Director de Perry Mason: “Originalmente fue pensada como película, pero no se puede hacer honor al personaje en dos horas”

Tim Van Patten ha dirigido episodios de Los Soprano, The Wire y Game of Thrones, y su más reciente desafío consistió en adaptar al personaje de las novelas de Erle Stanley Gardner, junto a Susan Downey como productora ejecutiva. La producción de HBO lleva tres episodios emitidos de un total de ocho.


Durante la primera mitad del siglo XX, Erle Stanley Gardner escribió más de 50 novelas detectivescas con Perry Mason como protagonista, un abogado que se desempeña como investigador privado.

Con su primera novela publicada en 1933, las aventuras de Perry Mason regresan como una miniserie de HBO, dirigida por Tim Van Patten y producida por Susan Downey.

¿La premisa? En el Estados Unidos que atraviesa la Gran Depresión en 1932, Los Angeles marca la diferencia gracias al auge del petróleo, Hollywood, los Juegos Olímpicos y un renacimiento cristiano evangélico. Perry Mason es contratado como detective privado por un caso de secuestro de niños, lo que afectará tanto su vida, como la de su cliente y la de la ciudad.

Protagonizada por el actor galés Matthew Rhys, debutó en HBO el 21 de junio de 2020 y tiene tres -de un total de ocho- episodios ya emitidos.

En una entrevista a la que Culto tuvo acceso, el director Tim Van Patten y la productora Susan Downey explican los desafíos de crear esta nueva adaptación y por qué es un imperdible del catálogo de HBO.

“Team Downey [empresa productora fundada por Susan Downey y su esposo Robert Downey Jr.] originalmente presentaron la idea como una película. Jugamos con ella por un tiempo, pero nos dimos cuenta que hay tantas facetas que hacerlo en un marco de dos horas no le haría justicia al personaje”, dijo Tim Van Patten.

“Así que lo modificamos para televisión y estábamos muy emocionados por intentarlo y contar la historia de nuestros tres protagonistas [Perry Mason, Della Street y Paul Drake] -pero sobre todo Perry- como forasteros tomando control de los grandes sistemas y organizaciones y la corrupción que conllevan”, agregó.

Según agregó Van Patten, fue idea de los showrunners -Ron Fitzgerald and Rolin Jones- volver a los orígenes de Perry Mason y mostrarlo ejerciendo como abogado. “En realidad nuestra ambición era seguir el viaje de alguien que era un forastero en una ciudad increíblemente bulliciosa, que intenta entrar y enfrentarse a esas fuerzas grandes. Y para crear ese elemento de forastero, decidimos que era mejor retratarlo como pre-abogado y así llegamos a su historia de origen”.

-¿Qué aprendemos de Perry Mason a partir de su historia de origen?

Tim Van Patten: Cuando encontramos a Perry, está en un estado de parálisis. Ese es un elemento típico del noir, donde te presentan a un personaje que está a la deriva en su vida, algo desconectado. Está haciendo su trabajo de detective, solo que está en estado de parálisis y, a medida que avanza la serie, te das cuenta de que gran parte de esto surgió de su experiencia en la Primera Guerra Mundial, y también descubres que tuvo un matrimonio que llegó a su fin y que perdió un hijo. Está solo y aislado físicamente en la floreciente comunidad de San Fernando Valley; Si resuelve este caso, cambiará su vida.

-¿Cuál fue la visión general que tenías de la serie?

Tim Van Patten: Si vinieras a mí y me dijeras, “vamos a hacer la historia de Perry Mason y va a estar en una sala de tribunal todo el tiempo”, diría, “Errhm, no estoy interesado “. Como narrador de historias, siempre busco trabajar desde adentro hacia afuera de un personaje. Lo que hace que un personaje sea un personaje y estar allí desde el principio, ese es el viaje para mí. Y ese es el viaje de toda la temporada en realidad. Puedes crear el mundo físico a su alrededor, que es emocionante y es una gran época.

-Para las personas que no están tan familiarizadas con los libros y la serie de televisión original de los años 60 sobre Perry Mason, ¿cómo describirían la trascendencia de su historia?

Susan Downey: Siempre hay algo interesante en alguien que persigue la justicia, y lo que hace que Perry sea aún más interesante es que mientras lo hace, y tiene su propia brújula moral, no es un purista; él está dispuesto a romper algunas reglas y romper algunas leyes si sabe que finalmente buscará un resultado que sea el bien mayor. Un personaje como ese es alguien a quien realmente podemos respaldar. Le gusta trabajar en las zonas grises, pero tiene un verdadero norte en términos de su búsqueda de la justicia. Es posible que no se presente a sí mismo como altamente sofisticado o muy bien educado: es un granjero que se fue a la guerra, sufrió daños psicológicos al regresar y encontró esta nueva ocupación en la vida, pero aún es muy inteligente al momento de juzgar a las personas y los detalles. Es implacable al ver un caso y asegurarse de que nadie que no debería salirse con la suya, se salga con la suya. Es bastante valiente. No tiene nada que perder, y luego encuentra algo en lo que cree tanto, que tiene todo que perder. Y esos dos extremos lo conducen.

