Fernando Pérez Oyarzún, director Museo Nacional de Bellas Artes: “Lo más natural sería ampliar el museo hacia el área del MAC”

Fernando Pérez Oyarzún, director Museo Nacional de Bellas Artes. Foto: Reinaldo Ubilla.

Fundado el 18 de septiembre de 1880, el MNBA acaba de cumplir 140 años. Su director comenta cómo enfrentan esta celebración en medio de la pandemia y adelanta los protocolos para la futura reapertura del museo cuya fecha está por definir.



Han pasado los últimos seis meses cerrados y así están enfrentando un nuevo aniversario. El Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) cumple 140 años en medio de la pandemia y su celebración se verá forzada a ser de manera diferente.

“Obviamente que no imaginábamos que íbamos a cumplir estos 140 años con un museo cerrado”, dice Fernando Pérez Oyarzún, director del MNBA. “Esto ha significado poner énfasis en lo que ya veníamos haciendo que es otra forma de contacto con nuestro público y estamos con la vista puesta en el momento en que sea posible reencontrarnos”, añade.

En sus primeros años el museo funcionó en el antiguo Congreso Nacional.

Para conmemorar este nuevo aniversario el MNBA proyecta un año completo de actividades bajo el eslogan “Museo abierto a la comunidad, al diálogo y la diversidad”. Si bien la conexión virtual es algo que buscan mantener, también se quiere potenciar la llegada al público que no accede frecuentemente al museo.

“Existe una fuerte preocupación por sectores sociales o determinadas comunidades que no acceden al museo y nosotros quisiéramos expandirlo. Queremos que todos los estratos de la sociedad, sectores y regiones del país de alguna manera participen del museo”, añade el director del MNBA.

Entre las actividades digitales que se realizarán para celebrar el aniversario del MNBA está el proyecto Viajeras, una serie de audios que relatan la historia de obras de la colección y que serán difundidos a través de Whatsapp y alojados en Spotify. Por el momento se puede acceder previa inscripción en viajeras@mnba.gob.cl. Así también, junto con el Servicio Nacional del Patrimonio levantarán un recorrido en 360° del museo, con exposiciones virtuales que estarán en constante renovación. Y a ello se suman los encuentros a través de Instagram Live que cada jueves de septiembre y octubre se hacen a las 19.00 h. Las conversaciones están enfocadas en el rol del MNBA, su historia, colecciones y proyección.

En cuanto a actividades presenciales el Bellas Artes estará homenajeando a tres artistas chilenas fallecidas este año: Gracia Barios, Lotty Rosenfeld y Sybill Bintrup. En su fachada instalarán dos lienzos gigantes, mientras que en el hall central desplegarán un texto poético. “Con esto queremos manifestar algo que nosotros ya sabemos y que es que el museo tiene mucho sesgo en cuestiones de género en la manera en que ha construido su colección: seguiremos haciendo un esfuerzo por corregir eso”, comenta Pérez sobre la intervención que el público podrá observar cuando el museo vuelva a abrir sus puertas.

Si bien el MNBA no tiene fecha definida de reapertura, ya ha establecido una serie de medidas y protocolos que incluyen uso obligatorio de mascarillas, dispensadores de alcohol gel, toma de temperatura y señaléticas para evitar aglomeraciones de público. “La apertura será muy gradual, porque como en todos los museos del mundo hay que empezar poco a poco. Seguramente será primero con citas agendadas”, adelanta el director.

Renovar el guion

El Museo Nacional de Bellas Artes fue fundado el 18 de septiembre de 1880. Actualmente su colección cuenta con más de 5.000 obras que incluyen tanto a artistas nacionales como internacionales.

Desde 1910 el museo se ubica en el Palacio de Bellas Artes en pleno Parque Forestal.

Esa colección es la que Fernando Pérez Oyarzún considera uno de los grandes legados del museo a lo largo de su historia. “Es una colección muy respetable y cualificada que nosotros quisiéramos fomentar y desarrollar”, dice. En esa línea y con el objetivo de poner en discusión el guion curatorial del museo, el MNBA estará realizando un seminario con expertos a través de sesiones virtuales y presenciales. “Hoy día hay muchos criterios curatoriales para mantener viva una colección permanente y que dé cuenta de la identidad del museo. Por problemas físicos hemos estado mostrando muy poco de esa colección interesante que tenemos, alrededor de un 1,5%. A mí me parece que sería razonable mostrar un 10% de la colección”.

¿Qué visión tiene del más reciente proyecto que busca trasladar el MAC y que permitiría que el MNBA creciera?

De todos los proyectos hasta ahora parece que el más realista y natural sería la ampliación hacia las áreas del MAC en el Palacio de Bellas Artes. Esto debido a que el propio MAC ha manifestado querer tener espacios mayores. Es lo más realista que existe. Han habido muchas conversaciones y buenas voluntades que no han logrado concretarse todavía. Tengo la esperanza que se concrete y si no es en mi periodo que sea en otro, pero que se concrete y que lo hagamos a través de opciones realistas y fructíferas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.