Shirley Manson y Daniela Vega: "Queremos elevar las voces de las mujeres, porque seguimos en peligro"

DANILA-VEGA-Y-SHIRLEY-MANSON-018-9

Foto: Patricio Fuentes

La vocalista de Garbage y la protagonista de Una mujer fantástica hablan con Culto acerca de la serie documental en la que trabajan, sobre la resistencia femenina en dictadura y sobre el estallido que agita a Chile.



Daniela Vega y Shirley Manson se admiraban mutuamente y a la distancia hace tiempo y se terminaron conociendo el año pasado, después de un concierto de ésta última en Nueva York. Ahora, reunidas en un salón de un hotel de Las Condes, la vocalista del grupo Garbage y la protagonista de Una mujer fantástica adelantan cómo será su primer trabajo en conjunto: Peace peace now now, una serie documental de producción chilena centrada en historias de mujeres que han enfrentado conflictos armados en distintas partes del mundo. El proyecto, que coincide con días revueltos en Chile, además de un desafío de logística para sus productores en terreno, es para sus protagonistas una buena oportunidad de unir el pasado y el presente de los chilenos.

"Cuando nos decidimos a relacionarnos nos decidimos también a entendernos", dice Vega, productora ejecutiva de la serie -desarrollada por la compañía local Alto Andes Producciones- y conductora del capítulo que el equipo ya grabó en Cartagena de Indias (Colombia), titulado "La ciudad de las mujeres". El segundo episodio tendrá como anfitriona a la artista escocesa, quien desde este martes y durante toda la semana recorrerá diversos puntos del país para entrevistarse con distintas mujeres vinculadas a la resistencia en dictadura, como la británica Joan Turner -viuda de Víctor Jara- y la diputada y abogada Carmen Hertz, visitando además lugares como el Cementerio General, Villa Grimaldi y la playa La Ballena en Los Molles, donde en 1976 apareció el cuerpo de la profesora Marta Ugarte, asesinada por la DINA.

"Creo que cualquier oportunidad para hablar de mujeres enfrentando violencia en alguna parte del mundo es una forma de abordar una realidad local y global. Lo local es universal y lo universal es local, son los mismos conflictos y las mismas problemáticas, sólo cambian las historias", explica la cantante, quien en las últimas semanas ha revisado diversos libros y documentales -recomendados por Vega- sobre casos de atropellos a los derechos humanos ocurridos durante la dictadura de Augusto Pinochet, además de historias como la de las familiares de Detenidos Desaparecidos que crearon "La cueca sola".

"Como equipo queremos elevar las voces de estas mujeres, porque seguimos en peligro y muchas de estas historias no han sido compartidas todavía a todo el mundo. Las voces de las mujeres chilenas son bajas comparadas con la del gobierno y las de aquellos que ostentan el poder", agrega Manson, quien antes de aterrizar en Santiago la noche del lunes revisó diversos artículos de prensa sobre la actual situación que se vive en las calles del país, incluyendo la visión de medios extranjeros como The New York Times y su reportaje a algunos de los manifestantes que han recibido proyectiles en sus ojos por parte de Carabineros.

Para la cantante, "mi sensación es que los Derechos Humanos están siendo violados aquí en Chile. Cuando la gente está manifestándose pacíficamente y se encuentra con violencia de vuelta por supuesto que se vuelve mas agresiva. Lo importante es recordar que la gente no está armada y que los militares y la policía, como protectores del estado, deben refrenarse. Pero eso no es lo que parece estar ocurriendo, por el contrario, parecen estar atacando con violencia excesiva y lo encuentro muy complejo y alarmante".

Como artistas, ¿cuál creen que es el aporte de su gremio en medio de un contexto y un proceso como el que vive Chile actualmente?

S Creo que hay una suerte de responsabilidad, es parte de nuestro trabajo también. Hay una mezcla, es responsabilidad pero también una opción, por supuesto, si no te interesa. Pero para mí es algo que está unido, es lo mismo ser artista y tener un punto de vista político.

D Desde el comienzo de los tiempos como artistas somos los que contamos historias, el trabajo de un artista es mirar a nuestro lado, ver qué esta ocurriendo y compartirlo de una forma que la gente pueda absorberlo. El arte es muy subjetivo, puedes tener a diez personas viendo una película o escuchando una canción y todos tienen experiencias distintas y eso es lo mágico del arte. Y ningún discurso de un político ni el consejo de un amigo pueden enseñarte cómo hacerlo, es algo realmente puro, hace que la gente vuelva a la vida.

¿Cómo dialoga este proyecto documental con el conflicto social que hoy vemos en Chile?

D Este es un proyecto global, estamos buscando historias interesantes en todo el mundo y en ese sentido lo vemos como una oportunidad de ese diálogo que nos falta. La experiencia en Colombia, por ejemplo, fue increíble en distintos niveles, es como cuando descubres algo y piensas ¿cómo es posible esta situación? ¿Cómo es posible como ser humano vivir esta realidad y que no sea vista por el resto? Por eso creo que es un gran momento para abrir ojos, oídos y especialmente brazos y abrazar la realidad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.