Harvey Weinstein: las dos historias que lo sepultaron

Captura de Pantalla 2020-03-12 a la(s) 08.03.35

El caso emblema del MeToo tuvo su mayor desenlace: el productor fue condenado a 23 años de cárcel, por cargos de 2006 y 2014, impulsados por una actriz y una asistente de producción. Aquí, las historias de abuso que acabaron con su figura.


El caso que dio origen al movimiento #MeToo -uno de los mayores hitos sociales de este siglo- y que transformó para siempre a la industria del espectáculo ya tiene su desenlace.

https://culto.latercera.com/2020/03/11/harvey-weinstein-sentencia/

Ayer se dictó la sentencia definitiva contra el exproductor cinematográfico Harvey Weinstein (67), quien en febrero fue encontrado culpable de dos de los cinco cargos que se le imputaban en el juicio penal que enfrentaba en Nueva York.

De esa manera, quien fuera uno de los personajes más poderosos de Hollywood, y que alguna vez hasta se jactó de tener línea directa con el presidente de EE.UU., fue condenado a 23 años de cárcel, debido a dos cargos específicos: el de ataque sexual en primer grado, a la exasistente de producción Mimi Haleyi en 2006, que establecía una pena que iría entre 5 y 25 años, recibiendo finalmente 20 más cinco años de libertad supervisada. En tanto, por violación en tercer grado, a la exactriz Jessica Mann en 2014, arriesgaba 18 meses y 4 años, y terminó recibiendo 3.

Además, el juez encargado, James Burke, le solicitó antes de dar a conocer su sentencia que se registrará formalmente como delincuente sexual.

En la previa a la sentencia, la defensa de Weinstein había solicitado la pena mínima de 5 años, aludiendo a que el exproductor "quizá no sobreviva" a una condena muy elevada y que eso sería "una cadena perpetua de facto". Esto mientras ya había sido trasladado a la prisión Rikers Island, donde sufrió una caída este domingo, producto que ya no contaba con su andador, el que utilizó en cada etapa del juicio.

https://culto.latercera.com/2020/03/11/jennifer-aniston-harvey-weinstein/

Un proceso iniciado en 2017, que elevó las voces de casi un centenar de actrices que lo acusaron de acoso o abuso sexual, y que ayer vio la caída definitiva de un hombre antes intocable.

Miriam Haley: la asistente que conoció gracias a El Aviador

[caption id="attachment_121528" align="alignnone" width="3168"]

Mimi Haleyi[/caption]

Según testificó la mañana del 27 de enero de este año ante un jurado de 12 hombres y mujeres en la corte de Nueva York, conoció al exhombre fuerte de Miramax en 2004 en una fiesta de la película El aviador, de Martin Scorsese.

Pero fue dos años después, en el Festival de Cannes (donde varias actrices denunciaron que las atacó en distintas épocas), que Haley ante la enfermedad de su empleador de ese momento, le preguntó a Weinstein por una posibilidad de trabajo, derivando en que terminara siendo parte del equipo del programa de TV creado por la modelo Heidi Klum, y que hacía The Weinstein Company, la empresa que el ahora condenado realizador manejó junto a su hermano Bob entre 2005 y 2018.

Haley relata que en 2006 visitó el departamento que el exproductor tenía en Soho, Nueva York, donde en un comienzo -señala- tuvo una actitud "amigable, normal". Luego de hostigarla reiteradamente y abalanzarse en contra de ella, la agredió sexualmente.

Según detalló frente a la corte de Manhattan, si bien le contó a un compañero de departamento lo que había ocurrido, desechó la idea de recurrir a autoridades para tomar las medidas pertinentes.

"Pensé en mis opciones, pero decidí que ir a la policía no era una alternativa para mí", indicó ante el jurado. "Obviamente, el Sr. Weinstein tiene mucho más poder, recursos y conexiones. No pensé que realmente tendría una oportunidad".

A mediados de julio de ese mismo año reconoció que volvió a encontrarse con él en un hotel de la misma ciudad, donde terminó yendo a su habitación y siendo víctima de otro abuso (que no fue parte del caso). "El primer incidente fue profundamente vergonzoso, pero no me culpé a mí misma. La segunda vez no luché lo suficiente", dijo.

La asistente de producción siguió comunicándose con Weinstein y manteniendo una relación laboral con él, incluso reencontrándose en Cannes en 2008. También lo vio en Londres para hablar sobre la posibilidad de realizar un proyecto televisivo. "Honestamente, no sabía cómo lidiar con eso, así que lo puse en una caja y continué como siempre", le respondió a la fiscal adjunta de distrito Meghan Hast al ser consultada sobre cómo siguió adelante tras el abuso.

