Las conquistas del Rey: el último libro de Lucho Gatica

LGaticaWEB

Marisol García y Carlos Contreras reconstruyen las cumbres del cantante y su impacto en el mundo, a casi un año de su muerte.


Su título es simple y elocuente: Lucho Gatica. Y aunque su contenido lo instala como el registro más exhaustivo y completo que se ha confeccionado hasta ahora en torno a la vida y -sobre todo- la obra del cantante rancagüino, sus autores aclaran que no se trata de la biografía definitiva ni de una guía para especialistas en el hombre que el mundo bautizó como el Rey del bolero.

"Es, más que todo, un homenaje a Gatica, una compilación de todas sus áreas", asegura Carlos Contreras, figura de la Nueva Ola y propietario de la más completa colección de discos editados por el intérprete de Reloj durante su carrera. Un catálogo en apariencia inabarcable, que sólo en formato long play se acerca a los 200 títulos -sin contar EPs, singles de 45 y discos de 78- y que Contreras ha ido recabando durante años por los cinco continentes, para ahora desplegarlo en el libro junto a su amplia colección de fotografías del cantante fallecido en noviembre pasado en Ciudad de México.

"Es un registro del estilo y de las conquistas musicales de Lucho Gatica como nunca se había hecho antes", complementa Marisol García, periodista especializada en música popular chilena y autora de diversos libros e investigaciones sobre el tema, quien explica que este nuevo trabajo, cuyo lanzamiento está fijado para el 27 de agosto, intenta remediar la ausencia de un archivo o sitio web que reúna el legado material de la voz más internacional que ha surgido en estas tierras.

Editado en conjunto por la SCD -como parte de su colección "Nuestros músicos"- y Hueders, el cuarto libro que se publica en el país sobre Luis Enrique Gatica Silva aparece en el mes en que éste hubiese cumplido 91 años, y en 148 páginas reconstruye la discografía del artista y su real impacto en el mundo, así como aspectos menos habituales en las publicaciones en torno a su figura.

Así, hay un capítulo dedicado específicamente a analizar su sello vocal, su impronta y sus decisiones artísticas. Otro recorre sus alianzas con grandes compositores y orquestadores del mundo, las impresiones que el chileno dejó en otras estrellas de la música y sus encuentros con leyendas como Tom Jobim, Agustín Lara, María Félix y Frank Sinatra.

Para el final, una detallada guía de buena parte de su extensa discografía, que se suma a un apartado dedicado a sus apariciones en el cine -mexicano, fundamentalmente- y la literatura hispanoamericana.

"Ayuda a ponerlo en perspectiva, porque fue un tipo que transcendió a la música", comenta Contreras. "Más que una biografía es un 'mapeo', por así decirlo: qué había, qué hay y cómo presentarlo de forma amable para que quede registro de su relevancia en la canción popular del siglo XX, pero también de sus rasgos de carácter y de estilo", añade García.

¿Cuál es ese estilo Gatica? "Desde lo mucho que le importaba la ropa hasta algo más musical como ser muy agudo a la hora de buscar colaboradores", resume la periodista. "Que haya ido a cantar boleros a México y Cuba habla de una marca de atrevimiento. Pero era más que un hombre de buenas intenciones, sino alguien bien informado, con una lucidez nacida desde su amor profundo por la canción latinoamericana".

Por supuesto, también hay espacio para profundizar en los hitos más conocidos en la vida del rancagüino y aquellos que lo erigieron como el cantante chileno de mayor prestigio internacional: desde las grabaciones que realizó en 1957 en los estudios Capitol de Los Angeles junto a Nelson Riddle, orquestador de Frank Sinatra y Ella Fitzgerald, hasta sus encuentros con leyendas como Nat King Cole, Elvis Presley y "La Voz".

Todo esto acompañado por un numeroso registro fotográfico, que combina material de revistas con archivo personal de Contreras, quien conoció a Gatica en el festival de Río de Janeiro de 1969 y lo fotografío junto a su primera señora, Mapita Cortés; la cantante nacional Monna Bell y el compositor estadounidense Henry Mancini. "Fue a la competencia como autor, entiendo que es la única canción que Lucho compuso, junto con Mapita", cuenta el coleccionista, quien tras el libro proyecta la posibilidad de crear el primer archivo virtual en torno al Rey del bolero.

Comenta