Grey’s Anatomy: una revolución cultural que sigue vigente

Grey’s Anatomy

La serie creada por Shonda Rhymes y protagonizada por Ellen Pompeo emitirá su nueva temporada el 12 de noviembre, la cual abordará la contingencia del covid-19 y podría ser la última con su personaje principal: Meredith Grey.



Han pasado 15 años desde que se estrenó Grey’s Anatomy, serie de la cadena ABC —emitida en Chile por Netflix— que se desenvuelve en el hospital Seattle Grace. Desde aquel momento, el éxito fue inmediato: ya en su segunda temporada acumulaba una promedio de 20 millones de espectadores, mientras que también se posicionaba como la más vista por los televidentes de entre 18 y 34 años.

En una entrevista con Variety, Ellen Pompeo —quien interpreta a la protagonista Meredith Grey— anunció que la número 17, que será estrenada el próximo 12 de noviembre, podría ser su última como rostro de la producción.

Grey’s Anatomy

Su declaración despierta emociones tanto en la crítica especializada como en la audiencia que la siguió desde su emisión en 2005. Después de todo, Grey’s Anatomy se ha convertido en un ícono de la cultura pop no solo por la intensidad de sus historias al interior de la sala de urgencias, sino que también por los estereotipos que rompió en el marco de la entretención televisiva.

El elenco de la primera temporada incluyó tres actores negros —interpretados por Chandra Wilson, James Picks Jr. e Isaiah Washington—, quienes ocuparon posiciones de poder en el hospital en que se desarrolla la historia. A ello se le suma la participación de Sandra Oh, actriz canadiense de origen surcoreano, quien entabla una amistad permanente con Meredith.

Este último personaje también protagonizó el piloto: una aventura sexual en la que se involucra con Derek Sheperd (Patrick Dempsey), jefe de neurocirugía del recinto médico.

Hasta antes de la publicación de la obra de Rhymes, ninguna producción popular en la televisión estadounidense había abordado la diversidad racial y de género desde esa perspectiva; en la que mujeres y personas de diferentes etnias se ven empoderadas en el ámbito de la medicina y las relaciones humanas que giran en torno a ella.

Grey’s Anatomy. Foto: Variety

Krista Vernoff fue la escritora principal de los capítulos durante las siete primeras temporadas, mientras que desde la 14 asumió como productora ejecutiva. En entrevista con Variety, recuerda cómo fue el momento en que debutó.

—Todo mi cuerpo estaba cubierto de escalofríos. Pensé que estábamos haciendo un pequeño y dulce programa médico, pero en verdad hacíamos una revolución.

La serie no solo posicionó a su elenco en el centro del mundo del espectáculo, sino que también sigue inspirando a mujeres jóvenes que sueñan con convertirse en doctoras y ha mantenido un récord como la producción más larga de su tipo, con más de 300 episodios y dos producciones seriales derivadas: Private Practice y Station 19.

Detrás del pabellón

Antes de que se emitiera la primera temporada, Steve McPherson, presidente de ABC en aquel entonces y quien renunció por recibir numerosas acusaciones de acoso sexual en 2010, enfocó todos sus esfuerzos en restringir el programa. Por otro lado, Suzanne Patmore Gibbs, jefa de la sección de drama de la cadena, luchó por la idea de que este saliera al aire.

—Simplemente, no lo entendía. No creo que le gustara que las mujeres ambiciosas tuvieran sexo sin disculparse. Luchamos por el derecho de Meredith y Bailey a ser seres humanos completos, con vidas sexuales completas, y no una idea de simpatía de la televisión en cadena — expresa Vernoff a Variety, mismo medio de comunicación que recibió un correo de McPherson, en el que deslegitimó los comentarios en su contra.

Finalmente, Patmore Gibbs ganó la batalla y el equipo dirigido por Rhymes se sumergió en la aventura de filmar una serie bajo sus propios términos; en la que contaron con la ayuda de la doctora Zoanne Clack para añadir realismo a las escenas, para después convertirse en una de las productoras ejecutivas.

Grey’s Anatomy en Variety

El 27 de marzo de 2005, después de la transmisión de Desperate Housewives, Grey’s Anatomy debutó en la televisión y los puntos de rating se dispararon de manera inmediata.

