El tema Venezuela afecta a la competencia y animadores se defienden de las críticas

Martin MaLuisa Venezuela WEB

María Luisa Godoy y Martín Cárcamo en la primera noche del certamen.

Martín Cárcamo explica sus alusiones políticas como parte de otra era para la animación en TV. Una integrante del jurado critica la inclusión de un tema con la historia de una venezolana.


La tensión social de Venezuela también tuvo réplicas mucho más al sur. En la bienvenida del Festival el domingo pasado, los animadores María Luisa Godoy y Martín Cárcamo, aludieron a la agitación que atraviesa la región y culminaron el mensaje con un sonoro "¡democracia y libertad a Venezuela!". Luego el tema se repitió con Wisin & Yandel, quienes llamaron a cantar "tan fuerte para que lo escuchen en Venezuela"; y sobre todo con el colombiano Sebastián Yatra, que invitó al escenario a un grupo de nacidos en ese país, para luego calificar al gobierno de Nicolás Maduro de "régimen miserable" y contar que una hora antes había hablado con Juan Guaidó, el presidente encargado de ese país.

Para Cárcamo, las palabras junto a su compañera marcan un antes y después en la forma de conducir Viña: "Corren nuevos tiempos para los animadores, en que hay que tener opinión; con respeto, pero hay que poseer un punto de vista. Tenemos que hacernos cargo de estos temas. Si me preguntas si hay un antes y un después, creo que sí. Este festival dio un paso muy importante el domingo".

La idea fue de los propios conductores, quienes unos días antes advirtieron a su equipo más cercano que hablarían de coyuntura. Por ejemplo, les avisaron a los actuales directores ejecutivos de cada señal, Alicia Zaldívar (TVN) y Javier Urrutia (Canal 13). Ambos los apoyaron. El rostro del matinal Bienvenidos, en palabras que según dice también comparte Godoy, sigue: "El tema lo hablamos nosotros, no podemos ser robots repetidores de algo escrito por otros, sino que hay momentos donde afloran las ideas. Hablaría muy mal de nosotros no hacernos cargo".

El director televisivo del certamen, Álex Hernández, señala: "Lo que teníamos organizado era que ellos en los primeros momentos dijeran lo que sienten; y sintieron eso. Podrían haber sentido pena por la pérdida de un amigo o lo que fuera. Sabían que llegaban a todo el mundo y se la jugaron por ese discurso".

Javier Urrutia, director ejecutivo de Canal 13, se suma: "No me pareció un discurso político. Lo entendí como un mensaje de apoyo a un pueblo que pasa por un momento dramático. Nuestros animadores no son robots. Si yo no pensara que pueden hablarles a 250 millones de personas, no los pondría ahí. Tienen todo mi apoyo y el de Canal 13".

La actriz y cantante venezolana María Gabriela de Faría, que en esta versión oficia de jurado de las competencias, apoya los discursos y suma un matiz: el domingo le tocó evaluar Pégate sexy - La Chama, de Mr. Saik, el representante de Panamá, cuya letra alude en plan metafórico a una "chica venezolana" que migra para hacer trabajos de dudosa reputación. La canción ha desatado una gran polémica y el intérprete se disculpó en pleno escenario tras su presentación, además de gritar "¡Arriba Venezuela, abajo Maduro!".

De Faría dice: "Como jurado tengo que ser muy imparcial y traté de serlo, pero definitivamente ahí yo tengo una responsabilidad. Trató de tocar el tema y pedir disculpas, pero es muy grave que esa haya sido la canción que decidió cantar en Viña. Estas actitudes no se pueden tolerar".

En tanto, en el continente el Festival se ve por Fox. En Venezuela, su llegada es en el 100% de las personas con TV de pago. Según la revista Prensario, los suscriptores han bajado y en 2018 llegaron a 4.6 millones, cerca de un 14% de la población. La semana pasada transmitieron en uno de sus canales -Nat Geo- el concierto Aid Live, pero la emisión fue sacada del aire por el gobierno de Maduro. Al interior de la firma no poseen hasta ahora información en torno a que una situación similar se pueda vivir con Viña 2019.

Comenta