Trauma y fantasía: habla la dupla clave de Locke & Key

Imagen-LOCKE-AND-KEY-BIEN

Los tres hermanos protagonistas de la historia que se estrena este viernes en la plataforma de streaming.

Reunidos en Santiago esta semana, el chileno Gabriel Rodríguez y uno de los realizadores de Lost conversaron con Culto del trasfondo de la serie, de su vínculo con la actualidad y de un largo proceso de adaptación. El viernes 7 llega a Netflix.



Gabriel Rodríguez luce contento y tranquilo sentado en el Teatro Municipal. Pero el dibujante chileno no desaprovecha la ocasión para dar luces, a modo de broma, de una larga y quizás exasperante espera. "Ya que estuve involucrado en todo esto desde la primera vez que el proyecto se intentó hacer en 2008, aún no he abierto la botella de champaña, hasta que se estrene de verdad el 7 de febrero", dice el ganador del premio Eisner por Little Nemo: Return to Slumberland.

Carlton Cuse, creador, productor ejecutivo y uno de los principales responsables de que las postergaciones de años hayan llegado a su fin, lo secunda: "Debe ser una botella de champaña muy bien añejada", sonríe el showrunner de Lost, Jack Ryan, Bates Motel y una larga lista de títulos que rematan en Locke & key, la serie basada en el alabado cómic de terror y fantasía de Rodríguez y Joe Hill, hijo de Stephen King, que se estrena este viernes en Netflix, con una primera temporada de diez episodios.

Alguna vez bajo le tutela de Fox y luego de Hulu -intentos que hasta llegaron a grabar pilotos-, el proyecto solo obtuvo luz verde en mayo de 2018, momento en que se enderezó el camino a la pantalla de la historia de tres hermanos y su madre (los Locke) enfrentados a una antigua casa con llaves mágicas que los conducen a oscuros secretos.

En su salto definitivo a la pantalla, cuenta Cuse, como en todo proceso de adaptación, aparecieron referencias que en distintos planos van desde El origen, de Christopher Nolan, a las series Stranger things y Bates Motel. "Justo estaba leyendo un artículo acerca de Greta Gerwig y todas las cosas que hizo que sus actrices vieran cuando estaba haciendo Mujercitas, y creo que, como artista, todo lo que haces es una combinación de cosas que te han afectado, que te han hecho sentir alguna emoción", señala a Culto Cuse, seducido por la obra original desde su lanzamiento y casi una década después colaborador número uno en el proceso con Joe Hill.

"Pienso que confié en que el material original fue algo que me conmovió, entonces mi trabajo fue realmente tratar de generarle al espectador esa misma sensación de amor y cariño que yo sentí cuando leí el cómic por primera vez", añade.

Rodríguez a su vez confió plenamente en el nuevo equipo que terminó por adaptar la historieta, compuesto por Cuse y los productores Meredith Averill (The haunting of Hill House) y Aron Eli Coleite (Heroes). Un grupo que haría convivir la esencia de la trama con nuevos elementos, como un mayor espacio para el colegio al que llegan los dos hijos mayores. Aunque todo sigue cruzado por el trauma de los Locke, la muerte de su padre.

[caption id="attachment_116271" align="aligncenter" width="700"]

El productor Carlton Cuse junto a Rodríguez en Santiago este jueves.[/caption]

"Creo que esa idea de reconstruir algo que está dañado, y reconstruirte a ti mismo para poder ser capaz de ser parte de algo que es más grande que tú, es algo que es tan eterno como relevante hoy en día, así que creo que eso va a tocar a mucha gente", anticipa Rodríguez, con residencia fija en Santiago y la sola idea de seguir trabajando a distancia con Estados Unidos sin importar las puertas que puedan abrirse tras el debut de la serie.

Un estreno que llega en plena disputa de los distintos servicios de streaming y que marca un escenario televisivo completamente distinto a cuando comenzaron los primeros intentos por adaptarla, e incluso con los más recientes. "La posibilidad con las series de streaming es la continuidad de contar una historia que la gente pueda ver donde quiera, cuando quieran, esas cosas son enormemente liberadoras en cuanto a creatividad, y creo que ha dado un nuevo número de posibilidades narrativas", apunta Cuse, mientras que Rodríguez complementa: "Abrió la creatividad con un rango de libertad, que no era algo que podríamos haber soñado 15, 20 o 30 años atrás, y lo otro es que te empuja, como creador, a nuevos desafíos".

Con carrera desde los 90 en televisión, Cuse hoy trabaja en la segunda temporada de la serie de fantasía y terror, y se centra en múltiples proyectos para la televisión, siendo lo más reciente el segundo ciclo de Jack Ryan, la serie de acción de Amazon Prime Video. "Pienso que definitivamente habrá series populares, pero no estoy seguro de que estén a un nivel de Lost o Game of thrones, esa es una meta tan difícil de alcanzar ahora, especialmente porque habrá distintos servicios de streaming", analiza.

"Tomó mucho tiempo llevar Locke & key a la pantalla, pero creo que es una serie mucho mejor al ser hecha en Netflix, con los recursos que tuvimos", señala el productor. Satisfecho con el resultado, el chileno indica: "Ensamblaron el talento necesario para llevarlo a la vida de una forma que honra lo que tratamos de hacer en la historia original. Es como una bendición completa. Uno aprecia todas las dificultades que te llevaron a un punto en donde llegaste a la gente ideal en el momento ideal para poder hacerlo".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.