—El hecho de que los números fueran tan grandes la primera vez que salimos al aire fue un gran “jódete” para McPherson —dice Ellen Pompeo.

Progresivamente, el elenco adquiría cada vez más popularidad, hasta el punto en que figuraban entre los nombres más comentados en medios de entretención como TMZ y US Weekly.

Según Pompeo, lidiar con la fama y la presión fue una dificultad dentro del equipo. Incluso, algunos de sus integrantes se involucraron en polémicas que dificultaron el desarrollo de la serie.

Uno de ellas fue el caso de Isaiah Washington (Preston Burke), quien según informó CBC, fue despedido tras insultar a T. R. Knight (George O’Malley) con dichos homofóbicos en 2006; mientras estaban en el final de la tercera temporada.

—Había mucho drama en la pantalla y fuera de ella, y los jóvenes navegaban por el intenso estrellato por primera vez en sus vidas. Creo que muchos de esos actores, si pudieran retroceder en el tiempo, se comportaron de manera diferente. Todos han crecido, cambiado y evolucionado, pero esa fue una época muy intensa —comenta Pompeo, además de decir que evita hablar en detalle de los problemas que ocurrieron en el set.

26-greys-anatomy-meredith-cristina-friendship.w710.h473.2x
Grey’s Anatomy

Trabajaban 16 horas diarias en periodos de 10 meses continuos, para así llegar a una media de entre 22 y 24 capítulos por temporada, pero esa rutina terminó con la llegada de Debbie Allen (Catherine Fox): una actriz y bailarina que ganó reconocimiento por dirigir A Different World de NBC.

—Muchos de nuestros problemas se perpetuaron por una mala gestión masculina. Debbie llegó en un momento en el que realmente necesitábamos un respiro de aire fresco y una nueva energía positiva. ¡Nunca habíamos visto optimismo! —, dice Pompeo.

Allen, quien dirigió la sexta temporada y asumió como la doctora Fox en la 12, abogó para que tuvieran más espacios de relajo; tales como viernes libres y filmaciones de máximo 12 horas continuas.

Grey’s Anatomy

Antes de grabar la 14, Rhymes se reunió a almorzar con Vernoff. En aquella instancia, le pidió que volviera a incorporarse a la dirección de Grey’s Anatomy, pero la serie ya era muy distinta a como ella la pensó en los primeros capítulos: tras la muerte de Derek, había adquirido un carácter más oscuro. En un inicio, se negó; pero la creadora insistió en que ya era hora de acabar con el luto del personaje y regresar al tono original.

—Cambiamos la música completamente. El diálogo se sentía más ligero y divertido: nos estábamos divirtiendo de nuevo —afirma Vanessa Delgado, editora principal y coproductora.

Contingencia y posible final

Desde el próximo 12 de noviembre, Grey’s Anatomy emitirá su temporada 17. Al principio, Vernoff tenía dudas respecto a si considerar el factor covid-19 en el libreto, debido a que pensó en que el público veía la serie para relajarse; pero los doctores que colaboran en el programa la hicieron cambiar de opinión.

—Esta es la mayor historia médica de nuestra vida y está cambiando la medicina permanentemente —le dijeron.

De esta manera, la producción se centrará en la contingencia mundial y será dedicada al personal médico que la enfrenta; mientras que fue grabada con protocolos estrictos para evitar el contagio de su elenco.

—Estoy muy emocionada, probablemente va a ser una de nuestras mejores temporadas. Sé que suena loco decirlo, pero es cierto —expresa Pompeo.

300th Episode Celebration For ABC's "Grey's Anatomy" - Arrivals
Grey’s Anatomy

A pesar de que la actriz que encarna a la doctora Meredith Gray se siente agradecida por su participación en la serie emitida por Netflix, no está segura de si seguirá actuando en ella; debido a que este año finaliza el contrato que la ha mantenido en la carátula de Grey’s Anatomy por 15 años: un programa en el que doctores, en su mayoría mujeres y gente de color, desafía los estereotipos y se enfrenta a un ambiente de problemas inesperados.

—Une a la gente, el hecho de que puedan juntarse y ver el programa; pensar en cosas que no han pensado, o ver las cosas normalizadas y humanizadas desde una perspectiva que muchas personas necesitan. Si este programa ayudó a alguien a convertirse en un mejor ser humano, ese es el legado con el que me encantaría quedarme.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.