Ministerio de las Culturas planea reconstruir la Iglesia San Francisco de Ancud

iglesiaAncudWEB

Levantada a inicios de la década de 1930, la parroquia de madera se incendió por completo ayer en la mañana. PDI detuvo a una persona que pasará a control de detención hoy. La ministra Consuelo Valdés comprometió un plan de reconstrucción y prevención de riesgos. En tanto, la Fundación Iglesias Patrimoniales abrirá una cuenta para recaudar fondos.


Uno de los valores patrimoniales más importantes de Chiloé son sus iglesias, las que construidas completamente en madera han sido un ejemplo de la arquitectura de la zona. Identificados como parte de la Escuela Chilota de Arquitectura Religiosa en Madera, el año pasado el Ministerio de las Culturas catastró 152 templos ubicados en la zona.

Entre ellos está la Iglesia San Francisco de Ancud, que ayer sufrió un incendio que la destruyó completamente. Durante las primeras horas de la mañana acudió al lugar el fiscal jefe de Ancud, Javier Calisto, quien señaló que según los antecedentes recopilados pudieron determinar que el incendio se inicio en la zona del altar "donde no hay funtes calóricas". La PDI detuvo a una persona que pasará a control de detención durante el día de hoy en el Juzgado de Garantía de Ancud.

Construida por primera vez alrededor de 1845, la Iglesia San Francisco de Ancud estaba en vías de ser declarada Monumento Nacional. Su solicitud de declaratoria fue presentada por el Consejo Parroquial de la Parroquia El Sagrario al Consejo de Monumentos Nacionales; sin embargo, a pesar de haber sido aprobada en 2016, aún no había sido publicada en el Diario Oficial.

"El incendio se inició a las seis de la mañana. La pérdida es total, una lástima. La imaginería, los objetos religiosos, todo está quemado. También comprometió un poco la casa del sacerdote al lado", dijo la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, quien viajó hasta Ancud para reunirse con la PDI y varias autoridades locales.

Alberto Larraín, vicepresidente de la Fundación Iglesias Patrimoniales de Chiloé, también viajó hasta Ancud para informarse sobre la situación de la iglesia. "La decisión de la fundación y del obispado, como se lo hemos manifestado al Ministerio de las Culturas, es que queremos reconstruir la iglesia", dice. "Dado el proceso que se había iniciado para declararla Monumento Nacional están todos los planos que nos permiten reconstruirla de buena manera", añade. Además, confirma que esta semana la fundación abrirá una cuenta para recibir donaciones y así generar fondos para una eventual reconstrucción.

La intención de levantar nuevamente la Iglesia San Francisco de Ancud también ha sido respaldada por el Ministerio de las Culturas, que anunció dos medidas inmediatas para evitar futuros incendios en otras iglesias chilotas.

"La idea es levantar muy pronto un plan de reconstrucción y un plan de prevención de riesgos, porque hay que tener resguardos. Lo otro es que existe una planimetría muy detallada de este templo, de manera que el proyecto de reconstrucción puede avanzar rápidamente", explica la ministra Consuelo Valdés.

Historia

El terremoto de 1960 en Valdivia dejó gran parte de construcciones del sur de Chile afectadas por el movimiento de 9.5 grados. Sin embargo, las iglesias de Chiloé, incluyendo la San Francisco de Ancud, se mantuvieron estoicas. La edificación que resistió el sismo era la tercera parroquia levantada en el lugar. Antes, dos siniestros habían afectado los inmuebles precedentes.

Con la creación de la diócesis de San Carlos de Ancud, se erigió la primera versión de la iglesia en 1845. Luego, por descuido de unos carpinteros se incendió íntegramente y volvió a construirse entre 1851 y 1861. En 1925, la iglesia sucumbió también por las llamas y se quemó incluso el convento. Su nueva reconstrucción y la que hasta ahora se conocía empezó a realizarse a principios de la década de 1930.

La Iglesia San Francisco de Ancud fue fabricada con maderas nativas y su revestimiento exterior estaba compuesto por tejuelas de alerce y contaba con una torre hexagonal. Al igual que tantas otras del sector, es un ejemplo de la arquitectura chilota en madera, cuyos ejemplos más antiguos datan del siglo XVII; una forma de construcción que ha sido emblemática en la isla y que se caracteriza por los materiales, los sistemas de ensambles y empalmes utilizados tradicionalmente por los carpinteros de la zona.

"Es una iglesia muy antigua. Las edificaciones en madera están hechas de material orgánico, que como tal, es frágil", explica Juan Fernando Yáñez, arquitecto y presidente de la Delegación del Colegio de Arquitectos en Chiloé. "Una edificación que tenga una data mayor de 50 años ya se considera muy antigua. Estaglesia es casi centenaria", dice sobre San Francisco de Ancud.

Comenta