Ramón Griffero gana el Premio Nacional de Artes de la Representación 2019

Imagen-Ramon-Griffero18604737

Ramón Griffero

El dramaturgo y director teatral, de 67 años, creador de obras como Cinema-Utoppia, se impuso por mayoría a nombres como Alicia Vega, Joan Turner y Miguel Littin.


"Poco a poco se va removiendo la cultura patronal chilena" dijo hace un año Ramón Griffero (1951) a este diario. "En Chile había una cultura del abuso, donde uno se validaba si es que abusaba del otro. Eso se ha ido quebrando. Se quebró en la Iglesia, se quebró en la televisión y no me cabe duda que también se va a quebrar en el mundo artístico", agregaba el creador de obras como Ópera para un naufragio en francés (1980), Cinema-Utoppia (1985) y 99 La Morgue (1986). Su última producción fue la comedia La Iguana de Alessandra (2018).

Ramón Griffero ha dado clases en la Universidad de Chile, la UC, fue director de la Escuela de Teatro de la U. Arcis, y desde 2016 conduce el Teatro Nacional Chileno. "El Premio Nacional es una distinción de la nación bastante mezquina con el arte y sus creadores", apuntó hace algunas semanas. "Al agrupar en un solo premio bianual el audiovisual, la danza y el teatro, minimiza y desvaloriza el quehacer de estas disciplinas. En un país donde los creadores están en la escala más baja de pensiones, sin duda este premio aparece como una lotería para una jubilación digna", añadía a La Tercera. Figura emblemática del teatro under de los 80, tras exiliarse en Londres (Inglaterra) y Lovaina (Bélgica), sus montajes iniciales se asocian a la resistencia cultural y política a la dictadura militar de Augusto Pinochet.

[caption id="attachment_97833" align="aligncenter" width="523"]

Con la actriz Paulina Urrutia quien participa en la obra La Iguana de Alessandra.

Con la actriz Paulina Urrutia, quien participó en la obra La Iguana de Alessandra.[/caption]

"Mi objetivo era formar una resistencia artística en contra de la dictadura. Mis obras en Bélgica tenían que ver con eso, pero me di cuenta que eran para otro público. Cuando llegué a Chile fundé el Trolley, un lugar mítico que reunió a varios artistas de diferentes disciplinas durante los 80", dijo el artista quien hoy fue elegido por mayoría como Premio Nacional de las Artes de la Representación. Recibirá un monto de $ 21 millones y una pensión vitalicia de 20 UTM ($ 980 mil).

El jurado dirimió esta mañana en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), ya que es primera vez que lo concede el Ministerio de las Culturas que encabeza Consuelo Valdés. Además integraron el jurado el rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi; el representante de la Academia de Bellas Artes, Ramón López; el último ganador, el actor y dramaturgo Alejandro Sieveking, y dos expertas en el área, elegidas en julio pasado: la académica de la UC María de la Luz Hurtado y la dramaturga y directora Manuela Infante. Notoriamente, el jurado presentaba una mayoría de miembros vinculados al teatro (Sieveking, López, Hurtado e Infante).

La nominación de Griffero se impuso así a las candidaturas de Alicia Vega, Joan Turner, Miguel Littin, Nissim Sharim, Oscar Castro y Benjamín Galemiri.

[caption id="attachment_97832" align="aligncenter" width="374"]

Griffero en los años 80.

El dramaturgo Ramón Griffero en los años 80.[/caption]

Reacciones

Andrés Kalawski, dramaturgo

"Creo que el premio reconoce una trayectoria larga e importante. El teatro que él desarrolló no fue solo disidente de la dictadura, sino igualmente de los teatros institucionales. En él se reconoce a todo el espectro del teatro chileno. Además, es un formador de generaciones. Pienso en la obra Animales invisibles que estaba ahora montada en el Teatro Nacional, que era muy interesante, pero también muy crítica hacia él, y él permitió críticas a su propia gestión. Y, sin duda, Griffero es un creador muy destacado".

Marco Antonio de la Parra, escritor y dramaturgo

"Es un premio muy merecido. Tuve la suerte de trabajar con él y se lo merece. Él ha sido un gestor importante, ha dirigido escuelas relevantes, aportó lo que fue la dramaturgia del espacio a nuestro patrimonio cultural. Ha sido un maestro".

Guillermo Calderón, dramaturgo y guionista

"Es un maravilloso director de teatro y ha dirigido instituciones muy valiosas como la compañía Teatro Fin de Siglo y también sacó adelante el Teatro Camilo Henríquez y ahora el Teatro Nacional, donde se refleja la calidad artística. Además, él ha estado siempre en la delantera en la lucha de la organización por el sistema cultural de Chile. Tiene una gran visión política y una gran generosidad para representar y valorar el teatro".

Héctor Noguera, actor y Premio Nacional de Artes de la Representación 2015

"Me parece un premio muy merecido. Ha realizado un aporte importante al teatro chileno. Una persona muy vinculada, siempre, a la formación teatral y su compañía ha sido muy relevante. Creo que son méritos suficientes para darle el premio".

Comenta