Weinstein en su laberinto: las nuevas denuncias contra el productor

El productor de Pulp fiction saliendo de la corte de Nueva York en febrero pasado.

A la condena de 23 años que cumple desde marzo en Nueva York, ahora suma una acusación que incluye a una menor de edad.


Harvey Weinstein va camino a completar tres meses en la cárcel, en la Instalación Correccional de Wende, en el Condado de Erie, Nueva York. Allí, donde cumple una condena de 23 años por los cargos de violación y agresión sexual, se enteró de la nueva denuncia que se interpuso en la corte de la ciudad, consistente en cuatro mujeres que señalan haber sido abusadas sexualmente por él entre 1984 y 2013. Casos diferentes a los que deberá enfrentar en Los Angeles, donde se espera sea extraditado para otro juicio.

Esta nueva denuncia en Nueva York incluye situaciones ligadas a festivales y su poderío en el mundo del cine, tal como más de un centenar de mujeres han relatado en medios y tribunales, desde las figuras más conocidas a la exasistente de producción Mimi Haleyi y la aspirante a actriz Jessica Mann, los dos testimonios por los que cumple condena desde marzo. Según se reveló este jueves, una de las denunciantes era menor de edad cuando el exjefe de The Weinstein Company la habría atacado en un hotel en 1994, mientras buscaba hacerse un lugar en la industria.

De 17 años en ese momento, la mujer indica que una persona cercana al círculo de Weinstein programó una reunión en la habitación del productor que ese año lanzó Pulp fiction. El documento presentado en la corte especifica que la esperaba casi desnudo y que le señaló que para ayudarla debía “complacerlo sexualmente”. Pese a negarse, le habría quitado la ropa y la habría violado. Antes de dejarla salir, la habría amenazado con que si revelaba la ocurrido perjudicaría su carrera y que “sus asociados la rastrearían y la lastimarían físicamente a ella y a su familia”.

En el marco del Festival de Cannes en 1984, otra mujer relata que Weinstein la agredió sexualmente en el hotel Barrière Le Majestic, luego que se conocieran a través de una amiga que trabajaba junto a él. Según la demanda, después de una cena usó como excusa volver juntos al hotel donde hospedaban para conversar sobre la obtención de fondos para un documental. “La inmovilizó contra la puerta de la habitación”, se describe, detallando un abuso sexual.

Ligado a un evento similar, una denunciante afirma que el exproductor, tras comprometerse en el Festival de Venecia a invitarla a una audición, terminó agrediéndola en su pieza del hotel, luego de una cena con fines profesionales en Nueva York en 2013. El cuarto caso, en 2008, sostiene que la violó en su departamento en Soho (el caso de Mimi Haleyi, en 2006, fue en ese domicilio), advirtiéndole que si contaba lo sucedido “arruinaría su carrera”.

La nueva denuncia apunta tanto al realizador como a su hermano, Bob Weinstein, a Miramax y a Disney (que tenía el control de la empresa), porque “sabían o deberían haber sabido razonablemente que Weinstein tenía una propensión a las conductas sexuales inapropiadas”.

Comenta