Andrea Velasco saca la voz ante el abuso y la discriminación

AndreaVelascoWEB

Velasco en una imagen promocional de su nuevo single, Miss América.

Desde EE.UU. la actriz lanza una canción sobre la violencia hacia las latinas. También habla de sus denuncias contra Nicolás López: "Quedé muy dañada", cuenta.


En cuatro minutos de elocuente pop y guiños rockeros, el coro pronuncia con ímpetu y en inglés: "Herida pero viva". La imagen que acompaña el lanzamiento la muestra con corona y vestido, ojo izquierdo con un hematoma pero mirada fija y una banda que cruza su pecho. "Es una canción con fuerza. Mi idea no era decir 'somos víctimas' sino que '¿me quieres golpear? Da lo mismo, vamos a seguir adelante'", señala Andrea Velasco ante el debut de su nuevo single, "Miss América".

Sobre su génesis, la actriz y cantante dice al teléfono: "Al principio partí hablando sobre la violencia hacia las mujeres y de repente se empezó a tornar en la violencia hacia las latinas". Idea que desembocó en "una especie de grito de guerra", en respuesta al escenario que hoy vive la nación gobernada por Trump y a la que llegó hace tres años para fijar residencia en Nueva York, pausando su carrera en Chile en cine y TV, además de un trayecto en la música que plasmó en 2015 con el EP Piñata.

"Hace rato tenía ganas de cantar en inglés. Venía con ese bichito y ya viviendo acá uno conoce otra realidad como latino. Al final empiezas a entender que con la discriminación, sobre todo de este gobierno, da lo mismo el color, es con la raza", explica.

En EE.UU. ha realizado teatro y en 2017 protagonzó el corto Desde el principio, de Miguel J. Soliman y con guion del argentino Nicolás Giacobone (Birdman). El filme lo compró HBO y recibió galardones en festivales estadounidenses. Incluso en 2018 compitió en Sanfic y Valdivia. "Lo sentí como algo muy lindo de parte de mi país, después de todo lo que he vivido con el tema López. Sentí como un espaldarazo en ese sentido de los festivales, de mostrar nuestro cortometraje, que es hablado en español, pero la mayoría de la producción es gringa", comenta.

Hace año, la actriz fue una de las figuras de mayor notoriedad pública en denunciar a Nicolás López, quien la dirigió en la trilogía Qué pena. Como parte de los testimonios que en revista Sábado señalaban situaciones de abuso y acoso, su caso apuntaba a malos tratos en lo laboral, de parte de López y su productora Sobras.

Desde Nueva York observó el desarrollo del caso -que hoy tiene al realizador formalizado-, pero sólo se expresó por redes sociales. "Mi plan no era seguir dando declaraciones. La importancia está en las víctimas puntualmente de acoso y abuso sexual, y en dejar que la ley haga su trabajo, esperemos que bien".

Y precisa: "Han sido años muy rudos desde que terminé mi relación con Sobras. He querido todo el rato desligarme de ellos, sin menospreciar el trabajo que hice y que hicieron mis compañeros, de los cuales siempre voy a estar muy orgullosa". Y luego revela que lo que vivió "claramente tuvo mucho que ver con mi salida del país. Quedé muy dañada. Yo sufrí todo el tema de abuso laboral y fue súper rudo".

Cuenta que si bien se consideró que entregara su testimonio ante fiscalía, con los abogados se resolvió que "mi declaración no tenía urgencia" y que "al final los casos más importantes fueron los de las menores de edad".

Además de confirmar un nuevo EP, Velasco se proyecta en cine: "Lo único que quiero es poder trabajar con otros directores. Tengo mucho que entregar y muchas ganas de actuar en cine. No quería que me siguieran marcando como la mina de López, no quería seguir bajo esa etiqueta, cuando yo me he podido desarrollar en televisión, en series y en otros cortos y películas".

Comenta