Illapu alista la celebración de sus 50 años: “Sólo nos ha frenado el Golpe y la pandemia”

Su líder, Roberto Márquez, estuvo en el programa Sesiones íntimas de Culto de La Tercera, donde habló del concierto online de fin de mes y de la relación que hoy tiene con Patricio Manns: “No era el minuto de ponerse a juntar plata por él”.



“Me van a hacer cantar y no canto hace cinco meses”, dice con una sonrisa Roberto Márquez, ayer al aire en el programa Sesiones íntimas de Culto de La Tercera, antes de interpretar una versión en guitarra del clásico Vuelvo para vivir y acusando el paréntesis obligado como consecuencia de la pandemia.

Puesto en perspectiva, el cese temporal de actividades tiene un alcance mucho más simbólico: “Esta es la segunda vez en nuestra trayectoria que estamos tanto tiempo sin trabajar, sin ensayar, sin vernos; la primera vez fue después del once del 73, porque nos volvimos a juntar en Antofagasta el 74. Ahí recién vimos que era posible volver a la música. Pero el resto ha sido un trabajo ininterrumpido, sólo frenado por el Golpe o la pandemia”.

Eso sí, la pedregosa ruta de los últimos meses de a poco adquiere una forma más amable y el histórico conjunto dará el sábado 26 de septiembre, a las 21.00 horas, su primer show online: se trata de Vuelvo... con sentido y razón, espectáculo que mezclará ambos álbumes aludidos en su título (uno de 1991 y otro de 2014) y que ya tiene sus entradas a la venta en Dale Ticket. “No nos aproblema esto de cantarle a una pantalla o no ver a la gente. El Illapu ha cantado frente a tantos públicos distintos, como en el Parque La Bandera o en la Plaza de la Dignidad, que creo que esa noche nos vamos a imaginar esa fuerza”.

Y si un concierto casi a solas y con una pantalla como único testigo no es un conflicto mayúsculo para Márquez, el encierro tampoco ha sido una experiencia de alta complejidad. De hecho, asegura que la ha aprovechado para impulsar una faena casi de arqueología musical, rescatando antiguas fotos, canciones y material del grupo, con miras a los 50 años que festejarán en 2021.

“Íbamos a tener un concierto de celebración el 23 de octubre, pero no podremos. Estamos trabajando para los 50 años, esta pausa nos ha permitido retomar canciones, componer, rescatar. Queremos hacer un libro de fotos y otro más biográfico. Estamos buscando material audiovisual para un trabajo más grande, hay mucha gente con ganas de asociarse”.

En esa travesía de medio siglo, hay un nombre capital: Patricio Manns. El artista -hoy en recuperación tras una intervención de la semana pasada como consecuencia de su diabetes- era parte del jurado cuando en 1971 los antofagastinos ganaron el Festival del salitre, en María Elena, con una versión de La muralla.

“Nosotros creíamos que la cantábamos mejor que el Quila”, rememora Márquez. Luego sigue: “Cuando terminó el festival, el Pato se acerca y nos dice que tenemos mucho potencial y que nos ve mucho futuro, pero que si seguimos imitando al Quila no tenemos por dónde. Nos dijo ‘ustedes tienen el norte, el altiplano, todo lo que está acá, yo los insto a que hagan sus propias grabaciones’. Para nosotros eso fue providencial, nos dio el mejor consejo”.

La semana pasada, el músico publicó una carta junto a Francisco Sazo (Congreso) y Jorge Coulon (Inti-Illimani) donde en su parte medular decía que Manns “no está ni ha estado abandonado” y “queremos quitarle a esta solidaridad un tono caritativo que no es necesario”.

Ahora, Márquez explica: “En lo personal, con lo primero que me empiezo a encontrar es con la idea de juntar plata para el Pato. Me pareció que no era el minuto. Lo primero que había que hacer era mandarle mucha fuerza. Pero siento que ponerse a juntar plata por alguien es como si ya se murió, casi ‘veamos como lo enterramos’, y siento que no, había que darle la fuerza para que saliera adelante. Ayer (lunes) hablé con él y está un hombre entero, y en la situación que está, con su compañera recién muerta, me decía: ‘tienen Pato Manns pa rato, así que están cagados. Llevo medio cuaderno escrito, siento que queda mucho aún’”.

Comenta