El futuro de Star Wars: lleno de series y con Taika Waititi como nueva esperanza

The Mandalorian estará disponible en Latinoamérica en la última parte del año, cuando arribe Disney+.

La saga continuará con una nueva película realizada por el director de Jojo Rabbit, pero antes habrá una nueva temporada de The Mandalorian, series protagonizadas por Ewan McGregor y Diego Luna y una producción con foco femenino.


Dos meses antes del estreno mundial de El despertar de la fuerza, el primer episodio con Disney como dueño de Lucasfilm y el primer eslabón de una nueva trilogía, se produjo en la industria un movimiento que terminaría siendo clave. En octubre de 2015 la tercera película sobre Thor fichó como director a Taika Waititi. O, lo que es lo mismo, un cineasta de códigos propios ingresó a las filas de Marvel para realizar, con humor y sentido de la aventura, la que terminaría siendo una de las mejores cintas de la saga de superhéroes.

Autor de la comedia de vampiros What we do in the shadows y director de algunos episodios de la serie Flight of the Conchords, el neozelandés sacó boleto directo a las superproducciones de Hollywood y con el éxito de taquilla y críticas de Thor: Ragnarok –también propiedad de Disney– entró en la órbita de la franquicia de la galaxia muy, muy lejana.

En febrero ganó el Oscar a Mejor guión original por Jojo Rabbit, por lo que el anuncio de hoy suena incluso mejor: dirigirá una nueva película de Star Wars, y quizás –mucho puede cambiar– el suyo sea el primer largometraje de la etapa posterior a la finalizada por El ascenso de Skywalker. Un aliciente luego del que para muchos fue un remate diluido, además de la cinta menos millonaria de la trilogía (desde el viernes disponible en Amazon Prime Video junto con todos los filmes de la saga, menos el spin-off de Han Solo).

También genera entusiasmo que Waititi haya debutado con solidez en la franquicia, como director del episodio final de la primera temporada de la serie The Mandalorian, probablemente el título que más consenso generó entre seguidores desde que Disney es dueño de la franquicia, una etapa de varios traspiés con sus realizadores.

Por lo mismo, preguntarse si el largometraje de Waititi llegará a puerto es una opción más que válida. Bien lo pueden saber los creadores de Game of thrones, David Benioff y D.B. Weiss, cuya trilogía fue cancelada en octubre pasado, luego de que firmaran un acuerdo con Netflix dos meses antes. O Colin Trevorrow, sustituido por J. J. Abrams en el Episodio IX, y la dupla de Chris Miller y Phil Lord, despedidos en medio del rodaje de Han Solo: Una historia de Star Wars.

Ante ese escenario siempre revoltoso, Waititi encarna “nuestra única esperanza”, como escribió hoy Joe Hill, el hijo de Stephen King y autor de Locke & Key. Eso sí, la película que el director de Hunt for the wilderpeople escribirá junto a Krysty Wilson-Cairns (1917) no es la única en desarrollo; Rian Johnson está desde noviembre de 2017 confirmado para dirigir otra trilogía, pero el hermetismo ha sido total en cuanto a sus posibles avances.

En el corto plazo, antes que nuevas historias en la pantalla grande, habrá más Baby Yoda y Pedro Pascal como The Mandalorian, con un tercer ciclo ya siendo desarrollado por Jon Favreau. En etapa de postproducción desde el confinamiento, la segunda temporada tendrá más aventuras del cazarrecompensas situadas después de la caída del Imperio, y con las adiciones en los nuevos capítulos de los actores Rosario Dawson y Michael Biehn. Debiera llegar en octubre a Disney+ (quizás en simultáneo con el arribo de la plataforma a Latinoamérica, planificado por Disney para “fines de 2020”), el mismo servicio de streaming que hoy lanzó el episodio final del séptimo y último ciclo de la animada The Clone Wars.

A esa apuesta de series se sumará una producción con foco femenino comandada por Leslye Headland (Russian doll), ratificada hoy junto al anuncio de la película de Waititi. El proyecto está en desarrollo, y en principio en una etapa más embrionaria que las series sobre Obi-Wan Kenobi y Cassian Andor, el personaje de Diego Luna en Rogue one. Esta última ya había iniciado su preproducción al momento de comenzar la crisis de salud, por lo que parece complejo que mantenga su estreno 2021, aunque siga bajo el mano de Tony Gilroy, el cineasta que salvó del desastre Rogue one, grabando nuevas escenas y monitoreando su montaje.

Más extraño es el caso de la serie que trae de vuelta a Ewan McGregor como Kenobi. A inicios de año estaba por empezar su rodaje, pero perdió a su guionista original, Hossein Amini, y recién en abril confirmó a otro. Sus seis episodios, situados entre La venganza de los sith y Una nueva esperanza, estaban programados para estrenarse en 2022 en Disney+, pero en este momento todo está sujeto a que Hollywood reabra. Como si no bastara con las complejidades internas, ahora Star Wars debe enfrentar al coronavirus para seguir adelante.

Comenta