporada de Narcos.

https://www.youtube.com/watch?v=53nIeE7uEt0

Comenta