LP, la revelación de la cartelera: "Escribo para sentirme mejor"

Imagen-LPWEB

La cantante de look andrógino y pop confesional habla con Culto de su debut en Chile, agotado en tiempo récord.


Para LP, no hay mejor fórmula en el pop que la autenticidad. Dice que componer es una especie de terapia, que escribe canciones para mejorarse y que a partir de ese ejercicio ha conseguido que otras personas se identifiquen con ellas. "No soy muy de guardarme las cosas que siento", explica.

Si bien su búsqueda parece ser la misma que la de todos sus colegas (qué cantautor no querría sintonizar con su público), hay algo misterioso y único en la solista neoyorquina, nacida hace 38 años en Long Island como Laura Pergolizzi. Algo que la hace sonar segura pero vulnerable, arrogante y dulce al mismo tiempo. Lo mismo su look andrógino, clásico y moderno a la vez, que recuerda al de un joven Bob Dylan, y sus letras de amor y desamor, siempre con otras mujeres como destinatarias.

Esa combinación la que hoy la tiene sonando con éxito en Estados Unidos, Europa y también en Chile, donde el próximo 13 de octubre debutará con una fecha doble en La Cúpula del Parque O'Higgins. La respuesta del público fue tan efusiva que la producción sumó un segundo concierto para ese mismo día, cuyas entradas se volvieron a agotar en tiempo récord.

"En general trato de no hacerme ideas preconcebidas, simplemente estoy asustada", dice riendo sobre su primera presentación en el país. Un silencioso fenómeno de ventas que recuerda a las primeras visitas de Mon Laferte desde México, los teatros llenos y las primeras señales de devoción local. "Lo que tengo claro es que si existe ese nivel de expectativa entre la gente, lo vamos a pasar muy bien", añade.

Tras componer para diversos artistas, como Rihanna, Backstreet Boys y Cher, Pergolizzi se concentró en una carrera en solitario que hasta ahora tiene como cumbre a "Lost on you", balada acústica de alta rotación en el streaming y la televisión. Ahora trae a Chile Heart to mouth (2018), su más reciente álbum y -como da a entender su título- el más explícito y confesional de su discografía. Literalmente, "del corazón a la boca".

"Cuando estoy pasando por una situación complicada lo hablo con mis amigos y lo dejo salir. Y aunque es increíble que alguien que esté pasando por algo similar pueda conectar con eso, inicialmente escribo para sentirme mejor yo, porque cuando lo expresas es como si todo tuviera sentido", explica la solista.

Su lista de aliados y colaboradores se ha ido ampliando. Si bien reconoce no estar tan al día como quisiera con la escena latina, revela cierta afinidad artística con la mexicana Ximena Sariñana. El año pasado, en tanto, fue convocada por Morrissey para cantar en dos canciones de su último álbum de covers, California son.

"Fue increíble, realmente genial", recuerda sobre un encuentro con el astro británico "sólo a nivel musical", aclara, tomando distancia de las polémicas en torno al ex The Smiths por sus incendiarias declaraciones de los últimos años. "La gente tiene sus opiniones y han tenido una vida distinta a la mía, así que no es fácil opinar".

En ese sentido, para Pergolizzi, lesbiana e ícono LGBTI, la forma de cambiar las cosas parte por la autocrítica. "Tienes que ser honesto contigo mismo, hay que ejercitar eso, porque finalmente haces más feliz al resto. Cuando hablas de las profundas cicatrices emocionales que todos tenemos, y la gente puede sentirse identificada con eso, podemos irnos entendiendo mejor y terminamos de alguna forma siendo más inclusivos".

Encumbrada en la industria y luego de haber sido rechazada por siete sellos discográficos, dice que este es solo el comienzo de una creciente revolución de estrellas pop no binarias, donde el género de autores y destinatarios ya no será relevante. "A la gente creo que cada vez le importa más lo que alguien tiene que decir y no tanto con quién está saliendo esa persona. Qué tipo de artista es y qué te hace sentir con su música, es sólo eso", asegura.

Comenta