Fernando Pérez, formador de arquitectos, será el director del Museo de Bellas Artes

Fernando-Perez

Fernando Pérez Oyarzún es especialista en modernismo y ha escrito varios libros de arquitectura, la mayoría editados por ediciones ARQ. Foto: Facultad de Arquitectura UC

Asumirá por tres años en la institución que se mantenía acéfala desde la salida de Roberto Farriol, en julio pasado. El académico de la UC ha sido mentor de destacadas figuras como Alejandro Aravena, Smiljan Radic y Cecilia Puga.



Sus conexiones con las artes visuales no son las más evidentes, pero desde hace unas semanas el nombre del arquitecto Fernando Pérez Oyarzún (1950) comenzó a sonar fuerte como uno de las más probables cartas para hacerse cargo de la dirección del Museo Nacional de Bellas Artes. Muchos aseguraban que su cercanía al también arquitecto Emilio de la Cerda, subsecretario del Patrimonio Cultural y de quien fuera profesor, lo ponían en ventaja frente a otros candidatos más próximos al área como el artista Arturo Duclos o el curador Ramón Castillo. Más allá de sus credenciales académicas, Fernando Pérez ha destacado por una impecable trayectoria como director de la Escuela de Arquitectura de la UC entre 1987 y 1990, y luego como decano de la Facultad de Arquitectura y Bellas Artes de la misma casa de estudios entre 1999 y 2000. Fue allí, desde su oficina en el Campus Lo Contador, donde el académico hizo sus mayores contribuciones como mentor de una de las generaciones locales de arquitectos más destacadas que hoy brillan internacionalmente: Alejandro Aravena, Mathias Klotz, Smiljan Radic, Cecilia Puga y Sebastián Irarrázaval fueron sus discípulos. Desde hoy Pérez Oyarzún tiene un desafío que puede ser aún más transversal.

Este lunes, la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, lo anunció como el nuevo director de la principal pinacoteca del país, tras cumplir con el proceso abierto por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural en el cual participaron 58 postulantes. Ante la noticia, el arquitecto se mostró entusiasmado, pero cauteloso y no quiso adelantar aún cuál será su línea dentro del museo.

"Asumo el cargo con mucha modestia y mucha responsabilidad. Estoy contento porque es una de las instituciones más importantes del país y creo que mi esfuerzo debe estar a la altura de esa tarea. Esto recién comienza, tengo que enterarme de muchas cosas, conocer al equipo, las líneas políticas establecidas. Por eso pido paciencia para poder asumir este cargo", dijo a La Tercera.

"Por cosas del destino, mi cercanía con el museo es mucha, ha sido una constante en muchas de mis investigaciones, conozco su historia, cómo se gestó y se ha venido desarrollando, la verdad es que siento una gran cercanía", agregó.

El terreno que pisa Pérez Oyarzún no es precisamente llano. Su llegada se producirá luego de que en julio pasado se le pidiera la renuncia al artista y también académico de la UC Roberto Farriol, tras seis años, por "pérdida de confianza en su gestión". Desde el ministerio se habló también de "división dentro del equipo" y "liderazgo disfuncional". Obstáculos que el nuevo director deberá asumir y superar.

"Su extensa trayectoria como académico, investigador y gestor en el campo del patrimonio cultural nos demuestra su capacidad de liderazgo y gestión para asumir esta gran labor que se le encomienda", sostuvo la ministra Valdés.

El director del Museo de Arte Contemporáneo, Francisco Brugnoli, cree que su nombre le dará garantías a la institución: "Lo conozco desde hace muchos años y es un tipo muy serio y que arrastra además un gran prestigio. Me parece un muy buen nombre y seguro tendrá un respaldo importante sobre todo desde la academia".

El pintor Samy Benmayor destaca su cultura y preparación, que lo habilitan para dirigir el museo. A su vez, la representante de Chile en la Bienal de Venecia de este año, Voluspa Jarpa, asegura que no necesariamente un artista es una figura ideal para el cargo. "El museo tiene un problema grande de gestión, así que me parece bien que no sea un artista. El museo necesita una persona con una visión profesional, los arquitectos están acostumbrados a trabajar en equipo y son naturalmente multidisciplinarios. Él sabrá contratar a las personas adecuadas", afirma.

Sin embargo, para algunas figuras de la escena artística la relación entre el arquitecto y las artes visuales no es clara y su llegada genera recelo. "Si uno estudia los libros de historia del arte chileno de los últimos 40 años, el nombre de Fernando Pérez no aparece en ninguno. Respeto su curriculum, me parece que es un gran arquitecto y académico", dice el curador independiente Camilo Yáñez.

El artista y Premio Nacional de Arte 2003, Gonzalo Díaz es más duro: "Por donde lo mire es negativo: se está eligiendo a un director que no se debió haber elegido y que, pienso, se hará cargo de la manera más neoliberal posible de un museo estatal".

Arturo Duclos, quien postulaba al cargo, subraya que "es un desconocido en el mundo del arte. Creo que hoy lo que más se necesita es acción, el museo necesita reencantar. Esta decisión va en la misma línea de ver el museo como un simple lugar para conservar el patrimonio".

Tareas y desafíos

Aunque todavía no hay claridad sobre la fecha en que asumirá el puesto, Pérez Oyarzún fue nombrado por tres años -renovables a un segundo periodo- y contará con un presupuesto de $ 1.200 millones para 2019, notoriamente inferior a los $ 3.173 millones que recibirá el GAM y los $ 2.073 millones del Centro Cultural La Moneda.

Eso sí , más allá de los números, el desafío mayor de Pérez Oyarzún será generar consensos y aunar esfuerzos quizás hacia una transversalidad de las artes. Al igual que lo hiciera desde el seminario La Ciudad y Las Palabras -del Doctorado en Arquitectura y Estudios Urbanos de la PUC- donde posibilitó la venida a Chile de figuras de prestigio mundial como el escritor y Premio Nobel JM Coetzee, el novelista Paul Auster y el cineasta Werner Herzog, para exponer su mirada sobre la urbe, Pérez buscará demostrar que los arquitectos también tienen algo que decir sobre las artes en general.b

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.