El auge del cine fantástico y de terror chileno

1534780920-contra-el-demonio

Las producciones locales del género aumentarán en los próximos meses, con la mirada puesta en el extranjero.


Para el público promedio puede resultar difícil recordar las últimas películas chilenas de terror, ciencia ficción o fantasía. Ha pasado más de un año desde que apareció Madre, el thriller psicológico con Daniela Ramírez que no tuvo grandes resultados, con 23 mil espectadores. Ahora, como la principal carta de 2018, llega el 25 de octubre Contra el demonio, cinta sobre posesiones demoníacas que dirige José Miguel Zúñiga (Fuerzas especiales) y que tiene en su reparto a María José Prieto y Julio Milostich.

Sin embargo, detenerse sólo en los filmes que han logrado distribución no otorga una panorámica completa. Ya lo advertía la primera edición del Festival de Cine Fantástico y Género de Santiago, Fanges, que en junio exhibió algunas películas sin distribución en multisalas: la cinta con ecos de fantasía Crisis, el largometraje de ciencia ficción Noche y la violenta Trauma, que pasó por más de 40 festivales.

Con una mirada similar, la próxima semana se realizará el Santiago Horror Film Festival y a fines de octubre, en Concepción, será el turno de Suspenso, mercado que este año sólo exhibirá películas bajo la conducción de Patricio Valladares, realizador que aprovechará de mostrar Nightworld (2017), su cinta con Robert Englund (Freddy Krueger).

Todo un síntoma de que en ese ámbito del cine nacional hay más movimiento del que se imagina, incluso con filmes con aspiración internacional, muchas veces desarrollados por realizadores que debutan en el género. Allí corren con ventaja dos proyectos de la Fundación Factoría, del director Lucio Rojas (Trauma) y la guionista Sandra Arriagada (La chúcara). De esos títulos, el más adelantado es Apocalyptica, una película de zombies que tiene confirmadas a Gabriela Hernández y Teresita Reyes, y planifica su rodaje para enero, con Arriagada en la dirección y coproducción de México.

"Es una historia coral de seis mujeres sobreviviendo a un mundo apocalíptico, para el que hemos encontrado mucho apoyo acá. Creo que en un país como Chile, que tiene locaciones de tan fácil acceso, se pueden hacer historias de corte fantástico maravillosas", dice Arriagada sobre la cinta, que se rodará en regiones, además de sumar para 2019 otro largo más: la antología de terror 28.

Su título alude al ciclo femenino y lunar, con seis historias de mujeres de 12 a 53 años: dos serán en Chile, dirigidas por la guionista, mientras que otro par será en México, una en Brasil y otra en un país a definir. Las nacionales serán protagonizadas por Nathalia Aragonese y la española Itziar Castro (Vis a vis). Además, el proyecto cuenta con Chemistry, la empresa mexicana que realizó la postproducción de la serie de Luis Miguel, y que ahora lleva las conversaciones con compañías interesadas en adaptarla a la televisión.

"México tomó la batuta, porque desarrollar desde acá una serie de esta magnitud, de varias temporadas, es imposible", especifica Rojas, que además alista su nueva película en coproducción con Italia. Un thriller titulado Fascinare que abordará la historia de un pedófilo, evitando -dice- lo explícito. "Trata de cómo el personaje evita toda su vida transformarse en ese monstruo".

Nuevas criaturas

"Hay una tendencia a que pueda venir terror de países que no sean Estados Unidos, lo que genera un espacio para Chile", dice Karina Jury, productora ejecutiva y directora de Atómica Films, que prepara la cinta Las horribles, su debut en el género. Un proyecto del director Cristóbal Echevensko (Yokai) que en su historia mezcla un juego de realidad virtual con influencias de Hitchcock.

Una mirada similar está detrás de The monster within, el nuevo filme de Rodrigo Susarte (Gen mishima), que involucra a importantes nombres de la industria. Su protagonista será el español Luis Tosar, como un detective chileno que investiga un misterioso caso, y tendrá una criatura que será diseñada por el argentino Gerardo Zaffino (con experiencia en Marvel Comics) y el chileno Óscar Squella, además de contar con los efectos especiales del danés Peter Hjorth, colaborador habitual de Lars von Trier. "Vamos a traer a Chile distintos tipos de expertise que no se ha visto antes. Eso alimenta la industria local, así como también a la Región del Biobío, donde se va a rodar la película", dice la productora Florencia Larrea de Forastero sobre una cinta que une a Chile, Dinamarca, España y Canadá y se filmará en marzo.

En tanto, sólo con esfuerzos locales, también se alista Bandera roja, del director Esteban Vidal (Barrio universitario), centrada en una familia que vive sucesos paranormales en una playa.

Patricio Valladares, que lleva un lustro haciendo películas para el extranjero y ahora filmará la miniserie Embrión, asegura: "Entre más gente haga películas de terror, va a haber más apoyo. Se va generando una escena, aunque tome tiempo".

Comenta