Don Draper, The Beatles y un millonario acuerdo: nadie sabe lo que nos depara el mañana

El octavo episodio de la quinta temporada de Mad Men, habla de los fab four como un must de la campaña publicitaria en la que trabajan en Sterling Cooper. Para Draper es solo una banda como cualquier otra, no le toma el peso a lo que fueron -y siguen siendo- los chicos de Liverpool. El creador de la ficción de AMC pensaba diferente, y los ejecutivos pagaron lo que fuese necesario para tener -al menos- una canción.


En la agencia de publicidad Sterling Cooper, trabajan en una campaña para Chevalier Blanc, un vino blanco cuyos encargados de comunicaciones quieren promocionar con estilo.

El año es 1966, tiempos en que los que el rock se tomaba las radio y tocadiscos en las voces de bandas como Rolling Stones, The Kinks, Animals, The Yardbirds, The Who y, cómo no, The Beatles. El cuarteto de Liverpool marcaba tendencia con sus cabellera cortada a lo “moptop” y terneados para tocar temas como “A hard day’s night” o “Help!”.

Una moda que Don Draper no comprendía. Es más, ni siquiera entendía por completo por qué la música era tan relevante. El personaje interpretado por Jon Hamm conversa con Megan -encarnada Jessica Paré- y le expresa: “Ahora todos buscan una canción”, agregando que entiende el sentido de los jingles, pero no de buscar un hit del momento para promocionar un producto.

Aquella noche, Megan le obsequia el álbum Revolver de The Beatles, y le recomienda comenzar con una canción en particular: “Tomorrow never knows”. Hazaña que no fue fácil concretar en términos de producción.

Según reportó The New York Times en mayo de 2012, desde AMC pagaron $250,000 dólares en licencia para poder usar el track 14 del álbum publicado en 1966. Un costo necesario para incluir a una de las bandas más influyentes tanto de la década del 60′ como de la historia de la música.

“Siempre sentí que a la serie le faltaba cierta autenticidad porque nunca pudimos tener un registro de The Beatles tocando”, dijo Matthew Weiner, creador de Mad Men, a NYT. De hecho, anteriormente intentó llegar a acuerdo con Apple Corps, pero fueron infructuosos. “No queríamos alguien que simplemente cantara versiones de sus canciones, sino que los queríamos a ellos interpretando una canción en la serie”.

Es más, Weiner expresó sentir que la ausencia de los fab four era una grave falta en la serie. “Porque ellos son LA banda, probablemente, del siglo XX”.

Sin detallar las especificaciones del acuerdo, incluso explicó que entiende la relevancia de The Beatles y el alto precio que tienen sus derechos de emisión. “Sea lo que sea que piense la gente, esto no se trata de dinero. Nunca es así. Están preocupados del legado y su impacto artístico”.

Parte de los requerimientos para el trato, fue que Weiner les contara de qué trataría el capítulo y el rol de The Beatles en la historia. “Fue difícil, porque tuve que escribir sabiamente, comprometerme con la historia que pensé que valía la pena contar en esta increíble oportunidad”.

¿Y por qué “Tomorrow never knows” de Revolver? “Lo que tenía esta canción en particular, era que, The Beatles, desde su intensa existencia, constantemente impulsaron tendencias, y realmente quería mostrar lo adelantados que eran culturalmente. Para mí, la canción es revolucionaria, como lo es ese álbum”, dijo Matthew Weiner a The New York Times.

Para dar cuenta de un parámetro, la mayoría de las canciones venden sus licencias por menos de $100,000 dólares, según reporta Rolling Stone.

Mad Men tiene disponibles sus 7 temporadas en Netflix hasta el 10 de junio.

Comenta