Helter Skelter: la lectura fatal de una canción

gettyimages-515574624

Seven deputies escort Charles Manson from the courtroom after he and three followers were found guilty of seven murders in the Tate-LaBianca slayings.

El tema nació como un intento de Paul McCartney por superar a The Who. Sin embargo, quedó marcado por un recordado homicidio.



Uno de los tracks más llamativos del White Album es "Helter Skelter". El tema es un potente rock compuesto por Paul McCartney, y la intención de su autor era de competir con The Who. Como pocas veces, se puede escuchar al cuarteto de Liverpool tocando de manera muy potente, cruda y directa.

"Yo estaba en Escocia y leí en Melody Maker que Pete Townshend había dicho: 'acabamos de grabar el disco de rock más desmadrado, estridente y divertido que hayáis oído jamás'. Nunca averigüé qué disco era ese que había grabado The Who, pero me dio una idea. Les dije a los otros: 'creo que deberíamos grabar un disco realmente bestia', y compuse 'Helter Skelter'", señala Macca en el libro The Beatles Anthology.

En la biografía que Philip Norman realizó del autor de "Yesterday", se aclara el misterio sobre la canción de The Who: se trataba de "I can see for miles".

Para lograr el objetivo de sonar de manera salvaje, tal como la banda londinense, los de Liverpool debieron grabar de manera alocada. El periodista Bob Spitz cuenta detalles en su obra The Beatles: the biography: "Originalmente se ejecutó durante épicos veintisiete minutos. El objetivo de los Beatles era reducir la cacofonía a cuatro minutos elegantes. En un estudio lleno de perfeccionistas, no fue una tarea fácil. Tiraron todo lo que tenían en los micros para hacer la canción "más fuerte y más sucia": distorsión, feedback, eco, silbidos de cinta, aullidos. John intentó tocar el saxofón en un dúo con Mal Evans, igualmente deficiente en la trompeta. La voz salvaje de Paul, que estaba respaldada por John y George, mantuvo a los medidores Vu en la línea roja durante todo el embate ensordecedor".

En la misma línea, Ringo Starr, el baterista de The Beatles, recuerda con claridad el momento de la grabación en el estudio. "'Helter Skelter' es una canción que grabamos en el estudio, riéndonos como locos y totalmente desmadrados, a veces tienes que dar rienda suelta a lo que llevas dentro, y en esa canción –en la que predomina el bajo de Paul y mi batería-, Paul se puso a cantar a voz en cuello y la compuso en un santiamén", señala en el Anthology.

Según Spitz, la banda le pedía a Ringo que tocara su instrumento de manera agresiva. "Seguían presionando a Ringo para que 'solo golpeara la mierda fuera de los tambores, simplemente los matara', mientras enrollaba sus brazos alrededor del kit. Según el ingeniero en escena, él 'tamborileaba como si su vida dependiera de ello'. Después de una particularmente feroz decimoctava toma, Ringo arrojó sus palos por la habitación y gritó: "¡Tengo ampollas en los dedos!" que proporcionó el final perfecto para una canción tan imperfecta", cuenta en su obra.

En la reedición 2018 del disco, se puede encontrar una versión inicial del tema, de casi 13 minutos. Es más pausada y con un ritmo más cansino que la que terminó en el disco.

Además, hay otra toma, de 3 minutos, con la furia desatada del grupo.

El asesinato de Sharon Tate

Una vez lanzado el disco, la canción no solo se hizo célebre por su potencia, sino que por un hecho criminal ocurrido un año después, en 1969. Se trató del asesinato, a manos de Charles Manson, de la actriz Sharon Tate, pareja del cineasta Roman Polanski.

Manson estaba obsesionado con la idea de que los afroamericanos iban a protagonizar una revuelta social que terminaría acabando con la raza humana. En su mente, creyó interpretar este mismo mensaje en "Helter Skelter" y, empujado por ello, comenzó -junto con unos seguidores- a cometer asesinatos.

El 31 de julio de 1969, un profesor de música, Gary Hinman, fue acuchillado por los seguidores de Manson, y el 10 de agosto mataron a un matrimonio de comerciantes, Leno y Rosemary La Bianca. Tras cometer los ilícitos, en las paredes de los domicilios de las víctimas escribieron con sangre "muerte a los cerdos" y también "Helter Skelter".

Fue en esta vorágine que Manson acabó con la vida de Tate, el 9 de agosto de ese año, en la casa de Los Ángeles, donde residía la intérprete. Junto con ella -embarazada de ocho meses- perecieron sus amigos Jay Sebring, Voytek Frykowski y Abigail Folger.

"Charles Manson interpretó que 'Helter Skelter' estaba relacionado con los cuatro jinetes del Apocalipsis. Sigo sin saber qué tiene que ver nuestra canción con ese pasaje del libro profético de la Biblia. Yo no lo he leído, de modo que no lo sé, pero Manson lo interpretó así, que en la canción 'Helter Skelter' nosotros éramos los cuatro jinetes y que nos habíamos propuesto exterminar a todo el mundo", afirma Paul en el Anthology.

"No se qué tiene que ver 'Helter Skelter' con el hecho de apuñalar a la gente", agrega John Lennon en el mismo tomo.

Por su parte, Ringo señaló: "Fue espantoso. Yo conocía a Roman Polanski y a Sharon (Tate). ¡Qué época más terrorífica! Nos quedamos helados ante ese estallido de violencia en medio de aquel ambiente de amor, paz y psicodelia. Fue horrible".

También en Anthology, George Harrison aventuró una explicación más profunda. "Todo el mundo quería aprovecharse del fenómeno de The Beatles. La policía, los promotores, los alcaldes y hasta los asesinos. The Beatles constituían un tópico, el tema más comentado del mundo, y todos quisieron sacarle jugo, fuera o no por nuestra culpa. Nos disgustó mucho que nos asociaran con un tipo tan indeseable como Charles Manson".

Manson, junto a su pandilla, fue arrestado tras el asesinato de Tate y condenado a muerte. La sentencia fue conmutada a cadena perpetua en 1972 debido a que el Estado de California suprimió temporalmente la pena capital. Falleció en prisión en 2017.

Comenta