Funcionarios del Servicio Nacional de Patrimonio se unen a los paros nacionales

La eliminación de la Ley de Patrimonio, la desigualdad en presupuestos y la Galería de la Democracia son algunos de los puntos que reclaman los trabajadores. Ante la movilización los museos nacionales y bibliotecas han permanecido cerrados a público.


Son alrededor de 1.200 trabajadores de distintas unidades del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, agrupados en los sindicatos Anatrap y Anfupatrimonio, quienes desde el 21 de octubre se encuentran en paro. El objetivo de la movilización es manifestarse en torno a temas como la Ley de patrimonio cultural, presupuestos y fortalecimiento de la institución cultural en regiones.

A raíz de la movilización de los funcionarios del servicio, espacios como el Museo Nacional de Bellas Artes, la Biblioteca Nacional, el Museo Histórico Nacional, el Museo Nacional de Historia Natural y la Biblioteca de Santiago han mantenido sus puertas cerradas al público. En tanto, la decisión de prolongar o deponer el paro se evalúa día a día y en línea con los llamados realizados por la ANEF.

Respecto del proyecto de Ley del Patrimonio, el vicepresidente de Anatrap, Marco Bravo, reclama que no fueron consultados: "Queremos que salga de discusión porque creemos que hay indicaciones que el proyecto no logra consensuar, lo que ha sido nuestra crítica no solo como funcionarios, sino que como agrupados en distintas otras organizaciones civiles que tienen que ver con el patrimonio", señala.

[caption id="attachment_106353" align="aligncenter" width="845"]

Frontis Biblioteca de Santiago.[/caption]

El proyecto de Ley de Patrimonio fue firmado en mayo de este año por el presidente Sebastián Piñera y considera la modernización del Consejo de Monumentos Nacionales, mayores sanciones para aquellos que dañen el patrimonio, y un incremento en los recursos para el Fondo de Patrimonio Cultural.

Sobre la elaboración de este proyecto, los funcionarios critican que "ha sido totalmente a puertas cerradas. Desde un inicio le pedimos al subsecretario Emilio de la Cerda participar activamente en la discusión de este tema y no sólo que nos presentara los avances que él y su equipo técnico están desarrollando con respecto a esta ley", dice Bravo.

Otra de las demandas de los trabajadores del Servicio Nacional de Patrimonio es la igualdad de recursos. Según cifras del presupuesto 2019, el Servicio Nacional de Patrimonio Cultural obtuvo alrededor de $ 62 mil 800 millones, mientras que la Subsecretaría de la Cultura y las Artes recibió $ 122 mil 500 millones y la Subsecretaría de Patrimonio Cultural, $ 1.176 millones.

A ello, se suma el descontento por los 2 mil millones de pesos destinados a la Galería de la Democracia que se construiría en el Museo Histórico Nacional. "La Galería de la Democracia cuesta 10 mil millones, con un guión que se desconoce y del que hay puros rumores. Me imagino que el gobierno pondrá a los muertos, los heridos y las violaciones a los derechos humanos en esta galería. Nos molesta que se comiencen a ocupar proyectos tan emblemáticos para intereses del gobierno de turno, en vez de apostar a políticas de estado que permanezcan en el tiempo", concluye Bravo.

Comenta