Jessica Mann: la casi anónima aspirante a actriz

[caption id="attachment_121529" align="alignnone" width="2896"]

Jessica Mann[/caption]

Días después que testificara Miriam Haley, el 31 de enero llegó a la corte de Nueva York Jessica Mann, aspirante a actriz que actualmente tiene 34 años. Aunque el número de actrices que acusaron a Weinstein alcanza las 70, con algunas manteniendo alta visibilidad durante el caso - como Rose McGowan, Rosanna Arquette y Ashley Judd- y otras nunca refiriéndose de manera pública a lo que detallaron fuera de micrófonos (Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie), fue por la situación que vivió Mann, una figura no conocida masivamente, que el exproductor enfrentó el cargo por violación de tercer grado y sumó tres años más a su condena en el juicio penal (arriesgaba entre 18 meses y 4 años).

Ante el jurado, la intérprete contó que conoció a Weinstein mientras intentaba hacerse un camino en la industria del cine, en Los Angeles (donde el exrealizador debe enfrentar su segundo juicio). Luego de conocerse en una fiesta en 2013, en Hollywood, contó que aceptó masajear al exproductor en el hotel Peninsula de Beverly Hills. Allí, según la versión que entregó, la agredió sexualmente y posteriormente, en 2014, la violó en un hotel en el centro de Nueva York, situación que abarcó el juicio.

La defensa de Weinstein -liderada por la abogada Donna Rotunno- alegó que ambos siguieron teniendo sexo de manera consensuada y se le cuestionó que aprovechara la posición de poder de su cliente para continuar frecuentándose y comunicándose. Cuestionada por haber asistido a fiestas de los Oscar, Mann respondió que "a todos les gustan las fiestas de los Oscar".

Además de insistir en su versión, relató situaciones que retrataban los modos de "seducción" de su abusador, como que Weinstein se enorgullecía de mantener diálogos con los Clinton, en su faceta de prominente integrante del Partido Demócrata y recaudador de fondos, la otra cara que durante casi tres décadas lo hizo un hombre tremendamente poderoso (con conexiones que incluso lo llevaron a contactar en busca de auxilio a Jeff Bezos, dueño de Amazon; Ted Sarandos, director de contenido Netflix, y Tim Cook, consejero delegado de Apple, una vez se revelaron las primeras acusaciones, en octubre de 2017).

Sobre las conexiones de Weinstein con las altas esferas empresariales, Mann dijo frente al jurado: "Me intimidó, porque cuando estás recaudando tanto dinero para esa persona tan poderosa y puedes llamarlos por teléfono, no van a tratar con alguien que llora por una violación".

https://culto.latercera.com/2019/09/14/caso-weinstein-cambio-cine/

El poderoso pasado de un "delincuente sexual"

[caption id="attachment_121537" align="alignnone" width="768"]

Harvey Weinstein y el equipo de Shakespeare enamorado con sus estatuillas de los Oscar.[/caption]

1.- REMECE EL CINE DE LOS 90

Con Miramax, la compañía que fundó y lideró con su hermano Bob Weinstein entre 1979 y 2005, agitó el panorama de Hollywood en los 90. Además de estrenar filmes de corte independiente, dominó en los Oscar con títulos como El paciente inglés, Shakespeare enamorado y La vida es bella. Con Pulp fiction inició una estrecha colaboración junto a Tarantino, que duró hasta 2015 (Los ocho más odiados).

2.- PRIMERAS DENUNCIAS

Un reportaje de The New York Times, el 5 de octubre de 2017, inició la oleada de acusaciones en su contra; luego otras fueron publicadas en The New Yorker y decenas de mujeres siguieron denunciándolo públicamente (dando forma al MeToo). Reconocen haber sido abusadas por Weinstein, relatando situaciones que incluían masajes, invitaciones a hoteles, y sexo sin consentimiento.

3.- HOLLYWOOD LO EXPULSA

Primero The Weinstein Company, la empresa que tenía con su hermano, lo despidió y se declaró en bancarrota en marzo de 2018. Entes como el Sindicato de Productores y la Academia lo expulsaron de sus filas, mientras que figuras demócratas cercanas, como los Obama y Hillary Clinton, también repudiaron su actuar. En paralelo, las acusaciones contra otros hombres del cine y el espectáculo se multiplicaron.

4.- EL JUICIO PENAL DEL #METOO

De todos los hombres denunciados en los últimos dos años y medio en Hollywood, el único que ha terminado en un juicio penal es Weinstein. En Nueva York enfrentó cinco cargos, de los que terminó siendo declarado culpable de dos el 24 de febrero. Luego de la sentencia de ayer, comenzó el proceso de extradición para que pueda enfrentar un nuevo juicio en Los Angeles, donde se le imputarán cuatro nuevos.

Comenta