Domingo vuelve a teatros europeos a pesar de denuncias

Plácido Domingo con su esposa Marta Ornelas y sus dos hijos en Salzburgo (Austria), donde fue premiado.

El tenor español negó acusaciones de acoso, recibió premio en Austria y cantará en La Scala de Milán.



Plácido Domingo parece ser un “highlander” en el mundo de la lírica, un duro de matar en el territorio de los medios y, definitivamente, un hombre con mucha salud en los tiempos de pandemia. Pocas semanas después de anunciar su recuperación del coronavirus recibió el jueves pasado el Premio Austríaco del Teatro Musical en Salzburgo.

Con traje de etiqueta y junto a su esposa Marta Ornelas y sus hijos, el tenor español de 79 años recibió el galardón a su trayectoria. A pesar de las acusaciones de acoso sexual que nueve mujeres de la lírica estadounidenses realizaron a Associated Press (AP) hace un año (13 de agosto del 2019), Domingo es inmune a reparos en Austria.

Días antes había negado las denuncias de acoso, sólo seis meses después pidió perdón a las eventuales víctimas en declaración pública. “Después de enfermar de Covid-19, me prometí a mí mismo que lucharía con todas mis fuerzas por la rehabilitación de mi nombre si me recuperaba. No he abusado de nadie. Lo repetiré mientras viva”, dijo Domingo al diario italiano La Repubblica.

La realidades de Plácido Domingo en Estados Unidos y Europa son paralelas y diferentes. Tras las acusaciones, el Metropolitan de Nueva York canceló sus presentaciones y el tenor dejó de ser director de la Opera de Los Angeles. En países como Italia, Alemania y Austria, se respira otro código moral.

Incluso en el diario español El Mundo se referían a la reciente aparición del tenor y su familia en Salzburgo como “operación rescate”.

Hay ejemplos: el 22 de agosto se presentará al aire libre en Caserta (Italia) junto a la soprano española Saioa Hernández. Seis días más tarde repetirá el mismo espectáculo en la Arena de Verona, el escenario donde hace 30 años debutó el espectáculo de Los Tres Tenores. En septiembre estará durante cuatro días en la ópera Simón Boccanegra de Verdi en la prestigiosa Opera de Viena y el 26 de septiembre, hará un recital en Colonia (Alemania).

Para rematar, el 30 de noviembre se presentará en La Scala de Milán, la catedral de la ópera italiana.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.