Tim Van Patten: Es un personaje muy básico y tiene esta suerte de brújula moral. Todo está muy bien hecho, así que en el subtexto, se nota que heredó esto de su vida familiar. La belleza está en cómo todo esto se desentierra a medida que avanza. Sus instintos naturales como detective, su capacidad para perfilar personas y trabajar, son los rasgos perfectos que necesita cuando finalmente se convierte en abogado. Es muy humilde y autocrítico y tiene un gran sarcasmo y sentido del humor sobre sí mismo.

-¿Qué buscabas en un actor al momento de hacer el casting de Perry Mason y por qué elegiste finalmente a Matthew Rhys?

Susan Downey: Necesitábamos un actor que pudiera encarnar a un personaje que tuviera muchas capas diferentes. En el transcurso de ocho episodios, lo llevamos desde un punto muy bajo de su vida a grandes alturas y necesitábamos a alguien que pudiera interpretar ese amplio espectro. Las otras dos cualidades que necesitábamos que alguien pudiera traer a la mesa, eran un sentido del patetismo y un sentido del humor. Tan horrible como fue el crimen y tan corrupto como es el mundo, no queríamos que esto fuera completamente sombrío. Matthew tiene un brillo en sus ojos. Es uno de esos grandes actores que no tiene que hacer mucho; una pequeña mirada de ojos de gallo y estás enamorado de nuevo.

Tim Van Patten: Matthew es totalmente flexible, como persona y como actor. Él es exactamente el actor correcto en el papel exacto, de la misma manera en que James Gandolfini era Tony Soprano. Matthew es la colisión perfecta de este ser humano en particular porque hay mucho drama y hay una línea delgada con la comedia. Matthew sabe exactamente dónde está y dónde es apropiado. Está tan bien preparado que le da libertad para jugar dentro de la escena. Él trae mucho a la mesa. Como director, solo me hace ver bien porque él es muy bueno.

-¿Cómo decidiste qué personajes presentar de las historias originales y a quién crear?

Susan Downey: Comenzamos con la idea de nuestro trío de Perry, Paul y Della, y una vez que supimos que estábamos haciendo algo más parecido a una historia de origen, supimos que queríamos comenzar a todos por separado; todos los forasteros en este período de la historia. Eso nos ayudó a dictar lo que queríamos hacer con un recuento moderno del mismo, en la medida en que creó Paul Drake afroamericano y tratar con su mundo, y con Della como mujer en ese período de tiempo y las elecciones que está tomando en su vida personal. Para nosotros, se trataba realmente de esos tres, luego, cuando los escritores comenzaron a desarrollar las historias, sacaron muchos nombres de personajes de los libros, como un homenaje. Entonces, la mayoría de los personajes de nuestra serie serán reconocibles si realmente conoces bien los libros, pero no son los mismos.

-¿Cuáles son los aspectos que destacas de estar en el set?

Tim Van Patten: He estado en este negocio durante 42 años y este fue uno de esos trabajos muy raros donde cada día era especial. Teníamos algunas piezas enormes y pudimos explorar todo un mundo socioeconómico; pudimos ver Los Angeles en 1932. Estábamos filmando en los escenarios de El Padrino de Paramount Studios y trabajando con cientos de extras que inventaron personajes y los encarnaban. Al final del rodaje, la gente rompía a llorar porque tenían que dejar este trabajo. Eso fue tan conmovedor que no lo podía creer.

Susan Downey: Había algo casi del viejo Hollywood sobre ver a todos con trajes de época, tan bien seleccionados que sentías que estabas retrocediendo en un momento congelado en el tiempo. Poder ser transportado en el set, y más en una pantalla, fue una verdadera alegría.

-¿Qué tipo de público esperas?

Susan Downey: Hay un puñado de personas que recuerdan haber visto la serie de televisión Perry Mason en la casa de sus padres o abuelos, pero también queríamos atraer a las personas más jóvenes que tal vez no hayan escuchado el nombre. No estamos acotados a ningún grupo demográfico en particular, hay algo increíblemente atractivo tanto para hombres como para mujeres. La estética gloriosa, desde el vestuario, el cabello y el maquillaje hasta la cinematografía, que hace que sea un placer verlo, pero también espero que la gente lo vea en conjunto, porque tiene un componente misterioso y realmente estás tratando de descubrir cuál es el motor de la historia.

Tim Van Patten: Al final del día, cuando dejas el set y todo termina, piensas: “Dios, espero que esto sea entretenido”. Ese es el objetivo. Es para entretener a quien sea que se siente frente a la pantalla.

Perry Mason está disponible en HBO GO.

Comenta